Corsair M65 RGB Élite, review: ergonomía y precisión se juntan en el mejor ratón gaming de 2018

La línea de periféricos de Corsair no para de crecer de cara a 2019. Si por algo se distingue precisamente la marca es por no parar de innovar, lanzando a cada conjunto de mejoras nuevos periféricos con los que marcar la diferencia y elevar un poco más el listón. En esta ocasión tenemos con nosotros al Corsair M65 RGB Élite, el último ratón de la marca con importantes mejoras en cuanto a ergonomía, rendimiento y algo de estética, del cual se ha estado guardando bastante secreto durante varios meses por incluir el que se ha denominado por Pixart como el sensor más avanzado del mundo.

Índice

Características técnicas

Corsair M65 RGB Élite Especificaciones Técnicas

El Corsair M65 RGB Élite es un ratón de extrema precisión y un rendimiento que debería ser sobresaliente a tenor de lo que veremos a continuación.

Contiene el nuevo sensor Pixart 3391 con 18000 DPIs, ajustables en pasos de resolución de 1 ppp, por lo que tiene el honor de ser otro de esos sensores 1:1 que tanto buscan los gamers profesionales.

Como viene siendo costumbre en la familia M65, estos M65 RGB Élite tienen un sistema de pesas desmontable que permite ajustar el centro de gravedad del ratón, donde al mismo tiempo reducirá su peso.

La calidad general parece ser otros de sus puntos fuertes y sobre la que Corsair ha hecho bastante hincapié.

Ahora introduce un marco rediseñado y mejorado para aportar mayor rigidez y una nueva disposición de botones que mejoran la ergonomía como veremos a continuación.

Los requisitos del sistema según Corsair son: PC con puerto USB, Windows 10, Windows 8 o Windows 7 y conexión a Internet para poder descargar el software iCUE.

Embalaje y análisis externo

El nuevo Corsair M65 RGB Élite viene en una caja de cartón prensado de gran calidad e impresión, donde destaca en concreto el impreso del propio ratón y las letras ya que encontramos una textura diferente.

En su parte frontal destaca en primera plana el propio ratón desde su vista vertical. Es una presentación sencilla y sin sobrecargas de ningún tipo.

Corsair M65 RGB Elite001

En su parte trasera la estética es continuista: fondo amarillo con breve información en varios idiomas (inglés, francés, alemán, italiano, español, ruso y polaco) donde destacan algunas de las características de las que ya hemos informado en su apartado y donde añaden los requisitos del sistema.

Corsair M65 RGB Elite002

Una vez abierta su caja, nos encontramos con un embalaje de cartón rígido cubierto con un plástico que ha sido moldeado con la forma del propio ratón y con la de su caja.

Los accesorios son escuetos, guía del propio ratón y las garantías correspondientes, todo muy sencillo.

Corsair M65 RGB Elite003

Una vez sacado de su caja, este Corsair M65 RGB Élite se muestra bastante compacto.

La primera impresión es de calidad, donde la parte superior del mismo (donde descansará nuestra mano) es bastante suave, mientras que los laterales tienen una especie de granulado muy fino para mejorar el agarre.

Corsair M65 RGB Elite004

La forma general de este ratón es muy parecida a sus versiones anteriores M65 RGB y M65 RGB Pro.

Si bien este Corsair M65 RGB Élite obtiene una serie de mejoras muy interesante, a primera vista no destacan demasiado.

La primera es la leve pronunciación en la caída del soporte para nuestro pulgar, donde constan los botones laterales.

En la vista frontal podemos apreciar que los botones de selección de DPI ahora son más pequeños y dejan solo espacio entre ellos para el visionado del LED.

En sus perfiles se aprecian más cambios importantes. En el lateral donde reposará nuestro pulgar los botones han sido completamente rediseñados, manteniendo su número, ya que encontraremos el botón especial para sniper y justamente encima tendremos dos botones secundarios.

Dichos botones se han situado al final del perfil y se han reducido la distancia vertical de los mismos.

Ahora tenemos el botón sniper justamente debajo del botón más alejado de nuestro pulgar.

Los dos botones superiores ahora son de mayor tamaño y de un mejor tacto, algo de lo que hablaremos más adelante.

El lateral contrario de este Corsair M65 RGB Élite es muy parecido al del M65 RGB original y M65 RGB Pro.

Pero añade una curvatura central de la propia pieza, lo que mejora el apoyo de nuestro meñique, pero es realmente difícil apreciarlo si no tenemos alguna de las dos versiones anteriores para poder comparar.

