Como medir el rendimiento de la CPU sin instalar ningún programa

Como medir el rendimiento de la CPU sin instalar ningún programa

Redacción

Los benchmarks o pruebas de rendimiento, son programas que se encargan de estresar al máximo nuestra CPU durante un periodo de tiempo muy corto para tener una idea aproximada de cuál es su rendimiento y potencia, además que nos permite compararlas con otros procesadores para saber cuál rinde mejor por euro invertido en ellos. ¿Sabías que también existen los benchmarks online? Os explicamos en qué consisten.

Cuando compramos un nuevo PC o actualizamos la CPU del que ya teníamos con anterioridad, lo primero que hacemos muchas veces es bajarnos un benchmark o vario. El objetivo es poder para comprobar la diferencia de rendimiento respecto a la configuración anterior y de paso poder medirla respecto a configuraciones similares. Por ejemplo, puede que dos personas tengan la misma CPU, pero que una tenga mejor rendimiento por el uso de una memoria más rápida, use SSD NVMe para el lanzamiento o la configuración de nuestra RAM no está en doble canal.

 

¿Para qué sirve un benchmark?

Pues bien, un benchmark nos puede ayudar para saber si nuestro ordenador está bien configurado y sacando todo el provecho al procesador. Claro está, que una vez hemos hecho las comprobaciones pertinentes dejamos esas aplicaciones abandonadas en nuestra unidad de almacenamiento, ocupando espacio y completamente olvidadas. Pues bien, en estos casos lo mejor es utilizar otro tipo de benchmarks, los cuales no dejarán huella en nuestro PC.

Otra de las utilidades que tienen este tipo de herramientas es confirmarnos que el hardware que el fabricante avisa que tenemos instalado, efectivamente, es el que nos encontramos al comenzar a utilizarlo. Esto podríais pensar que no es importante, o que se trata de casos aislados, pero os podeos asegurar que, por ejemplo, se vuelve esencial en transacciones de segunda mano o en otros casos donde el origen del equipo no está garantizado por una tienda oficial, un distribuidor autorizado, etc. Así que es la hora de realizar un benchmark online, una salida rápida y nada invasiva para esas situaciones en las que queremos obtener la mayor cantidad de información fiable sobre nuestro ordenador y cómo es de verdad su rendimiento.

 

¿Qué es un benchmark online?

Se trata de aplicaciones que se usan para conocer la velocidad de funcionamiento y rendimiento de un procesador, sin descargar programas para ello y a través del navegador web. Lo cual a simple vista puede resultar contraproducente, ya que el rendimiento de un procesador es máximo cuanto más cercanos están los datos y no tiene en principio sentido que una página web sea capaz de medir a nuestra CPU.

Benchmark Online

En realidad, lo que hacen estas páginas es cargar un programa en forma de aplicación web, el cual se almacena temporalmente en nuestra RAM y se ejecuta en realidad desde nuestro PC y no de forma remota. Luego el sistema operativo cuando cerremos la pestaña del navegador o este liberará la memoria. Esto nos permite probar el rendimiento de nuestro procesador sin tener que descargar nada en nuestro PC.

Esto es además posible por el hecho de los benchmarks son programas muy ligeros en tamaño, ya que algunos de ellos se tienen que ejecutar desde la caché del procesador, y esta es de unos pocos megabytes de tamaño, por lo que resulta una pérdida de tiempo descargarlos e instalarlos cuando tenemos la capacidad de ejecutarlos de manera directa y en muy poco tiempo gracias a las velocidades actuales de internet.

 

¿Cuáles son los benchmarks online que existen?

A continuación, os dejamos una lista de benchmarks online que podéis ejecutar desde el navegador de vuestro PC para medir el rendimiento de la CPU que tengáis instalada en el mismo, así como para saber cómo se compara con el resto de hardware de su tipo y similar, en configuraciones de ordenador iguales o similares.

 

CPU Speed Test

La primera opción disponible es la que menos os recomendamos, ya que CPU Speed Test requiere Adobe Flash instalado. Actualmente, Adobe Flash ya no se utiliza y se tiene que descargar desde terceros. Se ha dejado de mantener por estar obsoleto y presentar muchos problemas de seguridad. También tenemos una versión para Java, pero dado que desde que Oracle compró a Sun e hizo Java de pago, pues esto hace que pierda puntos.

