¿Qué monitor debería comprar? Consejos para escoger el mejor

¿Qué monitor debería comprar? Consejos para escoger el mejor

Rodrigo Alonso

Si estás dispuesto a comprar un nuevo monitor pero estás indeciso, en este artículo vamos a darte una serie de consejos y guías para que puedas salir de dudas o, al menos, que sepas que vas a acertar con la compra. Si no sabes qué monitor comprar para que se adapte a tus necesidades, sigue leyendo porque esto te interesa.

Antes de nada, hemos de dejar claro que en este artículo no vamos a recomendarte monitores específicos, sino que nos vamos a centrar en sus características. De esta manera, una vez que sepas las características que más se adapten a lo que necesitas, será cosa tuya el encontrar la marca y el modelo adecuados y que se ajusten a tu presupuesto, dado que al fin y al cabo el dinero siempre es el elemento que más nos limita a la hora de comprar cualquier producto.

El tamaño del monitor

Ya alguna vez os hemos comentado que el tamaño de la pantalla depende de dos factores: del espacio disponible en la mesa y de la distancia a la que te sientes de la pantalla. Por ejemplo, si la pantalla va a estar a apenas 40 centímetros de ti, es absurdo comprar un monitor de 32 pulgadas porque vas a tener que estar girando la cabeza para ver las partes de la pantalla, no tendrás una visión panorámica de todo lo que pasa y terminarás con dolor de cervicales.

Así pues, y siempre teniendo en cuenta que tengas espacio suficiente en la mesa, el tamaño ideal del monitor que deberías comprar sería, aproximadamente, de esta manera en función de la distancia a la que te sientes del mismo:

  • Distancia de menos de 30 cm: máximo 17 pulgadas.
  • Distancia de entre 40 y 50 cm: entre 19 y 21 pulgadas.
  • Distancia de entre 50 y 60 cm: entre 21 y 24 pulgadas.
  • Distancia de entre 60 y 70 cm: entre 22 y 27 pulgadas, máximo 29 pulgadas UltraWide.
  • Distancia de entre 70 y 80 cm: entre 24 y 32 pulgadas, máximo 34 pulgadas UltraWide.
  • Distancia de entre 90 y 100 cm: entre 27 y 35 pulgadas.
  • Más de 1 metro de distancia: de 32 pulgadas en adelante.

La resolución de la pantalla

Con casi todos los fabricantes usando todas sus estrategias de marketing para meternos la resolución 4K por los ojos (valga la redundancia), puede que tengas claro que quieres comprar un monitor 4K, pero quizá no sea lo más adecuado.

Antes debes asegurarte de que tienes un PC adecuado para ello, y debes estar seguro del uso que le vas a dar. Cualquier tarjeta gráfica moderna, incluso las integradas, pueden manejar resoluciones 4K, pero luego no es lo mismo usar el equipo para entretenimiento multimedia que para trabajar o para jugar.

monitores UltraWide

Si tu caso es simplemente ver vídeos en streaming y poco más, entonces sí que puedes comprar un monitor 4K sin problemas, pero si lo que quieres es jugar entonces asegúrate de que tu tarjeta gráfica es lo suficientemente potente para mover juegos a dicha resolución. A este respecto, estas son nuestras recomendaciones:

  • Resolución Full HD (el mínimo hoy en día): jugar con una gráfica normal, trabajar, entretenimiento.
  • Resolución 1440p: jugar con gráfica potente, diseño gráfico.
  • Resolución 4K: jugar con gráfica tope de gama, diseño gráfico, aplicaciones CAD, entretenimiento.

Otras características y tecnologías a tener en cuenta

Desde ya lo que sí que os vamos a recomendar totalmente porque consideramos que es algo que no puede faltar a la hora de elegir un monitor son las tecnologías de salud visual, tales como Flicker-Free y Low Blue Light. Evitarán cansancio, paliarán efectos negativos y, esencialmente, fomentarán el mantener una buena salud mental y visual especialmente si usamos el monitor durante muchas horas al día.

Dicho esto, vamos a ver otras características y tecnologías.

El tiempo de respuesta

Los monitores siempre se anuncian con cierto tiempo de respuesta, que por norma general suele ser de entre 5 y 1 ms. Realmente se puede jugar perfectamente con monitores con 5 ms o más de tiempo de respuesta sin problemas, pero si vas a comprar un monitor específicamente para jugar te recomendamos que busques tiempos de respuesta de 1 ms, ya no solo por el tiempo de respuesta en sí sino porque serán monitores específicamente diseñados para gaming.

 

Si por el contrario quieres un monitor más bien para entretenimiento multimedia o para trabajar, entonces este no es un parámetro del que debas prepcuparte. De hecho, monitores profesionales de Dell o EIZO tienen tiempos de respuesta de hasta 12 ms.

La frecuencia de refresco

El estándar hoy en día son 60 Hz, pero podemos encontrar monitores de hasta 240 Hz específicamente diseñados para gaming. Nuevamente depende de para qué vayas a utilizar el monitor, pero si es para jugar quizá sí que te interese un monitor con mayor frecuencia de actualización, a partir de 144 Hz. No obstante, ten en cuenta que necesitas que tu gráfica sea capaz de alcanzar el equivalente en FPS para adecuarse a la tasa de refresco y que no se produzca tearing.

Tearing en un juego

Por este motivo, si decides comprar un monitor con una tasa de refresco por encima de 60 Hz, nuestra recomendación es que busques uno compatible con FreeSync si tu gráfica es AMD, o con G-Sync (o G-Sync compatible) si es NVIDIA.

En conclusión, ¿cuál es el monitor ideal para ti?

Tal y como hemos ido explicando en este artículo, el tamaño dependerá de la distancia a la que te vayas a sentar y del espacio en tu mesa, la resolución dependerá de para qué vayas a usarlo y en segundo término de la potencia de tu tarjeta gráfica, y luego las tecnologías y características adicionales dependen de nuevo de tus preferencias y de para qué vayas a utilizarlo (pero no debes olvidar que las tecnologías para preservar la salud visual son indispensables).