Aprende a hacer streaming en Twitch directamente desde tu PC

Aprende a hacer streaming en Twitch directamente desde tu PC

Ángel Aller

Las plataformas streaming están en pleno auge, existiendo audiencias de más de 100.000 personas en algunas retransmisiones. Puede que tengas algún talento oculto, pero las dudas técnicas te sobresalten. No te preocupes porque te enseñamos a hacer streaming en Twitch de forma sencilla para que puedas llenar de contenido tu canal.

Twitch es la plataforma de streaming más utilizada del mundo, la cual pertenece a Amazon. Son muchos los que invierten horas diarias en retransmitir su contenido con el objetivo de tener seguidores y una audiencia importante. Si quieres hacer streaming en Twitch, pero no sabes cómo, estás en el sitio indicado.

¿Qué necesitas antes de empezar?

streaming twitch

Antes de empezar a registrarnos en Twitch para hacer los primeros pasos, es necesario que sepáis que debéis reunir ciertas especificaciones en vuestro equipo para poder retransmitir en directo. Los requisitos son los siguientes:

  • Un PC potente. Te recomendamos partir de una CPU con 6 núcleos, 16 GB de memoria RAM y una tarjeta gráfica que no sea inferior a una RX 570 o una GTX 1060. Lógicamente, son requisitos mínimos, así que tomarlos como base para mejorarlos y, así, mejoraréis la calidad de vuestro contenido. Nuestra recomendación es que tengáis un PC lo suficientemente potente para jugar en 1080p a 60 FPS, usando ajustes gráficos Ultra. Pensad que si retransmitimos y jugamos, el consumo de recursos en nuestro PC se dispara, así que más vale que sobre a que falte.
  • Monitores. Podemos optar por el camino humilde y empezar con un solo monitor y vigilar nuestro streaming con una tablet o smartphone. No obstante, es recomendable que empecéis con dos monitores para poder jugar y controlar vuestro streaming al mismo tiempo.
  • Conexión de internet con 6 MB/s de subida como mínimo para 1080p y 60 FPS. Nosotros recomendamos fibra óptica de unos 100 MB en adelante para no tener problemas de conexión. Sin embargo, puede que tengáis menos y os funcione perfectamente. El mínimo que establece Twitch para 1080p a 60 FPS son 6000 Kbps.
  • Sonido. Os recomendamos que compréis unos auriculares de gran calidad y un micrófono por separado porque los auriculares gaming no suelen tener buen micrófono (o al menos no tan bueno como uno dedicado), lo que empobrecerá el contenido que retransmitamos.
  • Webcam. Es indispensable para interactuar de tú a tú con nuestra audiencia, ya que la gente quiere ver a personas, no solo la pantalla del videojuego. Al fin y al cabo, hay una persona detrás del streaming y la gente la quiere conocer. Intentad que ofrezca una resolución de 1080p y unos 60 FPS.
  • Software. Podéis optar por XSplit, Streamlabs o la opción más recomendada para empezar: OBS. Nosotros vamos a explicaros todo el proceso con OBS porque es más sencillo.

Configurar nuestra cuenta de Twitch

streaming twitch

El primer paso para empezar a hacer streaming pasa por crearnos una cuenta en la plataforma de Twitch. Nada más entrar, le damos al botón lila «registrarse» que está en la esquina derecha y rellenamos los datos personales (recordad que el username es el nombre que se va a mostrar en el streaming).

Acto seguido, nos vamos a la página de OBS para descargarnos su instalador y empezar a configurar nuestra cuenta. Una vez instalado, lo abrís y veréis que os saldrá un asistente de configuración por el que podéis optimizar la calidad del streaming.

streaming twitch OBS

Nos pedirá que conectemos la cuenta de Twitch o usemos una clave de emisión. Antiguamente, no se podía conectar ninguna cuenta de Twitch, sino que teníamos que ir al panel de control de nuestro perfil y conseguir la clave de emisión para poder retransmitir en directo.

La posibilidad de conectar la cuenta de Twitch nos facilita mucho las cosas; si lo hacéis de esta manera, veréis que tendremos que ir a nuestro correo para conseguir el código de 6 dígitos. Después, se configurará OBS para tener el programa ya preparado.OBS

Como habréis visto en los streamings, se suele mostrar la pantalla del juego y un recuadro donde se ve la webcam. En dicho recuadro solemos ver diseños muy atractivos: esto se llama overlay. Podéis crear uno simple vosotros mismos, diseñarlo en StreamElements o encargarle a un diseñador esta tarea.

Veréis que OBS se divide en fuentes y escenas, que vienen a ser lo siguiente:

  • Escena. Está compuesta por las fuentes que elijamos en ella; es decir, primero se crea la escena y, dentro de ella, seleccionamos las fuentes que vamos a usar. Una escena puede ser el overlay, otra la transición y la última sería la que engloba al streaming (cámara, micrófono, ventana del videojuego, etc.).
  • Fuentes. Son los dispositivos que vamos a usar para retransmitir, así como las ventanas que se van a mostrar. Las fuentes suelen ser el micrófono, la webcam, un juego o una ventana concreta de Windows.

OBS fuentes

Veréis que la interfaz de OBS es intuitiva y que es fácil añadir o eliminar fuentes y escenas. Podéis hacerlo de los botones «+» y «-«, como dándole clic derecho a una.

streaming twitch OBS escenas fuentes

También, os daréis cuenta de que podéis añadir un sinfín de fuentes por cada escena, lo que nos da muchas facilidades. En el caso de Streamlabs, la metodología es la misma, pero es un programa mucho más completo porque incorpora temas, complementos, etc. Dejad esta opción para cuando tengáis mucha audiencia.

Solo nos queda configurar el mezclador de audio para evitar que distorsione el micrófono. Para ello, tenéis que jugar con el volumen del micrófono para evitar que vuestros espectadores os escuchen demasiado alto o distorsionado. Como consejo, echad un vistazo a la configuración de Windows, acudiendo a la barra de tareas, abriendo el mezclador de volumen y haciendo clic izquierdo en «Sonido del sistema».

mezclador de volumen

Ahora, idos a la pestaña «grabar» y haced doble clic izquierdo en vuestro micrófono. Se abrirá una ventana nueva, así que id a la pestaña de «niveles» y revisad el volumen y su amplificación.

nivel micrófono volumen

Con todo configurado, solo os queda darle a «iniciar transmisión» y retransmitir el contenido. Podéis hacer uso del modo de «iniciar grabación» porque nos permite simular una retransmisión y comprobar si funciona todo bien, o si se escucha como se debe.