Aquí podemos ver algunas de las principales diferencias en la botonería y dimensiones.

Aunque parezca que el nuevo Corsair M65 RGB Élite es más largo o alto es realmente al contrario, simplemente es el efecto que produce el nuevo diseño de su chasis y de los botones de mayor tamaño, en realidad es más compacto que sus versiones anteriores.

Corsair M65 RGB Elite037

Como decimos, este nuevo ratón es más corto, más bajo y con una caída en la parte trasera más pronunciada, por lo que la ergonomía ha mejorado bastante.

La curvatura general que engloba la palma de nuestra mano es ahora más homogénea y el chasis está girado hacia nuestra derecha en algún grado más, lo cual mejora la comodidad a la hora de coger el ratón.

Centrándonos en la ergonomía podemos ver que en este Corsair consigue varias mejoras. La primera es que nuestro pulgar mantiene una línea más recta respecto a nuestra muñeca, lo cual ayuda a un mejor agarre del resto del ratón a la hora de poder moverlo o acelerar.

Otra ventaja es la ya comentada reducción de la distancia entre los botones. Ahora apenas tenemos que realizar recorrido al subir el botón de sniper hasta los dos botones laterales.

La pulsación de estos al ser de mucho mayor tamaño es mucho más sencilla y su tacto es espectacular.

El último detalle es que al ser más corto nuestra mano llega unos milímetros más hacia el final del propio ratón, mejorando el contacto y descanso de nuestra palma.

Se aprecia perfectamente como en este nuevo Corsair M65 RGB Élite la forma de nuestra mano es más curvada, mientras que en la versión anterior es más en forma de uve.

Como hemos comentado las medidas son más compactas, teniendo desde su centro en todos los casos: 74.52 mm de anchura, 117 mm de longitud, y 38.22 mm de grosor.

Un tamaño perfecto para los que tenemos las manos bastante simétricas o con los dedos de poca longitud desde su base.

Siguiendo con su examen exterior encontramos parte de su chasis de aluminio anodizado, donde en esta ocasión no ha sido pintado ni tratado en color negro.

Además descubrimos su cable que si bien no cambia en materiales (nylon trenzado de gran calidad y flexibilidad) si obtenemos una nueva mejora en el final del mismo.

El conector USB 2.0 ha cambiado, adoptando una nueva estética más robusta, sobria y de mayor tamaño.

Ya en su base y para poner punto y final a su análisis externo vemos 5 pads que ofrecen un buen soporte y deslizamiento a este ratón.

Debemos destacar que al ser un ratón algo menos ancho que sus versiones anteriores la estructura de aluminio se ha diseñado de forma más compacta y por ende los pads son de menor tamaño, permitiendo menos resistencia total al movimiento.

Esto mejora la aceleración y empeora lógicamente la acción de frenar, por lo que la calibración de pesos y software será fundamental para hacernos con el control total de sus 18000 DPIs.

Por otro lado, su sistema de pesas ahora está mejor centrado, en los M65 RGB y Pro este sistema era similar pero existía una mayor distancia de dichas pesas hasta el centro del sensor.

Aquí el sistema además de ser más compacto está más orientado al peso central del ratón. Hemos de añadir que en un principio pensamos que las pesas solo saldrían tal y como se ve en la fotografía, ya que los moldes no salían por su cuenta como en las versiones anteriores.

En este caso descubrimos más tarde que hay que tirar de ellas o forzarlas un poco a salir con algo punzante.

Apenas hay que hacer fuerza, pero se mantienen firmes si no se las ayuda a salir.

Análisis interno

El desmontaje de este Corsair M65 RGB Élite es bastante sencillo. Para ello retiraremos los dos tornillos que hay junto a la pesa trasera desde la parte inferior del ratón.

Corsair M65 RGB Elite011

Una vez retirados solo tendremos que forzar cuidadosamente la salida de la parte más baja del ratón, haciendo presión hacia atrás para salvar la pestaña que Corsair ha incluido en este M65, tal y como se ve en la foto inferior.

Corsair M65 RGB Elite012

Una vez retirada la tapadera superior queda por retirar la cinta de datos que la mantiene unida al PCB del propio ratón.

Solo necesitamos tirar de la pestaña inferior desde los dos lados hacia arriba, apenas 2 mm y la cinta que los conecta quedará suelta.

