Roccat Kone Plus

A pesar de que en el mercado actual de videojuegos, la plataforma predominante son las consolas, hay muchísima gente que utiliza su ordenador para jugar de manera prioritaria. En nuestro foro de presupuestos hardware nos piden ayuda constantemente para configurar equipos orientados al Gaming, pero como ya hemos comentado en anteriores análisis de periféricos, para un Gamer no es suficiente con tener un ordenador que sea capaz de mover cualquier juego actual a máxima resolución y nivel de detalle, también hacen falta unos periféricos de calidad acordes al ordenador, y que se adapten a nuestro estilo de juego.

Con este pensamiento en mente, hoy os presentamos el análisis del ROCCAT Kone[+], el ratón tope de gama de ROCCAT, fabricante alemán dedicado a la fabricación de periféricos para odenador. Pero Roccat no fabrica cualquier periférico, Roccat se centra en los periféricos orientados al mundo Gamer, poniendo especial énfasis en la calidad y durabilidad de sus productos, además de una cuidada estética que no deja a nadie indiferente.

Vamos a ver sus características técnicas, sacadas de la página web de ROCCAT.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

– Pro-Aim Laser Sensor R2 de hasta 6000dpi
– 1000Hz polling rate
– 1ms tiempo de respuesta
– 11750fps, 10.5 megapíxel
– 30G de aceleración máxima
– 3.8-5m/s (150-200ips)
– 16-bit data channel
– Tracking & Distance Control Unit
– 72MHz TurboCore processor
– 576kB onboard memory
– 2m USB cable
– Dimensiones 13.5 x 7.8 cm
– Peso 126g (sin cable) – Ajustable con 4 pesas de 5g cada una.

Su sensor láser permite ser configurado hasta a 6000 DPI, una sensibilidad tan grande que podemos estar seguros de que servirá para adaptar el ratón a cualquier estilo de juego y a las preferencias de cualquiera. El rango es tan amplio que asusta. Además cuenta con TCU (tracking control unit), un sistema que analiza la superficie (sacando una foto) para adaptar el sensor lo mejor posible a nuestra alfombrilla / mesa, y DCU (Distance Control Unit), otro sistema que nos ayudará a que el ratón no se “vuelva loco” cuando lo levantamos de sus patas. Por otro lado, me llama la atención que el ratón está equipado con procesador y memoria propias, es la primera vez que veo esto en un periférico.

Cabe destacar también, aunque no lo pone en las características técnicas, que el ratón cuenta con 4 LEDS configurables para darle al ratón el aspecto que más se adapte a nuestro entorno, y con una característica exclusiva de Roccat: EasyShift[+], un duplicador de botones. Esto consiste en configurar un botón como EasyShift[+] para que al pulsarlo, cambia la asignación del resto de botones. De esta manera, podemos tener hasta 22 funciones en el ratón.

Podéis ver el vídeo promocional en el siguiente enlace: Roccat Kone[+]

ANÁLISIS EXTERNO.

El Roccat Kone[+] viene embalado en una llamativa caja con los colores corporativos de Roccat, azul y negro. Una ventana transparente deja ver el ratón en el interior. Alrededor de esta podemos ver las características principales del ratón. También vemos que uno de los laterales está en forma diagonal, con el logotipo de Roccat.

Por la parte trasera de la caja vemos una fotografía a todo color del ratón con un esquema de sus características, así como un detalle de las mismas en 9 idiomas diferentes.

En el otro lateral, aparecen más características especiales del Kone[+], con diagramas explicando cada una de ellas.

La parte delantera es una puerta, que si la abrimos podemos ver mejor el ratón, y en la parte izquierda todavía más características del mismo. Está claro que Roccat quiere dejar bien visibles todas las posibilidades que ofrece su ratón tope de gama.

Detalle de cómo se ve el ratón a través de la ventana transparente.

