Mejora tu rendimiento en gaming reduciendo la latencia de tu ratón

El ratón es un componente clave para tener un buen rendimiento en juegos, y un buen apuntado y que el ratón responda adecuadamente y con una baja latencia es fundamental para conseguir la victoria. Hay veces, no obstante, en que los usuarios podemos llegar a notar que el ratón funciona «lento» en el sentido de que el cursor no se mueve simultáneamente con los movimientos del ratón, señal de que no estamos teniendo una buena latencia, así que en este artículo te vamos a contar qué es lo que puedes hacer al respecto.

A pesar de que en este tutorial hablaremos de la latencia del ratón como parámetro técnico, en realidad nos referimos más bien a la «sensación de lag» que muchas veces podemos experimentar y que, en ocasiones, no tiene que ver realmente con la latencia del hardware en sí mismo sino en otros impedimentos que producen dicha sensación. Vamos a verlo con mayor detalle.

Qué es la latencia del ratón y qué causa la sensación de lag

El término «lag» se utiliza en el argot de PC para describir una situación en la que pasa un tiempo inusualmente largo entre que realizamos una acción y esta se ejecuta, como puede ser que movemos el ratón o hacemos clic con él y ésta acción se ve reflejada en la pantalla. En términos empíricos esto es también latencia, pero para que nos entendamos lo explicamos con este símil.

Ratones gaming Logitech

Por ejemplo, cuando hablas del lag del ratón puedes notar que el movimiento del puntero o cursor no va en sintonía con los movimientos que realizas físicamente, y realmente esto puede llegar a ser muy frustrante pues tu rendimiento en juegos se iría al traste. Podemos clasificar esta sensación de lag en el ratón de cinco maneras diferentes:

  • Alta latencia en juegos: muchos usuarios reportan que su ratón solo parece tener lag mientras juegan, pero no en el escritorio. Si esto sucede, lo más probable es que el problema no sea debido al ratón sino al software.
  • Stuttering en el ratón: esto puede causar un gran detrimento en el rendimiento, pues el efecto es que vemos como que el movimiento del puntero se mueve a tirones, y generalmente está causado por la gráfica.
  • El cursor se congela y no se mueve: si te sucede esto, muy probablemente la culpa es de que el procesador no da más de si.
  • Lag en ratón inalámbrico: esto puede ser debido a interferencias en la señal, pero es fácilmente solucionable.
  • Input lag en el ratón: esta es la sensación de lag que os hemos explicado más arriba, y que aumenta la latencia entre que pulsamos un botón o realizamos un movimiento y éste se ve reflejado en la pantalla.

Qué hacer si sufres lag en el ratón

Lo primero que deberías hacer es comprobar si el problema es de tu ratón o de tu equipo y su software, y esto lo puedes comprobar fácilmente conectando tu ratón en otro PC y viendo si pasa lo mismo, así como enchufando otro ratón diferente en tu PC y haciendo lo propio. Si sucede lo mismo entonces el ratón está bien, pero si vuelve a suceder lo mismo con otro ratón distinto, el problema se encuentra en tu PC y no en el ratón. Asegúrate de paso de conectar los ratones al mismo puerto USB, y si sucede lo mismo, prueba con otro USB diferente para ver si el problema radica en el puerto.

Por otro lado, es recomendable actualizar el driver del ratón, al menos el driver genérico del sistema operativo. Para ello, haz clic con el botón derecho del ratón sobre el botón de Inicio y selecciona «Administrador de dispositivos». En la ventana que se abre, despliega «Mouse y otros dispositivos señaladores» y busca tu ratón (si no aparece su nombre propio como en la siguiente captura, hazlo con los «Mouse compatible con HID».

Actualizar drivers ratón para mejorar la latencia

Una vez localizado el dispositivo, simplemente pulsa sobre él con el botón derecho del ratón y selecciona la opción «Actualizar controlador». Aparecerá un asistente que te guiará en el proceso de búsqueda e instalación del driver, para lo que debes seleccionar la primera opción: Buscar controladores automáticamente. El sistema se encargará de todo lo demás.

Actualizar driver ratón

Una cosa más que puedes hacer con respecto al software es desactivar la opción de «Desplazar ventanas inactivas» de Windows 10. Esta opción permite que puedas usar el scroll del ratón en ventanas que no son la que tienes seleccionada simplemente pasando el ratón por encima, y aunque parezca mentira es un proceso que causa estrés en la CPU y que puede provocar que aumente la latencia del ratón.

Para ello, haz clic con el botón izquierdo del ratón sobre el botón de Inicio y selecciona Configuración (el icono de la rueda dentada). Luego selecciona Dispositivos y, en la parte izquierda, Mouse. Verás la opción abajo del todo.

Ventanas inactivas

Cuidado con el software

Hay algunas aplicaciones concretas que se ha detectado que causan lag en el ratón, por motivos que desconocemos, y que todos tienen que ver con el audio. Para probar si el problema radica en estos, la recomendación es «matar» los procesos:

  • Realtek HD Audio Manager.
  • NVIDIA High Definition Audio Component.

Para quitar estos procesos, haz clic con el botón derecho del ratón sobre un espacio vacío de la barra de inicio y selecciona «Administrador de tareas». Selecciona la pestaña «Procesos» y ahí busca los mencionados procesos; haz clic sobre ellos con el botón derecho sobre ellos y selecciona «Finalizar tarea», o bien selecciónalos con el botón izquierdo y pulsa sobre el botón «Finalizar tarea» ubicado en la esquina inferior derecha de la pantalla.

Realtek_HD_Audio_Manager

Finalmente, también se ha detectado que Cortana, el asistente de Microsoft, causa una mayor latencia en el ratón, así que merece la pena probar a deshabilitarla si la tenías activa. Para ello, haz clic con el botón izquierdo del ratón sobre el botón de Cortana en la barra de atareas y luego selecciona la opción Configuración (el icono de la rueda dentada). Luego ve a la pestaña «Talk to Cortana» y asegúrate de que todas las opciones están deshabilitadas.

Cortana

Tras ello, prueba de nuevo para comprobar si sigues sufriendo una alta latencia en tu ratón o si por el contrario alguna de estas acciones ha mejorado su rendimiento.