Debes saber que es un proyecto educativo que ya no está en uso y sin mantenimiento. La frecuencia del procesador está limitada a 4.0 GHz, muy lejos de las frecuencias actuales que, en muchos casos, superan los 5.0 GHz

¿Y qué tal está el benchmark? Pues muy limitado, ya que solo nos permite medir la velocidad de reloj de la CPU si pulsamos la opción de iniciar la prueba de rendimiento. No por ello es completamente inútil, puesto que nos permite saber la velocidad de reloj a tiempo real. El problema como ya hemos comentado está en el uso de Java y Flash para la versión online del benchmark, los cuales aparte de los problemas que os hemos comentado antes también son una carga para el procesador. En conclusión, no es la mejor forma de medir el rendimiento de la CPU de vuestro PC.

cpu speed test

 

Matthe CPU test

Vamos con una opción bastante curiosa que parece haber sido desarrollada por parte de un ingeniero de manera independiente. Aquí se nos proponen tres tipos de benchmark para CPU, que varían según varios aspectos. Tiene una opción de gama baja, que indica que es la primera que deberíamos pasar. Luego una para procesadores de gama y finalmente una para la gama alta.

Algo muy interesante y que no hemos visto en otros es que incluye una herramienta de test para tarjetas gráficas. Realmente es muy simple, hay una cantidad de bolitas en pantalla que podemos ajustar y nos dirá la cantidad de FPS que se están mostrando. Las bolas y los movimientos son renderizados en todo momento por la tarjeta gráfica. Este test no da resultados, simplemente, es un indicador.

No es el mejor del mundo y la web tampoco es bonita, pero como herramienta para un test rápido es una opción interesante.

Matthew cpu benchmark

 

CPU Expert

En segundo lugar, tenemos un benchmark online que nos permite medir el rendimiento de la CPU de manera más completa que el anterior y que se basa en ejecutar un algoritmo de desencriptación para comprobar la potencia del procesador.

CPU Expert es un test que va aumentando la carga de trabajo del mismo de manera progresiva, haciendo que este ejecute cada vez más procesos. Antes de arrancarlo, la página web nos pregunta el modelo de nuestro procesador y para qué queremos el benchmark, lo que nos demuestra que esta prueba de rendimiento en línea no es capaz de detectar sobre el que se hará la prueba de rendimiento.

cpu benchmark online

Se trata de un benchmark que se puede ejecutar no solo en los procesadores para PC, sino también en los dispositivos Apple y Android. Por lo que no solo nos permitirá medir el rendimiento de núcleos x86 para PC de Intel y AMD; sino también las CPU ARM e incluso RISC-V. Al final de la prueba nos informará de la puntuación obtenida y en que posición dentro del ranking dentro del propio benchmark online.

Pese a que indica que tarda unos cinco minutos en realizar el test, parece que no funciona. Hemos estado con la página abierta durante unos quince minutos y no ha pasado nada. El resultado que aparece en primera posición corresponde a mediados de agosto de 2023, así que sigue funcionando. Es posible que en algunos navegadores no funcione, como ha sido nuestro caso, donde usamos Brave.

 

SilverBench, benchmark online para multihilo

El tercer benchmark online es SilverBench, pero nos sirve para medir la capacidad multihilo, la cual utiliza un script en JavaScript para hacerlo y que nos ofrece tres posibilidades distintas de rendimiento: el benchmark normal, una prueba extrema y otra de estrés. SilverBench es un benchmark que ejecuta el algoritmo de Photon Mapping, una variante del Ray Tracing, sin embargo, no hace uso de la GPU en ningún momento.

La prueba estándar al terminar solo nos dará una cifra de rendimiento una vez haya sido ejecutada, en cambio, la prueba extrema va a tardar 10 veces más, ya que en dicho modo el benchmark renderiza una imagen que es una orden de magnitud más grande y, por tanto, con una mayor carga de trabajo, por lo que mantendrá al procesador arriba en velocidad un tiempo mucho mayor. En cuanto a la prueba de resistencia, esta nos servirá para medir la estabilidad de nuestro procesador, en dicho caso nos dará la información del tiempo en que tarda en renderizar cada fotograma bajo Photon Mapping.

