Roccat Savu y Roccat Taito

Hace ya algún tiempo os comentábamos que Roccat iba a presentar la nueva adición a su catálogo de periféricos Gamer, el Roccat Savu, un ratón con la más novedosa tecnología óptica con hasta 4.000 DPI de resolución, especialmente pensado para personas acostumbradas a ratones de tamaño medio y diseñado para el Gaming.

Como gran novedad, el Savu también cuenta con un sistema integrado de trofeos (Roccat RAD), que aunque no se puede considerar una característica como tal, si que es un pequeño aliciente para los amantes de las estadísticas.

Junto con el Savu, Roccat ha tenido a bien enviarnos también una alfombrilla que también os presentamos hace relativamente poco: la Roccat Taito, en esta ocasión en su versión MID (40 x 32 cm) y 3mm de grosor.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web de Roccat.

Roccat Savu:

 

Una de las principales desventajas de la utilización de un sensor óptico frente a uno láser es que las posibilidades de configuración de su resolución son mucho más limitadas. En el caso del Savu, Roccat ha decidido establecer cuatro resoluciones posibles diferentes: 400, 800, 1600 y 4000 DPI. Mi opinión personal como Gamer que soy es que esta decisión no ha sido muy acertada: Prácticamente nadie juega con una resolución tan baja como es la de 400 DPI, y sin embargo hay un tremendo salto entre los 1600 y los 4000 DPI. Echo de menos algo intermedio (de hecho, en mi caso, mi resolución óptima de juego es de 2200 DPI).

Como puntos fuertes de este ratón, basándonos en sus características técnicas, veo que pesa únicamente 90 gramos, así que, siempre y cuando sus patas de teflón se deslicen bien, nos proporcionará un movimiento cómodo y reducirá el cansancio en sesiones prolongadas de uso. Por otro lado, sus 1000 Hz de polling rate (es la frecuencia de recolección de información) nos asegura un tiempo de respuesta ínfimo, por lo que el Savu será muy probablemente un ratón tremendamente preciso.

Roccat Taito:

Vamos a verlos.

ANÁLISIS EXTERNO.

Como es habitual en Roccat, el Savu viene embalado en una caja de cartón de color negro con una gran fotografía del ratón en su parte frontal. Vienen muy bien resaltadas las características principales del aparato para poder hacerte una idea de lo que tienes entre manos de un primer vistazo.

En la parte trasera encontramos sus características de una forma más detallada y como siempre en diferentes idiomas, incluyendo el castellano.

Uno de sus laterales es diagonal (como en todos los productos de Roccat, la caja nunca es simétrica) y tiene el logotipo de la compañía.

En el lateral opuesto encontramos cuatro fotografías del Savu en distintos ángulos, la última de ellas resaltando sus sistema de iluminación, el cual tiene hasta 16,8 millones de colores.

Abrimos la caja y encontramos el ratón protegido por plásticos. Siendo el ratón negro y el plástico inferior del mismo color la verdad es que destaca bastante poco. Pero tampoco importa mucho, ya que la caja no tiene ventana para poder ver el ratón.

Como es habitual en Roccat, junto con el producto encontramos un folleto del tamaño de un CD, en cuyo interior encontramos información para la instalación del producto y la Roccat ID para registrarlo en la web de Roccat.

Ya liberado de sus protecciones de plástico, aquí podemos ver el Roccat Savu. Como vemos tiene un tamaño medio, y la sensación nada más ponerle las manos encima es que se trata de un ratón ligero pero robusto. Eso sí, los laterales son un poco ásperos. Sí, ásperos. Roccat presume de que este ratón es anti-sudor, y es el precio que hay que pagar para ello.

Lateral derecho del ratón. Aunque lo parezca, carece de botones en este lado (recordad que su diseño es para diestros). Lo que sí tenemos es el anagrama de Roccat en gran parte del botón derecho del ratón.

En el lateral izquierdo sí que tenemos dos botones adicionales, los cuales pueden ser configurados para actuar con el Roccat Easy Shift. En anagrama “Savu” adorna la esquina inferior izquierda de la imagen. Podemos ver su diseño ergonómico, con un generoso espacio para poner el dedo pulgar.

Parte frontal. Aunque es un ratón diseñado para diestros es bastante simétrico. Podemos ver aquí la rueda estriada del ratón y los dos botones principales. Esta zona sí que tiene un tacto suave y muy agradable. La rueda hace un pequeño ruido al utilizarla y al apretarla (tercer botón) pero no es nada molesto, y no hay que hacer ni mucha ni poca fuerza para utilizarla, es decir, perfecto.

