Ten cuidado, que tu PC no pase nunca de estas temperaturas

Ten cuidado, que tu PC no pase nunca de estas temperaturas

Rodrigo Alonso

Todos sabemos que los componentes de hardware del PC trabajan mejor cuanto menor sea su temperatura, pero así mismo todos los componentes tienen una temperatura máxima que nunca deberíamos sobrepasar, ya que entrarán en funcionamiento los mecanismos de auto protección y empezará a bajar su rendimiento, además de que estaremos reduciendo su vida útil. En este artículo vamos a contarte cuál es esa temperatura máxima que nunca deberías sobrepasar.

Hay muchísimos programas gratuitos que nos pueden ayudar a medir y comprobar el funcionamiento del hardware del PC, incluyendo por supuesto la temperatura. Da igual cuál utilices, el caso es que nunca pierdas de vista las temperaturas de funcionamiento, y esto es especialmente importante si notas que el PC funciona lento en ocasiones, pues un síntoma de esto es una alta temperatura.

La temperatura máxima de los componentes del PC

Casi todos los componentes del PC tienen sistemas de protección contra la temperatura, mediante los que pasados cierto umbral reducen su rendimiento o directamente se apagan para preservar su integridad y que no se estropeen. Es importante evitar esto, pero para poder hacerlo primero debes saber cuál es la temperatura máxima de funcionamiento de los componentes.

El procesador

Intel-10th-Gen-Comet-Lake-S-Desktop-CPU-10-Core-6-Core_2-Custom

El procesador es probablemente el elemento con el que más cuidado debemos tener a la hora de revisar su temperatura. La temperatura máxima que no deben sobrepasar depende del procesador, de su generación y de muchas cosas más, pero en términos generales si tu procesador es Intel, nunca deberías sobrepasar los 100ºC, y en el caso de AMD este valor se ve reducido a 95ºC.

La tarjeta gráfica

Tarjeta gráfica AMD Radeon RX 5700

Cuando hablamos de la tarjeta gráfica, por norma general su temperatura de funcionamiento suele ser bastante superior a la del procesador, y temperaturas de 85ºC son normales. La temperatura máxima objetivo que nunca deberíamos de sobrepasar en el caso de la inmensa mayoría de tarjetas gráficas son 105ºC, aunque este valor puede cambiar dependiendo del fabricante; por norma general, las gráficas de AMD suelen admitir temperaturas más elevadas que las de NVIDIA.

Discos duros y SSD

Discos duros y SSD también tienen temperatura máxima

Aquí debemos diferencias los diferentes tipos de almacenamiento que existen, y nuevamente dependerá de la controladora así que lo que os vamos a dar son temperaturas medias generales que no debéis permitir que sean sobrepasadas:

  • Disco duro mecánico de 3,5″: 60ºC
  • Disco duro mecánico de 2,5″: 70ºC
  • SSD de 2,5″: 70ºC
  • SSD mSATA: 70ºC
  • SSD M.2: 80ºC

Fuente de alimentación

La fuente de alimentación no debe pasar de 50ºC de temperatura máxima

La fuente de alimentación es uno de los componentes del PC a los que más afecta la temperatura, puesto que a mayores temperaturas, menor es su eficiencia y más propensas son a dar fallos. Por fortuna, todas las fuentes de alimentación tienen sistemas de protección contra sobre temperatura, y además cuanto mejor sea la fuente menos se calentará.

En todo caso, la temperatura óptima de funcionamiento de todas las fuentes de alimentación es de 40ºC, con 50ºC como objetivo máximo.

Memoria RAM

Memoria RAM Corsair Vengeance LED, no debe pasar de 50ºC de temperatura máxima

En el caso de la memoria RAM, todas tienen una temperatura máxima común: 81ºC antes de que sufran daños en el hardware. Sin embargo, a partir de 50ºC pueden producirse cuelgues en el sistema y malfuncionamiento de la memoria, así que la temperatura que nunca debemos permitir que sobrepase la RAM son estos 50ºC.

¿Sobrecalentamiento, o simplemente muy caliente?

No te pongas nervioso si de repente el ventilador del disipador del procesador empieza a trabajar a gran velocidad y hace mucho ruido, es algo perfectamente normal y que sucede porque existen sistemas como el PWM de los ventiladores que permiten que éstos funcionen más despacio cuando el componente está en reposo y que aceleren su velocidad para bajar más la temperatura cuando es necesario.

Cuando obligas al PC a hacer tareas que estresan sus componentes, como ejecutar un juego o comprimir un archivo, los componentes se calientan más y ahí cobra mucha importancia el tener un buen sistema de refrigeración en el equipo. Que los componentes se calienten es normal, y eso no va a producir que se desgasten o que se reduzca su vida útil. Por eso es importante saber diferenciar entre sobrecalentamiento o que simplemente estén muy calientes.

Y es que si por ejemplo estás jugando y se te ocurre tocar la tarjeta gráfica, te quemarás los dedos porque el backplate fácilmente se puede poner a 60-70ºC. Y esto es normal y no pasa absolutamente nada. Lo grave sería si la GPU, medido con los sensores internos, sobrepasa los 105ºC que hemos mencionado antes.