De condensador o dinámico, ¿qué tipo de micrófono es mejor para ti?

De condensador o dinámico, ¿qué tipo de micrófono es mejor para ti?

Rodrigo Alonso

Para la mayoría de nosotros, los micrófonos integrados en los smartphones, ordenadores portátiles o en unos auriculares gaming son más que suficientes para lo que necesitamos. Sin embargo, no son pocas las personas que quieren mejorar la calidad de sus grabaciones -especialmente youtubers y streamers– y buscan equipamiento de mejor calidad, por lo que invierten en micrófonos profesionales. A este respecto, ¿es mejor un micrófono de condensador o uno dinámico dará mejor resultado? En este artículo vamos a sacaros de dudas.

Ya sea para vídeos de Instagram o transmisiones en directo a través de Twitch, muchas personas comienzan con un micrófono integrado y se dan cuenta de que la calidad simplemente no es suficiente para lo que buscan, por lo que deciden invertir en un micrófono dedicado de mayor calidad. Evidentemente hay micrófonos de todo tipo, y aunque los de condensador son los más conocidos, ¿son también los más indicados? Vamos a verlo.

¿Cómo funciona un micrófono de condensador?

Micrófono de condensador

Los micrófonos de condensador se llaman así por la tecnología que guardan en su interior: un condensador proporciona el mecanismo primario de captura de sonido justo bajo la rejilla exterior del micrófono, almacenando una carga eléctrica que se mide en capacitancia.

El condensador está formado por dos placas; una placa trasera fija y una placa frontal más delgada y flexible. Cuando las ondas de sonido entran en el micrófono, hacen que la placa frontal vibre, variando la distancia entre placas y cambiando la capacitancia. Este proceso convierte las ondas sonoras en señales eléctricas que luego pueden transportarse al preamplificador, mesa de mezclas o al PC. Para registrar estos cambios en la capacitancia, debe haber carga en el condensador y por lo tanto requieren alimentación eléctrica.

Micrófonos de condensador

Por este motivo, los micrófonos de condensador requieren lo que se llama alimentación fantasma, una entrada constante de +48V que se lo proporciona o bien la mesa de mezclas o el preamplificador, aunque algunos modelos incluyen una pequeña batería para esto. Esta es la parte mala de este tipo de dispositivos, ya que los hacen bastante más caros y frágiles.

Este tipo de micrófonos son ideales para grabar voz ya que el movimiento de la placa frontal flexible se capta de manera muy precisa, representando luego la voz de manera fidedigna, y este es el motivo por el que su uso es el más extendido. Además, son adecuados para grabar a altas frecuencias, y ya que los componentes que usan son pequeños, podemos verlos en muchos formatos diferentes, desde micros de estudio hasta de petaca.

Cómo funcionan los micrófonos dinámicos

Sennheiser micrófono dinámico

Los micrófonos dinámicos, a veces denominados micros de bobina móvil, utilizan inducción electromagnética para grabar el sonido. Dentro del micrófono hay un diafragma con una bobina de inducción, compuesta por dos cables aislantes enrollados alrededor de un núcleo de hierro. La bobina se coloca dentro del campo magnético de un imán, y cuando las ondas de sonido entran al micrófono, hacen que el diafragma vibre.

Como consecuencia de esta vibración, la bobina se mueve dentro del campo magnético creando una corriente variable, y como resultado los componentes transforman las ondas sonoras en energía eléctrica que debe ser, por fuerza, amplificada internamente y luego enviada al preamplificador, mesa de mezclas o PC.

Micrófonos dinámicos

Las dos principales ventajas de este tipo de micrófonos es que son muy baratos y se pueden encontrar modelos de muy alta gama a precios irrisorios, y que son comparativamente -respecto a los de condensador- mucho más resistentes y duraderos, además de que no necesitan corriente eléctrica externa para funcionar.

Este tipo de micrófono es ideal para grabar sonidos e instrumentos a gran volumen, como baterías, guitarras o bajos, ya que su baja sensibilidad los convierte en una excelente opción para entornos muy ruidosos. Sin embargo, tienen bastantes problemas para capturar las frecuencias más altas, y solo los modelos de más alta gama -y caros- son capaces de hacerlo de una manera digna.

De condensador o dinámico, ¿qué micrófono es mejor para ti?

Vistas las características de ambos tipos, no quiere decir que uno sea mejor que otro sino que cada uno de ellos tiene sus pros y sus contras. Desde luego, el mejor resultado para grabar tu voz en el PC de cara a hacer retransmisiones en directo será un micrófono de condensador, pero tienen la desventaja de ser bastante más caros, menos duraderos y necesitar corriente adicional.

Por su parte, los micrófonos dinámicos te darán mejor resultado si por ejemplo eres un músico y quieres grabarte tocando algún instrumento, o si pretendes utilizarlo para grabar alguna actuación en vivo, en un estadio o en entornos ruidosos.