Si retiramos la protección de plástico, accedemos al Kone[+] en sí. Podemos observar que justo debajo del ratón se encuentra una pequeña cajita de color negro adornada con el distintivo de Roccat, que contiene los 4 pesos de 5 gramos para ajustar el peso del ratón a nuestro gusto.

Estas son las 4 pesas de 5 gramos en su estuche.

Antes de ver el ratón en sí, vemos que Roccat también incluye un pequeño estuche con forma de CD, y como es habitual en la marca, adornado con el logotipo de la compañía.

En su interior se encuentra una guía de instalación rápida y una tarjeta con un identificativo (Roccat ID Card) que servirá para registrar nuestro producto en la página web del fabricante y así obtener un soporte especializado del mismo. Curiosamente, no se incluye ningún tipo de CD con documentación y drivers.

Vamos a ver el ratón en sí. Este es el aspecto que presenta fuera de la caja. Como vemos, al ratón de color negro, le han añadido otro logotipo más de la marca en la parte trasera.

Incluso el conector USB viene adornado con el distintivo de la compañía. Éste está bañado en oro para maximizar la conectividad. El cable mide 2 metros de largo, y está protegido por una funda de plástico flexible.

En el lateral izquierdo del ratón encontramos los dos botones para ir hacia adelante y hacia atrás en los exploradores, y otro identificativo más de Roccat Kone[+]. El espacio para colocar el dedo pulgar es totalmente ergonómico, de manera que al sujetarlo, este dedo no tocará el suelo. También podemos ver la “lámina” que recorre el ratón de izquierda a derecha, la cual se iluminará gracias a los 2 LEDS que tiene el Kone[+] en cada lateral.

Por la parte delantera tenemos los dos botones de clic izquierdo y derecho, recubiertos por un material “soft touch” para hacer más cómodo su utilización. Justo antes de la rueda, encontramos un botón que de manera predeterminada viene para cambiar de perfil, pero que podremos configurar a nuestro gusto más adelante. La rueda del scroll está estriada para maximizar su agarre, y además de ir hacia arriba y abajo para mover las barras de desplazamiento verticales, puede ir de izquierda a derecha para mover las horizontales. Un detalle que yo personalmente echo de menos en casi todos los ratones que he probado, dado que mi Logitech G9 sí que cuenta con esta característica. Después de la rueda del scroll encontramos dos botones para subir y bajar la resolución.

En el otro lateral no encontramos nada excepto otra banda que se verá iluminada con los otros 2 LEDS.

Para terminar esta vista en 360º, en la parte trasera podemos ver con mayor detalle el logotipo de Roccat, y la forma ergonómica del ratón. Cabe destacar que no es un ratón ni muy grande ni muy pequeño. Para mi gusto, su tamaño es perfecto.

Si le damos la vuelta al ratón, llama la atención la disposición irregular de sus patas deslizantes de teflón, las cuales cubren la totalidad de la parte de abajo (donde más se soporta el peso de la mano / brazo). Otras dos patas de teflón en la parte superior logran que el Roccat Kone[+] tenga un deslizamiento suave y preciso sobre cualquier superficie.

En el centro de la parte inferior se encuentra el poderoso sensor láser de 6000 dpi de resolución.

Y en la parte de abajo encontramos una rueda que se puede abrir para insertar en su interior los pesos de 5g, para ajustar el peso del ratón a nuestro gusto.

Vamos a conectar el ratón al ordenador y ver qué tal luce. Al principio está preconfigurado de manera que alterne entre diferentes colores, cambiando de uno a otro contínua, suave y progresivamente.

TESTEO.

