Cherry presenta su nuevo teclado para oficina Stream 3.0

Escrito por Rodrigo Alonso

Cherry es el fabricante alemán especialista en teclados mecánicos, y de hecho el reconocido inventor de los famosos interruptores mecánicos Cherry MX. No obstante, en su extenso catálogo el fabricante también incluye teclados con otro tipo de interruptores como es el caso del Stream 3.0 del que os vamos a hablar en este artículo, un teclado que sustituye en su catálogo al anterior Stream XT y que incorpora mecanismos Cherry SX, una especie de híbrido entre interruptor mecánico con tecnología de membrana.

El Cherry Stream 3.0 es un teclado orientado a la oficina y en general, a usuarios que en su trabajo tienen que escribir mucho tiempo. Por ello estos mecanismos Cherry SX son más blandos que los MX, de perfil bajo, y con un bajo nivel de ruido gracias a la tecnología de membrana. No se trata de un teclado retroiluminado, pero sin embargo y a diferencia de la versión anterior a la que sustituye en el catálogo del fabricante, este Stream 3.0 cuenta con teclas perfiladas y marcadas por láser en lugar de imprimadas, de manera que sin importar el uso y el desgaste, la letra de la tecla jamás se borrará.

Cherry SX

El Cherry Stream 3.0 es un teclado hecho para durar, y por ello sus mecanismos tienen un tiempo de vida mínimo garantizado de 20 millones de pulsaciones que, aunque está lejos de lo que ofrecen los teclados con interruptores mecánicos, hay que tener en cuenta que el Stream 3.0 tiene un precio de venta recomendado de solo 30 euros, muy inferior a los teclados de interruptores mecánicos.

Además, como decíamos hace un momento el Cherry Stream 3.0 es un teclado orientado a oficinas, y por ello cumple con todos los estándares referentes a ergonomía y calidad que rige la legislación europea (por si no lo sabíais, hay una serie de normas bastante estrictas con respecto a esto por la ley de prevención de riesgos laborables, que aunque es bastante absurdo las empresas tienen la obligación de cumplirlo para evitar multas).

Por cierto, cabe destacar que por el diseño del Stream 3.0, es totalmente resistente a derrame de líquidos; en el caso de que se derramara líquido encima, se podría meter tranquilamente debajo del grifo para limpiarlo y, tras dejarlo secar, volver a conectarlo y seguirá funcionando sin ningún tipo de problema. Estará como decíamos antes disponible por unos 30 euros, y en colores blanco y negro. Podéis ver todas sus características en la página web del fabricante.

 

Continúa leyendo