Al contrario que en el caso de anterior, donde se miden diferentes hilos de ejecución entre sí que no tienen relación aparente, con este benchmark sí que podemos medir el rendimiento de los núcleos al trabajar entre ellos de manera conjunta en una tarea en común. Lo único que echamos en falta es poder ajustar la cantidad de hilos de ejecución para el algoritmo a más de 4, en especial para procesadores con una capacidad mucho mayor.

 

Base Mark

Otra interesante opción que también podemos utilizar online para realizar un test de rendimiento de nuestro es Base Mark. Base Mark es una página web muy sencilla que nos permite conocer el rendimiento gráfico de nuestro PC a través de 20 test diferentes en los que se muestran diferentes tipos de objetos durante un tiempo determinado mientras se mueven rápidamente, por lo que tiene un funcionamiento muy similar al que cualquier aplicación para PC de este tipo.

Base Mark

Al igual que cualquier otra página web que podemos utilizar para medir el rendimiento de nuestro PC, los resultados que obtenemos son orientativos y no definitivos, ya que, dependiendo de la cantidad de memoria libre que tengamos y del uso que esté haciendo la CPU vamos obtener unos rersultados u otros. Podemos acceder a esta página web directamente a través de este enlace.

 

Influencias sobre el rendimiento

Nuestros ordenadores son sistemas multitarea que ejecutan decenas de procesos distintos y a la hora de ejecutar cualquier prueba de rendimiento es importante que nuestro ordenador se pueda centrar únicamente en ella. Por eso te recomendamos que cierres todas las aplicaciones, procesos en segundo plano que puedas y no te olvides de las diferentes pestañas del propio navegador.

Quieras o no, el benchmark online no es más que un proceso más de las decenas que tu ordenador está ejecutando y que son gestionados por el sistema operativo. Por lo que siempre habrá un espacio en la planificación del mismo para otras aplicaciones que no sean este tipo de herramienta.

Especialmente si se producen burbujas durante la ejecución que hace que el procesador se ponga a ejecutar otros procesos. La trampa en muchos casos es que el test sea lo suficientemente pequeño para que quepa en la caché del procesador al completo, pero esto a su vez no es el escenario ideal por el hecho que no está teniendo en cuenta la latencia con la memoria.

 

¿Son más fiables los benchmark online?

Sobre el papel nada diferencia a unos de otros porque los paquetes de datos que se utilizan para realizar las mediciones terminan por ejecutarse de alguna manera en local, por lo que podrían extenderse algo más en el tiempo precisamente por esos espacios en los que necesita descargar contenido. Hacerlo en local es, sobre el papel son más cómodo, pero si luego te da pereza andar buscando cómo desinstalarlo (y confiar en que todo lo que instale luego lo borre), casi mejor que optes por la alternativa online que te contemos en este artículo.

Por la fiabilidad no temáis, porque vais a recibir datos prácticamente idénticos a los de otros benchmark que necesitáis bajar al PC para ejecutarlos posteriormente y solo notaréis que estáis trabajando con uno de estos recursos online porque no está trabajando en local y, por tanto, el intercambio de información entre nuestro ordenador y los servidores de internet se llevan una pequeña porción de tiempo que podría percibirse bajo ciertas circunstancias y condiciones.

Por lo demás, gracias a estos benchmarks online os vais a librar de tener que andar instalando aplicaciones que luego van engordando los registros de Windows y haciéndolos más ineficientes, lo que al cabo de un tiempo transforma nuestro PC en un enorme elefante al que le cuesta moverse con agilidad. Y eso es, como bien sabéis, lo último que queremos porque nadie necesita meter archivos locales para ejecutarse en segundo plano todos los días cuando este tipo de operaciones solemos llevarlas a cabo cada muchos meses, en ocasiones solo en el instante en el que compramos un nuevo hardware como es una tarjeta gráfica.

¡Sé el primero en comentar!