¿No recuerdas la contraseña de la BIOS? Así puedes quitarla si no la sabes

Si en algún momento le pusiste contraseña a la BIOS y ahora necesitas entrar en ella pero no la recuerdas, no hay ningún sistema de «recuperar contraseña» como cuando te pasa con el correo electrónico. Sin embargo, sí que hay maneras de resetearla y quitarla, y a continuación te vamos a enseñar los métodos más fáciles para quitar la contraseña de la BIOS rápidamente.

Todos los ordenadores tienen BIOS (o UEFI), y en todos se permite el establecer una contraseña para proteger que nadie pueda editar ninguno de sus parámetros. Sin embargo, no es que estemos entrando todos los días así que es posible que se nos olvide, lo que nos imposibilitaría el poder acceder a realizar las modificaciones que necesitemos. Afortunadamente, hay métodos que nos permiten salvar este problema, y son los que te contamos a continuación.

Quita la batería CMOS

Este es el método más antiguo que hay, y a día de hoy todavía funciona en muchas de las placas base del mercado. Todas las placas tienen una pila CMOS que sirve para que el sistema pueda seguir en hora, entre otras cosas, aunque lo tengamos desconectado de la corriente eléctrica. Si quitamos esta pila, en la mayoría de casos también se eliminará completamente la contraseña de la BIOS.

Pila de la placa para resetear la contraseña de la BIOS

Para realizar este proceso, es importante apagar el ordenador y desconectar el cable de corriente. Tras hacerlo, por seguridad, esperaremos entre 5 y 10 minutos para que todos los componentes se descarguen de electricidad.

Una vez hecho, accedemos a la pila y con ayuda de un destornillador, palillo o similar, la retiramos. Ahora tendremos que esperar entre 20 y 30 minutos con el ordenador sin pila y desconectado. Una vez pasado ese tiempo, volvemos a colocar la pila, conectamos el cable y encendemos. La BIOS ya no debería pedirnos contraseña.

Haz un Clear CMOS

Otra opción es hacer un Clear CMOS, que no es sino resetear la BIOS a los valores de fábrica (ojo porque perderéis cualquier configuración que tuvierais hecha). Para ello, las placas base modernas ya tienen un botón llamado Clear CMOS, algunas incluso por fuera en la zona del panel de conectores trasero. Lo mantendremos pulsado durante 10 segundos (o lo que diga el manual de la placa base) con el ordenador enchufado pero apagado, y arrancaremos el sistema. Listo.

En otros casos, la funcionalidad Clear CMOS se realiza mediante un jumper en la placa con una etiqueta que dice «CLR_CMS» o «CLRMOS» o alguna variante parecida. Deberemos apagar el ordenador y quitar el cable de corriente, localizar el mencionado jumper y, o bien quitarlo si el conector es de dos pines, o bien cambiarlo de posición si es de tres pines.

En este último caso, si el jumper está en los pines izquierdo y central, deberemos moverlo al central y derecho y arrancar así el sistema. Por norma general, tendréis esta misma instrucción en la propia placa, justo al lado del jumper como en la imagen que podéis ver a continuación.

Tenemos un extenso y completo manual de instrucciones para realizar un Clear CMOS mediante jumper si os quedan dudas.

Flashear la BIOS

Una tercera opción, menos viable porque a veces no funciona, es flashear la BIOS, es decir, actualizarla a la última versión. Y decimos que a veces no es viable porque hay ocasiones en las que el propio proceso de actualización nos pedirá la contraseña de la BIOS, y si no la tenemos no podremos, lógicamente, actualizar. Este método también resetea la BIOS a los valores de fábrica.

Por desgracia, actualmente no hay más opciones si no recordamos la contraseña de la BIOS, pero afortunadamente como habréis visto, son bastante sencillas de realizar así que no recordar esa contraseña no es el fin del mundo.