En este punto tenemos que añadir que el sistema de sujección mediante dicha pestaña es extraíble, es decir, la pestaña saldrá de su conector si tiramos demasiado hacia arriba, aunque luego se puede volver a poner sin problemas.

Corsair M65 RGB Elite033

Una vez hecho esto y retirada la parte superior, el ratón queda a nuestra disposición para poder indagar en él.

Corsair ha dispuesto dos PCB distintos para esta nueva versión del M65.

El PCB central se encarga de hacer las funciones de placa base, ya que todo el sistema va centrado en él, en cambio los botones laterales disponen de un PCB independiente dispuesto en vertical donde se incluyen los switchs correspondientes, pero eso lo veremos más adelante.

Esta vista desde la parte trasera evidencia las distintas alturas que produce el chasis (foto inferior), donde destaca el led dedicado para el logotipo de la marca al poner la cubierta superior.

Corsair M65 RGB Elite019

La rueda es otro de los puntos determinantes de un ratón. En este ratón Corsair ha cambiado el sistema y dibujo de la misma, algo que nos ha gustado mucho.

Además, ahora los perfiles se iluminan mediante el LED que incluye.

Para extraer el PCB principal solo tenemos que sacar los cables de la izquierda y retirar los tres tornillos que la mantienen sujeta al chasis.

Corsair M65 RGB Elite022

El PCB es de bastante calidad, con unas soldaduras bien implementadas y bastante limpias en su factura, nada que objetar aquí ya que está a la altura que se espera.

Corsair M65 RGB Elite024

Aprovechando su extracción y como no puede ser de otra forma tenemos que hacer mención a sus switchs.

Corsair ha incluido unos OMROM D2FC-F-K, que si bien son unos interruptores de gran calidad, son los más duros actualmente, tanto en fuerza para su pulsación como en clicks totales, donde la marca nos garantiza hasta 50 millones de clicks.

Por desgracia, Corsair no ha implementado un sistema de switchs extraibles, así que si estos fallan tendríamos que desoldarlos y volver a soldar los nuevos.

Corsair M65 RGB Elite023

Por primera vez tenemos acceso al novedoso Pixart PMW 3391M, lo último de los taiwaneses en cuanto a sensores gaming.

Corsair M65 RGB Elite026

Haciendo una mirada más cercana podemos apreciar como Pixart ha creado un sensor de grandes dimensiones con una interfaz de pines que conecta directamente con el PCB creado por Corsair.

Este sensor óptico tiene muy buena pinta visto lo visto, ya que la distancia focal del mismo parece bastante reducida y eso siempre repercute en mayor precisión.

Siguiendo con el desmontaje total del ratón le toca el turno a la botonera lateral, la cual sale simplemente tirando hacia arriba de ella, ya que va perfilada en dos carriles que la mantienen firme y en su sitio.

Los switchs de dicha botonera lateral vienen firmados por la marca Kailh, los cuales son fabricados por la marca China Kaihua Electronics y hemos de decir que son espectaculares.

Aúnan firmeza con un tacto y recorrido no demasiado pronunciado pero inequívoco.

Bien es cierto que los botones laterales de mayor tamaño ayudan, ya que la sensación mejora frente a la versión anterior de este M65, pero igualmente el conjunto es realmente bueno.

Corsair M65 RGB Elite029

Una vez desmontado todo solo nos quedaría sacar el cable USB con su conector.

Mientras, por el lado contrario del ratón podemos ver el sistema de botones que Corsair usa, que si bien no es muy complejo en sí mismo está muy trabajado.

Por último, podemos ver todo el ratón en su esplendor, parte por parte, junto a los tornillos que han sido necesarios para su desmontaje.

Corsair M65 RGB Elite032

Visto su análisis interior pasemos a conocer sus funciones en el software de la marca, el Corsair iCUE.

El software: Corsair iCUE

Corsair iCUE

Desde hace algo más de un año Corsair unificó todos los software específicos que tenían en uno solo, detalle que hace más sencillo el adquirir productos suyos al no tener que depender de varios software que “no se lleven bien” entre ellos.

Hemos usado la última versión disponible al momento de la redacción para garantizar la compatibilidad del ratón con el software de Corsair.

De hecho, no hemos tenido ningún problema en cuanto a la detección o funcionamiento, fue enchufar y listo: fácil y sencillo.