Ergonómicamente hablando, este es el primer ratón que he tenido que se adapta a mi mano a la perfección. Es cómodo, MUY cómodo de utilizar. Los botones del lado izquierdo están a la altura y posición idóneas, al contrario que me ha pasado con otros ratones de gran calidad como el CM Storm Sentinel Zero G. Siguiendo con los botones, los principales de clic izquierdo y derecho son suaves de pulsar,  aunque hacen más ruido del que me gustaría. Los dos botones de subir y bajar la resolución se pulsan con comodidad y están en una posición cómoda para poder hacerlo “al vuelo” durante una partida, al igual que la rueda del ratón, la cual se desliza con comodidad en los cuatro ejes que puede moverse. Continuando con la rueda, ésta se pulsa también con mucha comodidad, hay que hacer la presión justa sobre ésta, lo que es de agradecer si como yo tienes configurado el pulsar la rueda para lanzar granadas en los juegos FPS. El único botón que no me gusta es el de cambio de perfil, el que está después de la rueda, dado que es complicado llegar a él sin tener que mover toda la mano. Por lo demás, en el sentido ergonómico este ratón para mi es simplemente perfecto. El periodo de adaptación con este ratón ha sido tremendamente corto, con solo un par de partidas al Call of Duty Black Ops ya me sentía perfectamente confortable y podía demostrar mi habilidad en el juego al 100% sin preocuparme de que me sintiera incómodo con el ratón o que no llegara bien a algunos botones. Cabe mencionar también que después de un uso intensivo con el ratón, el sudor de las manos no hace que pierdas agarre sobre el mismo, y que después de una semana con él, y aproximadamente 40 horas de juego, el ratón no tiene ni una sola marca de uso.

En uso, el Roccat Kone[+] se desliza con gran facilidad gracias a sus patas deslizantes de teflón, y gracias a su poderoso sensor láser de hasta 6000 DPI, ayudado de su sensor TCU, es tremendamente preciso, de manera que como buen ratón Gamer que se precie, ningún enemigo quedará fuera de tu alcance. Además de sobre una alfombrilla de tela convencional, he probado el ratón sobre una Roccat Alumic, especialmente diseñada para juegos y para este ratón (y de la que pronto podréis ver el análisis detallado aquí en HardZone), sobre la mesa de madera lacada, sobre una alfombra, sobre una mesa de cristal, un folio, e incluso mi pantalón, y la respuesta del Kone[+] ha sido siempre precisa y perfecta. Se nota que  Roccat ha puesto especial empeño en el diseño del sensor láser del Kone[+].

En cuanto al cambio de resolución “al vuelo”, como ya comenté antes los botones están en una posición cómoda, así que no hace falta mover toda la mano para poder cambiar de resolución. La respuesta es instantánea y sin ningún tipo de congelamiento. Además, es curioso que si tienes el software del ratón instalado, sale una voz diciéndote (en inglés) qué resolución estás utilizando. Esto por supuesto se puede desactivar si te molesta, pero a mi me gusta dado que el Kone[+] no tiene ningún LED ni nada para indicarte en qué resolución estás trabajando. Esto puede ser incluso mejor que tener luces en el ratón, ya que no tienes que quitar la vista de la pantalla para saber qué resolución tienes puesta en cada momento.

El software de configuración, el cual me resulta raro que no se incluya en un CD junto con el ratón y sus accesorios, por lo que hay que descargarlo de la página web de Roccat, es muy completo, y aunque parezca complicado es bastante intuitivo. Vamos a verlo.

En la primera pantalla tenemos la mayor parte de los controles de sensibilidad del ratón a simple vista. Aquí podemos configurar la sensibilidad general del ratón, la velocidad de la rueda del scroll, tanto vertical como horizontalmente, la velocidad de doble clic, y aquí es donde podemos configurar los 5 niveles de DPI que podremos cambiar al vuelo con los botones para tal efecto en el ratón. Además, se pueden crear hasta 5 perfiles diferentes.

En esta segunda pantalla lo que podemos configurar es la acción de cada botón. En la parte izquierda tenemos la configuración normal de los botones, mientras que en la parte derecha podremos configurar qué queremos que haga cada botón cuando tenemos pulsado el botón de EasyShitf[+]. Además, tenemos un botón que nos llevará a la configuración de macros, la cual como siempre decimos, da tantas posibilidades que podría abrumar a muchos usuarios, pero para Gamers experimentados será de gran utilidad. Por ejemplo, yo tengo configurado en mi perfil para el “Runes of Magic” que mi pícaro haga tres de sus habilidades consecutivas, que juntas forman un combo letal, al pulsar sobre la rueda del ratón.

