Mi portátil no carga la batería: posibles causas y soluciones

Hay ocasiones en las que incluso teniendo el portátil conectado a la toma de corriente, te das cuenta de que la batería no se carga. En este artículo te vamos a contar por qué sucede esto y qué puedes hacer al respecto, ya que desde luego es una situación bastante incómoda si necesitas llevarte el portátil para utilizarlo después sin poder conectarlo a la corriente.

Casi todo el mundo deja el portátil siempre conectado a la toma de corriente, y aunque no es una buena práctica, tampoco suele pasar nada. Si tienes el portátil conectado, lo que esperas es que al desconectarlo, este permanezca encendido gracias a la batería. Ocasionalmente, se da la situación de que nada más desconectarlo, este se apaga porque la batería no estaba cargada. Al comprobar, te darás cuenta de que incluso estando conectado el portátil no carga la batería. Si es tu situación, vamos a ver qué es lo que puedes hacer al respecto.

Problemas físicos o de hardware

Lo más sencillo es verificar si hay algún problema en los diferentes componentes de nuestro ordenador portátil. Por esto mismo, vamos a verificar el transformador de alimentación del portátil, los conectores de alimentación y la batería. Si todo esto no da resultado, veremos otras situaciones.

Comprobar el cableado

Verifica que el conector al portátil está bien conectado, pero también comprueba el cable que va desde la fuente de alimentación externa a la toma de corriente, porque es este conector de formato Schuko el que normalmente tiende a hacer un mal contacto, y puede ser el primer culpable de que la batería no se cargue.

Si has comprobado que todo está correctamente, cabe la posibilidad de que la fuente de alimentación se haya estropeado (muchas tienen un LED indicador de estado para mostrar si está o no funcionando)

Una opción es que el cable esté en mal estado, así que si tienes la posibilidad de cambiar el cable, hazlo, puesto que nunca está de más para salir de dudas.

Batería portátil no carga

El transformador se ha estropeado

No hay nada que dure eternamente, incluso los transformadores que suministran la alimentación al portátil. La lógica dicta que nadie tiene en casa un transformador de portátil de repuesto en casa. Para estos casos lo mejor es ir a la tienda de informática más cercana y que nos lo miren. Lo normal es que cuenten con un transformador de portátil universal y lo puedan verificar.

Si se diera el caso, simplemente podemos comprar un transformador universal. Estos transformadores suelen ser económicos y los hay para todos los portátiles. También son bastante más económicos que los oficiales.

Verificar la batería

El siguiente punto que deberías comprobar es que la batería hace contacto correctamente con el portátil, así que apágalo, desenchúfalo y retira la batería.

Podemos encontrarnos con que los pines de contacto se han ensuciado. Podemos limpiar los contactos con un bastoncillo de los oídos y alcohol isopropílico. Debemos asegurarnos que eliminamos toda la suciedad y que está totalmente seco antes de volver a ponerle la batería.

Destacar que este paso puede ser no viable en monitores modernos. Actualmente, los fabricantes integran la batería dentro del chasis, como en los smartphones. Cada vez es más difícil ver un portátil al que se le puede retirar la batería de manera sencilla

Batería portátil

Conexión equivocada

Aprovechando que lo has desconectado todo, comprueba que estás conectando el cable de carga del portátil al puerto correcto. Te sorprendería la cantidad de equipos que tienen conectores bastante parecidos al USB o incluso al conector jack de los auriculares, y sin darnos cuenta los conectamos donde no es.

La cantidad de portátiles que se alimentan mediante puertos USB-C está aumentando. Normalmente, los portátiles suelen tener varios de estos conectores. Podría darse el caso que nos hayamos equivocado de puerto y por eso no se esté cargando la batería del portátil.

Asegúrate al mismo tiempo que los conectores están también bien limpios, ya que si ha entrado mucha suciedad en el puerto de corriente del portátil, podría causar que no haga bien contacto y que, por lo tanto, la batería no se cargue.

puerto de carga portátil

Batería dañada

Si ninguno de los procesos ha surtido efecto, lo más probable es que la batería se haya agotado. No existe la batería infinita, todas tienen un ciclo de vida determinado. Los elementos químicos que integran se han agotado y son incapaces de hacer su trabajo.

Llegados a este punto solo queda buscar una batería para nuestro portátil de repuesto o tenerlo siempre conectado a la corriente para usarlo.