Corsair M65 RGB Elite iCUE001

En la configuración del dispositivo encontraremos opciones interesantes como la frecuencia de sondeo, la intensidad del brillo, la posibilidad de borrar los perfiles guardados o la actualización del firmware si hubiese alguna más actual disponible.

Corsair M65 RGB Elite iCUE002

Ya dentro del menú del ratón podemos ver todos los apartados que Corsair dispone para este M65 RGB Élite: acciones, efectos de iluminación, DPI, rendimiento y calibración de superficie.

Corsair M65 RGB Elite iCUE003

Dentro del apartado acciones tendremos la opción de configurar nuestro ratón a nuestro antojo, desde el seteo de los 8 botones completamente programables hasta la grabación de macros, pasando por una biblioteca de acciones que podremos componer según necesitemos.

Los efectos de iluminación son sin duda otro atractivo más de este Corsair M65 RGB Élite.

Tendremos dos zonas definidas para aplicar efectos: el área de desplazamiento (rueda) y el área del logotipo trasero.

Corsair M65 RGB Elite iCUE006

En ambos casos tendremos múltiples opciones de configuración: tres efectos predeterminados, tres personalizados y 11 enlaces de iluminación diferentes, donde en muchos de ellos podremos seleccionar el color o colores entre una gama de 16.8 millones de opciones distintas.

En el apartado DPI tendremos hasta 6 presets que podremos configurar a nuestro gusto en saltos de 1 a 1 DPI, incluso elegir el color para cada perfil de DPI o elegir diferentes DPI entre el ángulo X e Y.

Corsair M65 RGB Elite iCUE007

En rendimiento tendremos los ajustes típicos para seleccionar: ajuste de ángulo y mejorar la precisión del puntero, así como su velocidad.

Muchos gamers llegan incluso a deshabilitar dichos settings, sobre todo cuando juegan con bajos DPIs, ya que aseguran empeorar la precisión final.

Cada uno debe probar como se siente más cómodo a base de testeos en diferentes juegos, no hay una opción recomendada estándar en este punto.

Corsair M65 RGB Elite iCUE008

La calibración de superficie es un nuevo apartado que el M65 RGB original no tiene.

Para ello solo tendremos que mover el ratón en movimientos circulares a una velocidad que mantenga la aguja centran entre el acotamiento verde.

Una vez termine el porcentaje la calibración se da por finalizada y ya podremos disfrutar de nuestro ratón con la mayor precisión.

Corsair M65 RGB Elite iCUE009

Pruebas Corsair M65 RGB Élite

Para las pruebas de rendimiento y precisión hemos de aclarar varios puntos. La calibración del software usado con cada ratón se hace en base a la detección del propio programa en un recorrido aproximado de 10 centímetros en el eje X.

De esta manera se especifica unos DPIs exactos que no tienen nada que ver con los DPIs reales del ratón, ya que la calibración para el software da un valor exclusivo y no representativo.

En este caso nuestro software ha reconocido 66 DPIs y en base a esto iremos probando los distintos DPIs, que como decimos son independientes a la propia calibración o DPIs reales del ratón.

Para setear los DPIs usamos lógicamente el Corsair iCUE para seleccionar los diferentes settings para las pruebas.

Los DPIs elegidos han sido 4 preset diferentes: 2000, 4500, 9000 y los 18000 que es capaz de alcanzar este Pixart PMW 3391M.

Corsair M65 RGB Elite048

Los apartado se dividen en 5 test diferentes, cada uno ha sido medido en los DPIs comentados, estando todos representado en el eje X: Hercios, Velocity, SUM, Count y tiempo de actualización.

Este último apartado ha sido medido en los 4 preset de Hz que pueden ser seleccionados, y dentro de cada preset (125-250-500-1000) se han tomado medidas a dos DPIs totalmente distintos: 2000 y 18000, para así medir todas las diferencias existentes.

La manera de proceder ha sido simple, se ha movido el ratón de derecha a izquierda y viceversa repetidamente, aumentando la velocidad progresivamente hasta alcanzar la máxima velocidad posible, para una vez llegados a ese punto desacelerar poco a poco hasta alcanzar la velocidad inicial del test.

Así comprobamos la aceleración y desaceleración a diferentes velocidades, DPIs y Hz. Los datos por DPI son extrapolables entre los distintos test, ya que cada DPI en concreto es una toma, así se puede ver cómo se comporta el ratón en varios test a misma resolución.

