¿Tu portátil no se carga estando conectado? Comprueba esto

¿Tu portátil no se carga estando conectado? Comprueba esto

Rodrigo Alonso

Hay ocasiones en las que incluso teniendo el portátil conectado a la toma de corriente, te das cuenta de que la batería no se carga. En este artículo te vamos a contar por qué sucede esto y qué puedes hacer al respecto, ya que desde luego es una situación bastante incómoda si necesitas llevarte el portátil para utilizarlo después sin poder conectarlo a la corriente.

Casi todo el mundo deja el portátil siempre conectado a la toma de corriente, y aunque no es una buena práctica tampoco suele pasar nada. Si tienes el portátil conectado lo que esperas es que al desconectarlo, éste permanezca encendido porque para algo tiene batería, pero a veces se da la situación de que nada más desconectarlo éste se apaga porque la batería no estaba cargada. Al comprobar, te darás cuenta de que incluso estando conectado el portátil no carga la batería. Si es tu situación, vamos a ver qué es lo que puedes hacer al respecto.

Qué hacer si la batería del portátil no carga estando conectado

Lo primero que debes comprobar es lo más obvio: el cableado. Comprueba que el conector al portátil está bien conectado, pero también comprueba el cable que va desde la fuente de alimentación externa a la toma de corriente, porque es este conector de formato schuko el que normalmente tiende a hacer un mal contacto, y puede ser el primer culpable de que la batería no se cargue.

Batería portátil no carga

Si has comprobado que todo está correctamente, cabe la posibilidad de que la fuente de alimentación se haya estropeado (muchas tienen un LED indicador de estado para mostrar si está o no funcionando), pero también de que el cable esté en mal estado, así que si tienes la posibilidad de cambiar el cable, hazlo, puesto que nunca está de más para salir de dudas.

El siguiente punto que deberías comprobar es que la batería hace contacto correctamente con el portátil, así que apágalo, desenchúfalo y retira la batería. Si puedes, aprovecha para limpiar los contactos con un bastoncillo de los oídos y alcohol isopropílico, asegurándote de que eliminas toda la suciedad y que está totalmente seco antes de volver a ponerle la batería.

Batería portátil

Aprovechando que lo has desconectado todo, comprueba que estás conectando el cable de carga del portátil al puerto correcto. Te sorprendería la cantidad de equipos que tienen conectores bastante parecidos a USB o incluso a minijack y sin darnos cuenta los conectamos donde no es. Asegúrate al mismo tiempo que los conectores están también bien limpios, ya que si ha entrado mucha suciedad en el puerto de corriente del portátil, podría causar que no haga bien contacto y que por lo tanto la batería no se cargue.

puerto de carga portátil

Si tras todas estas comprobaciones físicas la batería sigue sin cargarse, cabe la posibilidad de que se haya estropeado, pero antes de darla por muerta podemos hacer otra comprobación más a nivel de software. Lo primero que debes hacer es acceder al administrador de dispositivos de Windows (clic derecho sobre el botón de Inicio -> Administrador de dispositivos) y comprobar si Windows detecta la presencia de la batería. Aparecerá bajo el apartado baterías.

Batería administrador de dispositivos

Si Windows sí que detecta la batería es que está bien conectada al portátil, pero dado que para un portátil se considera un dispositivo externo, necesita ciertos drivers, así que lo siguiente que deberías hacer es reinstalarlos. Para ello, haz clic con el botón derecho del ratón sobre la batería y selecciona la opción «Actualizar controlador», para luego seguir un sencillo asistente que actualizará los drivers si es que los hay. Es posible que en tu portátil, dependiendo de la marca y el modelo, aparezcan varias baterías. La que debes actualizar es la que se llama algo así como «Microsoft ACPI-Compliant Control Method Battery».

Finalmente, si nada de esto ha funcionado deberías probar con otro adaptador de corriente, preferiblemente el original de la marca.