Aquellos que tengan un portátil cuya batería se pueda retirar, seguramente encontraran en el mercado baterías de segunda mano o nuevas. Si la batería está dentro del portátil, esto puede ser algo más complicado. Primero, será difícil encontrar una batería igual o que sea compatible. Además, será muy difícil llegar hasta ella, ya que deberemos desmontar el portátil.

Problemas de software

Si tras todas estas comprobaciones físicas la batería sigue sin cargarse, cabe la posibilidad de que se haya estropeado, pero antes de darla por muerta podemos hacer otra comprobación más a nivel de software.

Software para cuidar la batería en Windows

Vamos a comprobar si nuestro portátil cuenta con software de conservación de la batería. Este tipo de aplicaciones hace que los ordenadores portátiles dejen de cargar una vez alcanzasen el 100% de su carga. Los fabricantes destacan que con este mecanismo se puede aumentar la esperanza de vida de las baterías. Y no es menos cierto, aunque a veces esta solución no termina de funcionar muy bien.

Algunos fabricantes hacen que la batería deje de cargarse al 95% y otros nos permite seleccionar si queremos que la carga se mantenga entre un 50% y un 60%. Para saber si lo tenemos sólo tenemos que indagar en los ajustes de nuestro portátil con Windows 10 o Windows 11.

Lo primero que debes hacer es acceder al administrador de dispositivos de Windows (clic derecho sobre el botón de Inicio -> Administrador de dispositivos) y comprobar si Windows detecta la presencia de la batería. Aparecerá bajo el apartado baterías.

Batería administrador de dispositivos

Si Windows sí que detecta la batería es que está bien conectada al portátil, pero dado que para un portátil se considera un dispositivo externo, necesita ciertos drivers, así que lo siguiente que deberías hacer es reinstalarlos.

Para ello, haz clic con el botón derecho del ratón sobre la batería y selecciona la opción «Actualizar controlador», para luego seguir un sencillo asistente que actualizará los drivers si es que los hay. Es posible que en tu portátil, dependiendo de la marca y el modelo, aparezcan varias baterías. La que debes actualizar es la que se llama algo así como «Microsoft AC Adapter» o bien, «Microsoft ACPI-Compliant Control Method Battery«.

De igual manera, comprueba que no tienes actualizaciones de Windows pendientes, ya que el propio sistema operativo actualiza de manera regular los drivers de la batería.

Windows Update

La batería no está calibrada

Otra de las opciones que más se reproducen cuando suceden este tipo de fallos es que la batería no está bien calibrada. Cuando esto ocurre Windows y esta no se entienden de forma correcta y el sistema operativo puede entender que a la batería aún le falta carga estando al 100%. Por lo que para descartar que no ocurre esto, debes recalibrar tu batería.

Para ello, el primer paso a realizar es realizar una carga completa de la misma estando el portátil apagado para asegurarnos de que comenzamos con la batería al 100%.

Acto seguido, debemos ir a las opciones de energía del equipo y configurar el plan en «Equilibrado».

Batería windows portátil

Después, hay que realizar algunos ajustes adicionales:

  • Configurar la pantalla para que no se apague nunca
  • En opciones avanzadas, debemos cambiar el parámetro «Acción de batería baja» y poner «No hacer nada»
  • En el mismo apartado, en «Acción de nivel crítico de batería» debemos seleccionar «Hibernar»

Hecho esto, debemos gastar la batería. Para ello, con el portátil desconectado de la corriente, podemos ponernos a jugar o a ver alguna película o cualquier otra cosa hasta que la batería se descargue. Según el plan que hemos configurado antes, el equipo se pondrá en modo hibernación cuando la batería llegue al 10%.

Tras descargar la batería, debemos volver a recargar la batería al 100%, y una vez completada la carga, la calibración de la misma ya debería estar terminada y a partir de entonces, el sistema operativo ya debería informarnos bien del porcentaje restante.

Consejos para cuidar la salud de la batería del portátil

Una buena práctica es dejar que la batería se descargue por debajo del 15%. El motivo de esto es que realizar cargas cuando la batería estar, por ejemplo, al 80%, genera desajustes en la cuenta de las cargas de la batería.

Algo negativo para las baterías es que siempre estén en proceso de carga. Vamos, que tengamos el portátil constantemente conectado al cargador. Esto desgasta la batería, provocando una reducción considerable de la vida útil de la misma.

Tampoco es bueno dejar que la batería se descargue y se apague el equipo, antes de enchufarla a la luz. Este proceso denominado descarga profunda se puede hacer una vez al año. Tras esto debemos conectar el cargador del portátil y dejar que la batería se cargue durante 12 horas.

1 Comentario