Parte trasera. Aquí podemos observar un poquito mejor la ergonomía para diestros del Savu. En la parte inferior del ratón tenemos una gran luz LED para la iluminación.

Como es habitual en Roccat, el conector USB 2.0 tiene el anagrama de la compañía y el modelo del ratón. Me encanta esto, ya que así podemos identificar fácil y rápidamente lo que conectamos y desconectamos en la parte posterior de la torre del ordenador.

El cable viene mallado en tela para aumentar su resistencia y reducir su degradación. Su longitud, a mi parecer, es ideal (1.8m).

Damos la vuelta al ratón para ver su base. En el centro encontramos el potente sensor óptico de 4000 DPI de sensibilidad, mientras que en la parte delantera y trasera tenemos dos generosos pies de teflón para facilitar el deslizamiento del ratón.

Detalle del pie de teflón trasero. También podemos ver la anchura del LED de iluminación.

Detalle del pie delantero.

Una vez visto el ratón, vamos a ver ahora la alfombrilla. La Roccat Taito viene enrollada dentro de un blíster de plástico. En su interior hay un cartoncito con el logotipo de Roccat y el identificativo Taito. No me gustan este tipo de blísters de plástico, ya que hay que cortarlos para abrirlos y resulta prácticamente imposible devolver el producto a su embalaje original una vez abierto.

El blíster tiene dos perforaciones para que, sin necesidad de abrirlo, podamos tocar ambas superficies: a la izquierda la superficie superior, y en la derecha la base.

Tenemos algunas de sus características definidas en el embalaje.

Y por la parte trasera tenemos todas sus especificaciones.

Sacamos la Roccat Taito de su embalaje y la extendemos sobre la mesa. Aquí tenéis la superficie que hará contacto con el ratón. Es una superficie de velocidad (speed surface) fabricada con nano tejidos, por lo que resulta muy, muy suave al tacto, casi lisa. Su tamaño de 40 x 32 centímetros me parece ideal para cualquier persona, aunque casi más destinado a personas que utilicen bajas sensibilidades y hagan mucho recorrido con el ratón.

Como vemos, en la esquina inferior derecha tenemos el identificativo Roccat Taito Mid-Size 3mm.

Como ya hemos dicho, su grosor es de tan solo 3mm, así que no hace “efecto almohada” sobre la muñeca. Esto tiene su ventaja y su desventaja: la ventaja es que no se nos queda la muñeca “incrustada” en la alfombrilla, por lo que nos da mayor facilidad de movimiento. La desventaja es que tras muchas horas de uso nuestra muñeca puede sufrir, ya que  no es especialmente blanda ni mullida.

No obstante hay que recordar que Roccat sacó varias versiones de la Taito, con tres tamaños distintos y dos grosores diferentes (3 y 5mm). Para todos los gustos y necesidades, vaya.

La parte inferior está cubierta por una goma que se adhiere perfectamente a cualquier superficie para evitar que la alfombrilla se mueva.

Ahora que ya hemos visto el aspecto del Roccat Savu y la Roccat Taito vamos a conectar el ratón al ordenador y ver qué tal se comporta.

TESTEO.

Lo primero de todo, vamos a conectar el Savu al ordenador. Nada más hacerlo, Windows reconoce automáticamente el ratón y lo hace funcionar. Al principio tiene configurada la sensibilidad más baja, 400 DPI, por lo que (al menos a mi) me costó un poco manejarlo hasta poder configurarlo correctamente.

Al principio el Roccat Savu tiene preconfigurado el modo de iluminación breathing (respiración, va parpadeando de modo progresivo) y flow color (los colores van variando automáticamente). Este es el aspecto que presenta.

La iluminación es bastante buena, aunque al estar ubicada únicamente en la parte trasera del ratón no tiene mayor utilidad que la de saber exactamente dónde está éste ubicado en el caso de que estemos con la luz completamente apagada.

Una vez instalado el software del Roccat Savu, como es habitual en todos los periféricos de Roccat tenemos un amplio espectro de posibilidades de configuración. Vamos a verlo.

Pestaña Main Control:

Aquí podemos configurar la sensibilidad del ratón, velocidad de la flecha, velocidad de doble clic, etcétera. Como veis en la parte superior derecha, solo podemos tener 4 posiciones diferentes de DPI: 400, 800, 1600 y 4000.

