¿Necesitas leer un viejo disquete de 3,5″? Así puedes hacerlo

¿Necesitas leer un viejo disquete de 3,5″? Así puedes hacerlo

Ángel Aller

Puede que muchos os echéis la mano a la cabeza al leer el título, pero hay que entender que muchas personas todavía guardan información en este formato. Por este motivo, hemos pensado que os vendría bien saber cómo leer un disquete de 3.5 pulgadas en un PC moderno.

Se extinguieron hace tiempo, pero hay personas nostálgicas (o despistadas) que conservan información valiosa en los disquetes. Con el avance de las conexiones SATA y la aparición de otros medios de reproducción, los disquetes cayeron en desuso. Sin embargo, puede que sea útil saber cómo podemos leer un disquete en un PC más moderno.

¿Por qué leer un disquete en un PC moderno?

A priori, parece ridículo pensar en complicarnos la vida para utilizar este medio, existiendo pen drives, discos duros externos o la misma nube. Sin embargo, hay personas que se ven en la tesitura de tener que rescatar información contenida en disquetes de 3.5 pulgadas, por lo que el choque de generaciones es real. Obviamente este tipo de dispositivos están completamente en desuso y desaparecidos, pero no son pocas las personas que todavía conservan una gran cantidad de disquetes en sus hogares o empresas con información que puede llegar a ser de vital importancia.

Pen drive y disquete

Queremos deciros que es posible leer un disquete en un PC con Windows 10 y Mac, por ejemplo, así que a continuación te vamos a enseñar las diferentes maneras que tenéis de hacerlo y además en diferentes ámbitos. Lo que sí os recomendaríamos al respecto es que no utilicéis ya disquetes de manera natural en un PC moderno porque no tiene sentido en términos de rendimiento y durabilidad de la información; por lo tanto, lo recomendable es que si necesitas sacar algún tipo de información de un disquete, que la copies en el PC y ya hagas las copias de seguridad de la información que necesites.

No obstante, como vas a poder ver a continuación, incluso a día de hoy es posible todavía utilizar disquetes en un PC moderno, si bien es cierto que lo que vas a encontrar en el mercado son como mucho disqueteras y accesorios externos USB, pero lo que va a ser muy complicado de encontrar son disquetes vírgenes en sí, por lo que su utilización de manera habitual está ya más que complicada por no decir imposible.

Cómo leer un disquete en un PC moderno

Hay varias maneras de acceder a estos antiguos métodos de almacenamiento en un PC moderno, y aunque la mayoría de ellos ya te los imaginarías de antemano, hay algunos otros que quizá te sorprendan.

Mediante un adaptador USB

cómo usar disquete adaptador USB

Estos dispositivos son muy baratos y pueden ser lo que necesitas para poder rescatar esos datos que quieres. Su funcionamiento es realmente sencillo: el adaptador tiene una ranura para introducir el disquete de 3.5 pulgadas y se conecta al PC vía USB.

De esta manera, tenemos un dispositivo útil, rápido y portable, por lo que nos lo podemos llevar donde queramos y conectarlo a los equipos que necesitemos.

Cómo leer un disquete con unidades internas

cómo leer disquete

Existen distintas opciones de aprovechar una disquetera que se conecte a nuestra fuente de alimentación y a la placa base. En caso de que tengamos muchos disquetes por casa, o sigamos usando este medio, podemos aprovechar esta unidad de forma sencilla.

Por un lado, encontramos un adaptador USB que convertirá nuestra unidad de disquete interna en externa. Este adaptador es muy barato y consiste en una pequeña PCB con un puerto de bus de datos que tiene una salida USB. Esto es necesario ya que las disqueteras utilizaban interfaz IDE (no las llegó a haber con interfaz SATA) y por lo tanto es imposible el conectarlas a un PC moderno sin utilizar como mínimo un adaptador.

Después, tendremos que buscar la forma de alimentar la disquetera, que será mediante un adaptador de corriente que tenga cable Molex y un adaptador que transforme la conexión Floppy en Molex, conectando ésta última en el adaptador de corriente.

Así, podremos aprovechar una disquetera interna de forma externa, llevándonosla donde queramos. Reconocemos que esta opción es la más costosa y engorrosa, pero está ahí, así que simplemente os informamos.

No tires tu antigua disquetera externa

cómo leer disquete

Entre los 90 y los inicios del 2000, muchos fabricantes lanzaron disqueteras externas que funcionaban vía USB. A día de hoy, puedes hacerlas funcionar en Windows 10, aunque en Mac puede ser algo más complicado (no te preocupes si es tu caso porque también vamos a ayudarte con eso).

Una de las marcas que mejor compatibilidad presenta es Sony, así que cabe la posibilidad de que baste con conectarla a nuestro equipo moderno. En caso de tener una antigua y que no funcione, podéis intentar lo siguiente:

  • Abrid el Administrador de dispositivos a través del menú inicio, por ejemplo.
  • Desplegad la opción Unidades de disco y Controladores de bus serie Universal. En uno de estos dos apartados debe encontrarse la disquetera.

cómo leer disquete Windows 10

  • A continuación, hacéis clic derecho encima de la disquetera, le dais a «desinstalar el dispositivo» y reiniciáis el PC. Windows debería buscar en sus librerías el controlador necesario y los instalará automáticamente en el caso de hallarlo, por lo que en principio este método no requiere que te tengas que complicar la vida buscando e instalando manualmente el controlador.

Cómo leer un disquete en Mac

floppy disk mac

Por si no lo sabíais, Apple hacía de las suyas entre los 90 y los 2000 con sus propios disquetes Mac de 1.44 MB. A pesar de ello, cabe la posibilidad de leer un disquete de este tipo en, por ejemplo, Mojave, pero necesitaremos una disquetera externa sí o sí. En versiones posteriores de Mac OS ya no es posible leer este tipo de disquetes porque Apple retiró la compatibilidad y, como resulta bastante obvio, no parece que tenga intenciones a estas alturas de volver a añadirlo.

Por otro lado, los disquetes 400 u 800K plantean más problemas de compatibilidad. Estas unidades de disco escribían usando una codificación especial llamada GCR. Esta técnica está fuera del soporte que ofrecen los adaptadores de disquetes USB de 3.5 pulgadas.