Nuevos procesadores para empresas de Intel: rendimiento, seguridad y flexibilidad

Escrito por Rodrigo Alonso

Intel ha presentado una nueva gama de procesadores destinados a empresas, aportando más seguridad y una facilidad de administración líderes en el sector.

La nueva 2ª generación de procesadores Intel Core vPro ofrece el rendimiento y las capacidades de la nueva arquitectura de Intel, mejoras en la tecnología Intel vPro y nuevas funciones de seguridad (entre ellas la llamada “cápsula venenosa 3G y GPS”) para proteger los datos de un ordenador. Esta cápsula venenosa permite a las autoridades localizar vía 3G o GPS un portátil extraviado o robado rápidamente, además de bloquear el equipo y cifrar todos sus datos.

Muchos importantes fabricantes tales como Dell, Fujitsu, HP y Lenovo ya están presentando sus nuevos modelos de ordenadores para empresas, tanto portátiles como sobremesas, basados en los nuevos procesadores Intel Core vPro.

Para aprovechar al máximo estas innovaciones tecnológicas, los nuevos procesadores ofrecen un rendimiento superior, fruto de la nueva arquitectura de Intel, mejoras en la tecnología Intel TurboBoost 2.0 y las nuevas extensiones intel Advanced Vector Extensions (AVX). Las pruebas realizadas por Intel de estos nuevos procesadores vPro i5 frente a un obsoleto Core 2 Duo de hace 3 años, demuestran que la nueva generación ejecuta las aplicaciones profesionales un 60% más rápido, es capaz de trabajar en entornos multitarea al doble de velocidad, y el cifrado de datos se acelera en un 400%.

“Estas prestaciones se traducen en posibilidades muy prometedoras para los ordenadores, como por ejemplo, hacer que actúen de “nodo” para la amplia variedad de tablets, smartphones, netbooks y sistemas operativos que se encuentran en nuestros bolsillos y maletines”, afirma Rick Echevarria, vicepresidente del Intel Architecture Group y director general de la Business Client Platform Division de Intel.. “La nueva gama de procesadores Core vPro tiene la capacidad de realizar las tareas más intensas en lugar de estos dispositivos o, mejor si cabe, compartirlas con el fin de sacarles el máximo partido. Gracias a estas prestaciones, el ordenador puede convertirse en un proveedor de servicios al coordinar las tareas de cifrado, rastreo de virus, sincronizaciones transparentes y control remoto de otros dispositivos. Y esta es sólo una de las muchas posibilidades que se plantean”.
Continúa leyendo