Pestaña Button Assignment:

Como su propio nombre indica, en esta pestaña podemos configurar todos y cada uno de los botones del Savu. En la zona izquierda tenemos los botones “normales”, mientras que en la derecha tenemos los botones “Easy Shift”. Como vemos en la siguiente imagen, Roccat incluye una gran cantidad de macros predefinidas para asignar directamente a los botones.

No obstante, también tenemos un editor de Macros donde podemos configurar y crear nuestras macros personalizadas a voluntad.

Pestaña Advanced Control:

En esta pestaña podemos configurar la sensibilidad individual de los ejes X e Y, cambiar el Polling Rate (nunca entenderé para qué, si el máximo es 1000, déjalo en 1000), cambiar la iluminación y los sonidos. No, el ratón no habla, pero al igual que en otros ratones de la marca, Roccat incluye la posibilidad de que una voz nos avise cuando cambiamos de perfil, sensibilidad y demás…

Pestaña Roccat R.A.D.:

Esta pestaña es el sistema de trofeos de Roccat que comentamos al principio del análisis. No es que sea una gran adición, pero a los fanáticos de las estadísticas (como un servidor) nos gustan bastante estos detalles.

Pestaña Update/Support:

En esta última pestaña encontramos accesos directos a las actualizaciones de firmware y drivers, así como para solicitar soporte online, que siempre es de agradecer.

También he sometido al Roccat Savu sobre la Roccat Taito al Enotus Mouse Test, y este ha sido el resultado:

Como vemos, una estupenda precisión, velocidad y resolución, aunque el Polling Rate no haya llegado a los 1000 Hz.

Aunque soy un usuario de manos bastante grandes, este ratón de tamaño medio me ha resultado bastante cómodo en uso desde el principio. El tiempo de adaptación al mismo ha sido bastante corto (1-2 horas) a pesar de que me costó un poco acostumbrarme a su resolución, ya que como comenté anteriormente, estoy acostumbrado a una resolución en torno a los 2200 DPI y la más cercana que el Savu permite es 1600 DPI.

La respuesta del Roccat Savu es muy precisa, y su uso sobre la Roccat Taito es excelente, el ratón se mueve con total comodidad incluso con movimientos agresivos y repentinos. Siguiendo con la alfombrilla, al principio me resultaba un poco “rara”, ya que anteriormente utilizaba una Razer Goliathus de 5mm de grosor, la cual al tener mayor acolchado resultaba más cómoda para la muñeca. No obstante, una vez acostumbrado el uso de la Roccat Taito resulta muy cómodo incluso tras varias horas de uso intensivo, y como dije anteriormente funciona extraordinariamente bien en combinación con el Roccat Savu.

Tras varias horas seguidas de uso en juegos con bastante calor en la habitación es inevitable que las manos suden. Como comentamos anteriormente, el Savu tiene los laterales hechos de una superficie áspera, y en este entorno de sudor se ha comportado excepcionalmente bien, no se pierde nada de agarre en ningún momento.

CONCLUSIÓN.

El Roccat Savu es un muy buen ratón Gamer. Tiene las claras desventajas de los ratones ópticos, como la limitación en la configuración de su resolución, aunque hay que decir que el sensor que Roccat ha utilizado le da sopas con ondas a cualquier otro de su categoría; bajo mi punto de vista no se equivocaban al afirmar que el Savu sería el nuevo rey de los ratones ópticos. Desde luego si eres un Gamer y no te gustan los ratones demasiado grandes, el Savu es una gran opción para tí.

En cuanto a la Roccat Taito, me ha gustado bastante. Su superficie hecha con nano fibras es ideal para ratones ópticos, ya que presenta una superficie regular y en la que el ratón se desliza muy bien. Además, tiene un precio muy atractivo.

PROS:

– Muy buen rendimiento de su sensor óptico (el más rápido del mundo, por cierto).
– Muy cómodo y ligero.
– Anti sudor.
– La rueda del scroll está perfectamente balanceada.
– Iluminación.
– La alfombrilla de nano fibras desliza estupendamente.
– Estética Gamer de ambas.

CONTRAS:

– Limitadas posibilidades de configuración de las DPI.
– Precio del Savu.

Por ello, desde HardZone recomendamos el Roccat Savu y la Roccat Taito y les otorgamos nuestro galardón de plata.

Queremos agradecer a Roccat y en especial a Kathrin Bachmann por habernos suministrado las muestras necesarias para la realización de este análisis.

Compártelo. ¡Gracias!