¿Tu portátil no muestra bien la batería que le queda? Prueba con estos consejos

Un problema común que tienen los portátiles es que, pasado cierto tiempo, la batería deja de funcionar como debe y el sistema operativo no muestra correctamente la cantidad de batería que le queda. Esto puede producir problemas, como por ejemplo que aunque el sistema diga que le queda un 15%, el portátil se apague sin previo aviso, así que a continuación vamos a darte una serie de consejos para solucionar este problema.

Antes de nada debemos ser conscientes de que la batería de un portátil no es algo que dure para siempre, puesto que sufre cierto desgaste y según va pasando el tiempo dura cada vez un poco menos. Todas las baterías tienen un número específico de ciclos de carga que soportan, y su durabilidad también se ve afectada por factores externos como el calor. Habitualmente, empezaremos a notar los primeros síntomas de que la batería ya no funciona como debe a partir del año y medio de uso.

El tiempo de batería restante es una predicción

Antes de que pasemos a los consejos para solucionar este problema, hay que matizar que el tiempo restante de batería en un portátil es una predicción que realiza el sistema operativo dependiendo del perfil de batería que tengamos configurado y el uso que le estemos dando al equipo. Y, por lo tanto, como buena predicción no es algo que sea exacto, sino que es una estimación aproximada. Por ejemplo, puede que estemos viendo un vídeo en el navegador y el sistema nos diga que nos queda batería como para 2 horas más, pero acto seguido ponemos un juego y, dado que el consumo del equipo subirá, en realidad la batería nos durará menos de una hora.

El problema viene cuando nos damos cuenta de que, incluso usando el portátil siempre igual, la batería restante varía de manera extraña. Por ejemplo, un síntoma es que a partir del 60% restante, de pronto empieza a bajar a un ritmo alarmante, o que cuando todavía le queda un 15-20%, el portátil se apaga porque se ha quedado sin batería a pesar de que según el sistema operativo todavía nos quedaba carga para bastante tiempo.

Dicho esto, vamos allá con los consejos.

Calibra la batería del portátil

La mejor técnica con la que debemos comenzar es realizar una calibración de la batería. Para ello, el primer paso a realizar es realizar una carga completa de la misma estando el portátil apagado para asegurarnos de que comenzamos con la batería al 100%.

Acto seguido, debemos ir a las opciones de energía del equipo y configurar el plan en «Equilibrado».

Batería windows portátilHay que realizar algunos ajustes adicionales:

  • Configurar la pantalla para que no se apague nunca.
  • En opciones avanzadas, debemos cambiar el parámetro «Acción de batería baja» y poner «No hacer nada».
  • En el mismo apartado, en «Acción de nivel crítico de batería» debemos seleccionar «Hibernar».

Hecho esto, debemos gastar la batería. Para ello, con el portátil desconectado de la corriente, podemos ponernos a jugar o a ver alguna película o cualquier otra cosa hasta que la batería se descargue. Según el plan que hemos configurado antes, el equipo se pondrá en modo hibernación cuando la batería llegue al 10%.

Tras drenar la batería, debemos volver a recargar la batería al 100%, y una vez completada la carga, la calibración de la misma ya debería estar terminada y a partir de entonces, el sistema operativo ya debería informarnos bien del porcentaje restante.

Comprueba los drivers y actualizaciones

Incluso para una batería de un portátil, debemos asegurarnos de que tenemos instalados correctamente los drivers. Para ello podemos incluso reinstalarlos directamente, y así nos aseguraremos de que Windows detecta bien la batería, y para hacer esto debemos ir al Administrador de Dispositivos de Windows, y bajo el apartado «Baterías» deberíamos verla (en el ejemplo sale un SAI, que Windows detecta como si fuera una batería ya que está conectado por USB al equipo aunque éste sea de sobremesa, pero en un portátil veréis algo como «Microsoft AC Adapter y Microsoft ACPI-Compliant Control Method Battery«.

Drivers batería portátil

Una vez localizada la batería, hacemos clic derecho y seleccionamos desinstalar. Una vez hecho, pulsamos en el menú «Acción» y seleccionamos la opción «Buscar cambios de hardware». El sistema operativo buscará el dispositivo sin controlar y nos ofrecerá instalarlo nuevamente.

De igual manera, comprueba que no tienes actualizaciones de Windows pendientes, ya que el propio sistema operativo actualiza de manera regular los drivers de la batería.

Windows Update

Si tras todo esto tu portátil sigue mostrándote mal la carga de la batería, cabe la posibilidad de que se haya estropeado y tengas que cambiarla, puesto que esto es algo que siempre debemos contemplar como posibilidad.