En la tercera pestaña podemos configurar a nuestro gusto los colores del ratón. Hay tantas posibilidades que podríamos convertir el Kone[+] en una auténtica discoteca si quisiéramos, dado que podemos configurar de manera individual cada uno de los 4 LEDS con los que cuenta. Además de elegir el color, podemos hacer que éste interactue entre los 4 LEDS, de manera que la luz del Kone[+] parezca un flujo que va desde atrás hacia delante, de izquierda a derecha, o como queramos. Yo personalmente soy un poco más tradicional en este sentido y lo tengo con un color fijo en los 4 LEDS, diferente para cada perfil que he configurado.

Para usuarios avanzados, tenemos esta cuarta pestaña que nos lleva a la configuración más avanzada del ratón. Aquí podemos variar la sensibilidad del eje X y el Y por separado, configurar el aviso sonoro para el cambio de resolución, la aceleración del puntero y la tasa de refresco. Pero lo más importante de esta pantalla es la posibilidad de configurar el TCU y el DCU. El DCU lo podemos configurar en modo Normal, Bajo y Extra bajo, dependiendo cuánto solamos levantar el ratón de la superficie cuando tenemos que girarlo mucho y no nos da tiempo a hacer un cambio de DPI al vuelo. En cuanto al TCU, funciona de manera casi automática. Solo tenemos que pulsar sobre el botón de Calibrar y él solo saca una foto de la superficie, la analiza, y se autoconfigura acorde a sus cálculos. Nos avisa de que tendremos que recalibrar el TCU cuando cambiemos de alfombrilla, o cuando lo activemos después de haberlo desactivado.

En la última pantalla encontramos los típicos accesos para obtener soporte técnico y para actualizar los drivers y firmware del ratón.

Como podemos ver, el programa de configuraciónm del Roccat Kone[+] es bastante intuitivo y fácil de usar, y nos permite una gran cantidad de posibilidades de configuración para poner el ratón a nuestro gusto. La verdad es que es el ratón que más posibilidades de personalización te da.

CONCLUSIÓN.

Estaba convencido de que el Roccat Kone[+] iba a ser un gran ratón y no me equivocaba, es el mejor ratón que ha pasado por mis manos en todos los sentidos. Hacía meses que estaba enamorado de su estética y de sus características técnicas, pero ya cuando he podido estar utilizándolo de primera mano, he podido comprobar la gran calidad del buque insignia de Roccat. Vale que es un ratón de unos 65 euros en la tienda más barata de España, pero para mi, si eres un Gamer empedernido y te gusta tenerlo todo configurado a tu justa medida, vale cada céntimo de su precio (de hecho no me parece nada caro teniendo en cuenta todo lo que aporta y comparándolo con otros ratones del mercado). Además, si aunamos todas sus características con su estética Gamer y su gran durabilidad, se convierte en un ratón más atractivo todavía. Es más, después de una semana utilizándolo, y habiendo tenido sesiones intensivas de juegos con él (y con sesión intensiva quiero decir 5 horas sin parar jugando al World of Warcraft, por ejemplo), cada vez me gusta más.

PROS:

– Impresionante sensor láser preciso a más no poder.
– Excelente ergonomía.
– Muy buena ubicación de los botones.
– Estética Gamer.
– Gran capacidad de personalización.
– Gran durabilidad.

CONTRAS:

– Ubicación del botón delantero (el que está después del scroll).

Por todo ello, el Roccat Kone[+] se hace merecedor de nuestro más prestigioso galardón: La bendición del Gurú, categoría de ORO.

Queremos agradecer a ROCCAT por habernos enviado la muestra para realizar este análisis.

Compártelo. ¡Gracias!