Qué tipo de disipador es el que más te conviene para tu PC

Qué tipo de disipador es el que más te conviene para tu PC

Juan Diego de Usera

Un disipador es un dispositivo desarrollado para eliminar el calor de un componente. Y de ellos hay muchos más modelos de los que muchos usuarios pueden conocer. Es por ello que, en este artículo, vamos a ver cuáles son estos tipos de disipadores. Y, sobre todo, cuándo los podemos usar con nuestros componentes. Porque hay modelos que se adaptan mejor a determinados tipos de uso.

Aunque ya hemos dado la definición de lo que es un disipador al comienzo del artículo, cabe decir que en dicha definición también podrían entrar las refrigeraciones líquidas (ya sean custom o AIO). Sin embargo, en este artículo nos vamos a centrar únicamente en la refrigeración por aire.

A grandes rasgos, hay dos tipos de disipadores: los que refrigeran de manera pasiva y los que lo hacen de manera activa.

Disipadores pasivos

Un disipador pasivo es aquel que emplea la radiación para desprender el calor a la atmósfera. Pero lo hace sin la ayuda de la corriente de aire que suministra un ventilador.

En esta categoría podemos encontrar, desde pequeños disipadores de aluminio o cobre. Que se usan a veces para refrigerar chips individuales.

Hasta los enormes disipadores para procesador.

Este tipo de disipadores se suelen emplear con procesadores de bajo consumo. Y en equipos que buscan más el máximo silencio al funcionar, que las prestaciones brutas. Sin embargo, al depender tanto de la corriente de aire que los rodean, siempre será necesario que la caja tenga, al menos, dos ventiladores que creen dicha corriente de aire.

Disipadores activos

En esta categoría se incluyen la gran mayoría de disipadores para procesador y tarjeta gráfica. En ellos, un ventilador incorporado se encarga de generar una corriente de aire que impacta con las aletas de refrigeración. De esta manera, el calor se desprende de su superficie.

Dentro de esta categoría podemos encontrar diferentes sub categorías:

  • Disipadores por extrusión: estos modelos se basan en un bloque de aluminio o cobre en el que se extruyen las aletas de refrigeración. Suelen ser disipadores bastante básicos, con un rendimiento térmico bastante limitado. Muchos de los disipadores de serie de Intel y AMD se han fabricado siguiendo este esquema. De hecho, este tipo de disipador es tan básico, que carece de heat pipes.

  • Disipadores de tipo concha: estos modelos son más avanzados que los anteriores que acabamos de discutir. Suelen ser modelos con un perfil más reducido. Esto los hace perfectos para ser usados en cajas de tipo HTPC o similares. Donde no hay demasiada altura disponible para el disipador. La gran ventaja que tienen este tipo de disipadores frente a los de tipo torre, es que refrigeran las zonas aledañas al socket de la placa base.

  • Disipadores tipo torre: probablemente el formato de disipador más extendido entre los usuarios. Estos modelos se caracterizan por tener las alteas de refrigeración apiladas en vertical, formando una torre (o varias). A fecha de hoy, este tipo es el que mejor rendimiento térmico es capaz de obtener. Cuando hablamos de los disipadores por aire, claro. Su principal inconveniente sería que su gran tamaño hace que las cajas donde se instalen deban de tener la suficiente anchura para poder montarlos.

En general, todos los disipadores se pueden agrupar en estas categorías. Luego, hay disipadores que son capaces de funcionar de manera activa (para alto rendimiento) o pasiva (para mínima sonoridad).