XVelocity

En este apartado se muestra la velocidad que es capaz de alcanzar cada ratón y su varianza ante la aceleración y desaceleración. La escala se hace mayor ante ciertos puntos que se disparan muchísimo, pero es algo normal ante movimientos tan rápidos y agresivos como los que hemos realizado.

Al no ser una constante sino algo puntual es totalmente normal. Lo que podemos ver es que la constancia de la velocidad es mayor a mayores DPI seleccionemos y al mismo tiempo la velocidad se mantiene independientemente del valor seleccionado, entorno a 20-40 m/s según movamos más o menos rápido el ratón.

XSUM

Esta prueba muestra la precisión del sensor a diferente velocidad. A mayores DPIs se registran más movimientos por segundo y por lo tanto las variaciones verticales serán menores.

Se aprecia muy bien como el movimiento (de derecha a izquierda y de izquierda a derecha contínuo en toda la prueba) se mantiene con mucha precisión conforme aumentamos la velocidad.

XCount

Aquí se muestra el conteo de puntos en el tiempo. A mayor precisión el conteo de puntos se establecerá dentro de las líneas que hay entre ellos y mayor sensación de suavidad tendrá el ratón, es el llamado smoothness.

Vemos muy claramente cómo a mayor DPI comienzan a mostrarse mayor cantidad de puntos fuera de línea y a mayor distancia.

De igual manera es algo totalmente normal, ya que siempre existirán algunos fuera de rango, pero en este caso son excepcionalmente pocos, por lo que el sensor hace increíblemente bien su trabajo contando con su increíble resolución.

HZ

La frecuencia de sondeo se mide en Hz y eso precisamente mide este test. A mayores Hz más movimientos registra el ratón en menos tiempo, por ello cada frecuencia va registrada a un tiempo, por ejemplo 1000 Hz / 1 ms.

En esta prueba seteamos dicha frecuencia a 1000 Hz y medimos la frecuencia ante los movimientos y velocidad.

La media es bastante consistente en todos los casos, donde los 1000 Hz se hacen patentes sin duda. Donde encontramos variaciones es lógicamente al setear diferentes DPIs,  donde a mayores velocidades se hace patente que las diferencias y consistencia de la frecuencia es mayor.

Parece que a este Pixart PMW 3391M le sienta realmente bien los altos DPIs.

Tiempo de actualización

El tiempo de actualización está intrínsecamente relacionado con los hercios seteados. Como se ha comentado, cada frecuencia de sondeo tiene un tiempo de actualización recomendado, siendo estos: 125 Hz / 8 ms, 250 Hz / 4 ms, 500 Hz / 2 ms y 1000 Hz / 1 ms.

Lo que medimos aquí es precisamente el tiempo de actualización en dos configuraciones distintas por cada tasa de Hz, la estándar media de los gamer profesionales (2000 DPI) y la máxima que proporciona el sensor (en este caso 18000 DPI).

125 Hercios

250 Hercios

500 Hercios

1000 Hercios

Llegado a este punto podemos ver que este Pixart PMW 3391M se siente especialmente bien a altos hercios, sobre todo a altos DPI. A medida que estos avanzan se vuelve evidentemente más rápido, pero al mismo tiempo las variaciones que sufre son menores.

Velocidad de clicks

En esta prueba probaremos que tan buenos son los switchs que trae este ratón. Para ello usamos un software muy simple que mide dos tiempos en un mismo click: el tiempo en el que el switch baja y hace el click (registro) y el tiempo que tarda en volver a su posición original (fin del registro).

Corsair-M65-RGB-Élite-Velocidad-Click

Este Corsair M65 RGB Élite es bastante rápido, necesita de media unos 100 ms para hacer click y algo más de 65 ms para devolver el switch a su posición. Teniendo en cuenta que no incluye los switchs más rápidos del mercado es un buen valor.

Conclusión

Corsair M65 RGB Elite064

Después de un exhaustivo testeo podemos decir que Corsair ha logrado una gran evolución en este M65 RGB Élite. La calidad general del ratón es excelente, algo mejor que su versión anterior sin duda.

Obtiene un suave tacto en su cubierta donde reposa nuestra palma y con un rugoso muy fino en sus laterales donde en ningún caso existe goma como en otras marcas.

El tacto de los clicks principales es uniforme pero algo duro si lo que buscamos es suavidad y velocidad.

Sus botones laterales también adolecen de algo de dureza pero lo compensan con un tamaño físico mayor, lo que les otorga una sensación mejorada respecto a su versión anterior.

