El gobierno también le mete mano al crowdfunding: límites y multas

Ya todos conoceréis el término «Crowdfunding«, mediante el cual una empresa presenta un proyecto, y los usuarios participan activamente en el desarrollo y creación del mismo aportando capital según quieran y por supuesto obteniendo diferentes beneficios haciéndolo. Es el caso de productos como Oculus Rift o Star Citizen, por ejemplo. Ahora, el gobierno español va a regular el crowdfunding, estableciendo límites de aportación, límite de capital, e incluso establece multas para los que incumplan las normas. Lo que nos faltaba por ver.

El Ministerio de Economía español va a utilizar la nueva Ley de Fomento de la Financiación Empresarial para regular en España el crowdfunding, ya que según ellos empieza a convertirse en un sistema de financiación estándar a través de Internet. La supervisión del crowdfunding la llevará a cabo la CNMV en el caso de que la financiación del proyecto implique emisión o suscripción de participaciones de sociedades, y será el Banco de España directamente en el caso de que el crowdfunding implique la solicitud directa de préstamos.

Crowdfunding

 

Le decimos adiós al Crowdfunding tal y como era hasta ahora

El borrador del anteproyecto de ley que está estudiando el Gobierno establece un importe máximo de captación de fondos, el cual no podrá ser superior a 1 millón de euros (es decir, adiós a la creación de videojuegos como Star Citizen, el cual recordemos ya ha recaudado 39,4 millones de dólares a la fecha de la redacción de este artículo). Además, las nuevas plataformas deberán tener un capital social igual o superior a 50.000 euros de base para establecerse, o en su defecto disponer de un seguro de responsabilidad civil con una cobertura anual de como mínimo 150.000 euros anuales (lo que significa que también le decimos adiós a los proyectos que parten con presupuesto cero).

El Ministerio de Economía también establecerá límites a las aportaciones que cada usuario puede hacer, de manera que ningún inversor pueda aportar más de 3.000 euros en un único proyecto, o hasta 6.000 euros en varios proyectos de crowdfunding en un periodo de 12 meses. Traducido, también nos despedimos de compañías que hacen fuertes inversiones económicas en proyectos de crowdfunding.

Se establecen multas de hasta 200.000 euros 

Esta ley de fomento de la financiación empresarial, paradógicamente hace todo menos «fomentar» la financiación. Además de lo mencionado en los párrafos anteriores, también establece un régimen de sanciones y multas por incumplimiento de las obligaciones legales. Las multas pueden variar desde los 25.000 euros como mínimo hasta la impensable cantidad de 200.000 euros, amén de prohibiciones para poder volver a operar durante hasta 5 años.

Fuente: El Confidencial.

8 Comentarios