De los 8 botones de los que dispone este Corsair M65 RGB Élite hemos de recalcar que el más duro al pulsar es precisamente el de sniper, además por bastante. Esto nos ralentizará algunos milisegundos en nuestra pulsación, pero en cambio no tendremos el ya conocido problema de pulsación por error.

Podemos dejar nuestro pulgar encima sin miedo, e incluso podemos apoyarnos en él si necesitamos mover el ratón en una mala colocación de nuestra mano en el ratón.

Corsair M65 RGB Elite052

Entendemos que Corsair se ha basado en esto para decidir las durezas de los switchs escogidos, pero aunque no fuese así creemos que es un acierto tal y como está.

El sistema de iluminación funciona correctamente y es homogéneo en su función, ya que no se aprecian zonas más iluminadas que otras, el software hace el resto en este apartado.

Aprovechamos para hablar del software Corsair iCUE: todo funciona como debe, no hemos encontrado ningún problema de funcionamiento con él. Lo que sí creemos que sería recomendable es la inclusión del apartado de brillo dentro del de iluminación, ya que tener que desplazarnos hasta la configuración global nos parece un atraso.

Otro punto que sería recomendable que Corsair incluyese en su software estrella es el hecho de poder modificar aspectos como la aceleración del ratón o simplemente nos diesen opción a un delay en los clicks.

Además, en el apartado de calibración de la superficie estaría genial que la marca incorporase superficies de sus alfombrillas como predefinidas, previos test por su parte lógicamente. Nos ahorraríamos la calibración directamente.

Volviendo al ratón, su sensor es muy preciso incluso a altos DPI, pero en cambio empeora en bajos, lo cual evidencia que es necesario una tasa mínima por encima de los 8000 DPI para empezar a encontrar sus virtudes.

Algo similar vemos en sus hercios, donde la máxima tasa de sondeo sale muy beneficiada y es la recomendable aunque seteemos pocos DPIs.

Corsair M65 RGB Elite059

Si analizamos el trabajo de Corsair en la construcción y acabados de este ratón, sólo podemos felicitarles: todo está bien resuelto, ordenado y con calidad en todas sus partes.

En cambio si nos atenemos a la calidad de su hardware, hemos de decir que para un ratón de este nivel se necesitan apartados como switchs extraibles. No se entiende como Corsair no ha dotado a este ratón con esa posibilidad, que de cara al futuro puede ser fundamental aunque haya incluido OMRON con 50 millones de clicks.

Quizás sea el único punto negativo de su hardware, al que le pondremos otra pequeña pega que es totalmente subjetiva: el sonido de la rueda al hacer scroll hacia arriba.

Su sonido cambia si bajamos o subimos, siendo el de bajada muy silencioso mientras que el de subida es más tosco.

En general, este Corsair M65 RGB Élite es un paso adelante sobre la versión Pro o normal, es mucho más ergonómico, permite su uso a jugadores con un tamaño de mano menor, permite ser más rápido al pulsar sus botones laterales al tener menor distancia entre ellos y su sensor es una delicia.

Es realmente un ratón para aquellos usuarios que necesiten unos DPI descomunales y sobre todo tengan la capacidad de ser precisos ante tanta resolución.

No es un ratón recomendado para jugadores que necesitan movimientos amplios de muñeca o que contínuamente estén emplazando el ratón físicamente en distintas posiciones de la alfombrilla, sus 18000 DPIs están justamente para lo contrario: movimientos rápidos, muy cortos y precisos.

Pros

  • El Pixart PMW 3391M es realmente muy preciso, incluso a 18000 DPIs, aunque a esa resolución tardaremos en acostumbrarnos.
  • La ergonomía general ha mejorado.
  • Calidad de materiales y acabado muy alta.
  • Nuevos botones laterales mejor finalizados.
  • El sistema de pesas ha mejorado.
  • Estructura de aluminio.
  • El software está bien trabajado y resuelto.

Contras

  • El sensor trabaja mejor a altos DPIs.
  • Mismo caso para los hercios, a 1000 hz se encuentra más cómodo.
  • Switchs no intercambiables.
  • Precio algo elevado.

Corsair-M65-RGB-Élite-Nota

La calidad de este ratón es palpable y como hemos visto sus puntos fuertes pesan mucho más que los débiles, por ello desde Hardzone.es le otorgamos nuestro Galardón de Oro.

HZ_2018_MedalsCatg_2_Gold

Compártelo. ¡Gracias!