Corsair Harpoon RGB Wireless, review: ratón gaming inalámbrico ligero con 60 horas de autonomía

Corsair está que no para, y dentro de los nuevos periféricos que acaban de presentar está el Corsair Harpoon RGB Wireless, un ratón inalámbrico muy ligero (pesa solo 99 gramos con la batería incluida) que proporciona el máximo rendimiento con su sensor óptico de 10.000 DPI y la tecnología Slipstream inalámbrica de Corsair, y a pesar de ello cuenta con una autonomía de hasta 60 horas. En el día de hoy os presentamos nuestro análisis de este Corsair Harpoon RGB Wireless, en el que os vamos a mostrar en profundidad cómo funciona este segundo ratón inalámbrico de la marca.

Índice

Características técnicas

Dado que el ratón se lanza al mercado en este momento y el análisis lo tenemos que redactar con antelación, no está todavía listado en la web del fabricante y, por lo tanto, no tenemos la habitual tabla de especificaciones. No obstante, sí que tenemos un resumen:

  • Juego en modo rápido:juega con la tecnología inalámbrica SLIPSTREAM CORSAIR INALÁMBRICA por debajo de 1 ms, conéctate con un cable USB de baja latencia, o a través de Bluetooth.
  • Pesa solo 99 g: Construcción liviana, para que puedas jugar por más tiempo sin cansancio.
  • La configuración simple permite jugar más rápido: simplemente conecta el adaptador inalámbrico a un puerto USB y enciende el ratón.
  • Forma contorneada y empuñaduras laterales de goma: para una comodidad duradera y un agarre seguro.
  • Hasta 60 horas de duración de la batería:juega sin interrupciones con una vida útil de la batería que dura varios días o conéctalo en el modo por cable para seguir jugando mientras se carga.
  • Seis botones totalmente programables:juega a tu manera con macros potentes y remapeados para obtener una ventaja dentro del juego.
  • Interruptores Omron ultra duraderos:cualificados para más de 50 millones de clics.
  • Sensor óptico de 10.000 DPI:para un seguimiento de alta precisión de incluso el más mínimo movimiento.
  • Iluminación RGB dinámica:elige entre docenas de impresionantes ajustes y efectos de iluminación personalizables, o crea los tuyos propios.
  • PVP Recomendado: 59,99€

Estamos ante un ratón inalámbrico con 60 horas de autonomía de batería, que puede funcionar por 2.4 Ghz, por Bluetooth o por cable indistintamente, lo cual siempre es una ventaja ya no solo para gaming sino para todo tipo de usos. Cuenta con un sensor óptico de hasta 5.000 DPI y seis botones programables, además de la habitual iluminación RGB configurable, todo ello con una construcción ligera de tan solo 99 gramos, y a un más que atractivo precio de apenas 60 euros.

Desde luego, sobre el papel, este Corsair Harpoon RGB Wireless tiene muy pero que muy buena pinta, así que vamos a pasar a verlo y después os contamos nuestras impresiones mientras lo hemos estado utilizando.

Embalaje y análisis externo

El nuevo Corsair Harpoon RGB Wireless estrena, como todos los nuevos periféricos que el fabricante lanza hoy, un nuevo embalaje. En éste se mantiene, no obstante, la estética con la caja de cartón blando exterior en los colores negro y amarillo habituales. En la cara frontal encontramos una imagen del ratón, dejando para la parte trasera un resumen en varios idiomas de sus bondades.

En el interior encontramos una estructura protectora de cartón rígido de color negro, en cuyo interior encontraremos el ratón y sus accesorios.

Como siempre, se incluyen los habituales panfletos relativos a la garantía y la guía de inicio rápido, así como el cable USB – Micro USB que sirve tanto para cargar la batería como para utilizar el ratón vía USB. El cable tiene 1,8 metros de longitud y está mallado con hilo de nailon.

Finalmente, aquí tenemos el Corsair Harpoon RGB Wireless. A simple vista es, efectivamente, un ratón muy liviano, y con un tamaño tirando a mediano.

El Harpoon RGB Wireless tiene formas redondeadas, y está diseñado para usuarios diestros dado que los botones adicionales de navegación están en el lateral izquierdo. Ambos laterales tienen inserciones de goma para mejorar el agarre, y Corsair ha dispuesto el logo iluminado en la palma (en este caso, la rueda del scroll no se iluminará una vez encendido).

Vamos a la parte inferior, en la que encontramos el sensor óptico de 10.000 DPI en el centro, y cuatro inserciones de teflón deslizante en la periferia. En la parte derecha hay una pequeña tapa bajo la que encontraremos el receptor inalámbrico, y un interruptor nos permitirá cambiar entre los modos de conexión: 2.4 Ghz, Bluetooth o para apagarlo. El modo USB funciona tanto con el interruptor en 2.4 Ghz como en apagado, pero no en Bluetooth.

Finalmente, en la zona inferior de la rueda del scroll tenemos el puerto micro USB para conectar el cable.

Visto el ratón, es hora de encenderlo y ver qué tal funciona, y lo primero que llama la atención es que el botón adicional colocado en el centro, tras la rueda del scroll, tiene un LED que se iluminará con un color que dependerá del perfil que tengamos configurado en el software. Lo veremos en breve.

El software: Corsair iCUE

Por supuesto, el nuevo Harpoon RGB Wireless hace uso del software Corsair iCUE, si bien es cierto que podríamos utilizarlo sin necesidad de software (aunque lógicamente no podríamos configurar sus perfiles, asignaciones de botones y demás).

En la pantalla inicial, tenemos la configuración del dispositivo en la que podremos actualizar su firmware, controlar la intensidad del brillo de la iluminación, o seleccionar su tiempo de respuesta. También hay opciones para activar el tiempo de suspensión pasados unos minutos de inactividad para ahorrar batería, activar el icono de batería en la barra de tareas, o sincronizar con el receptor inalámbrico (algo innecesario a no ser que tengamos problemas).

Por lo demás, tenemos las habituales opciones que siempre ofrece iCUE en todos los ratones, con la asignación de botones en la primera pestaña.

En la segunda pestaña lo que tenemos es la configuración de los efectos de iluminación.

En la tercera pestaña, la que más contenido tiene, encontramos la configuración de hasta cinco modos de sensibilidad mas un modo Sniper. Lo interesante es que podemos desactivar cuantos saltos de DPI queramos (incluso dejándolo en solo uno, con DPI fijas), y podremos asignar el color que queramos a cada uno de ellos.

Aquí un ejemplo de la configuración que me gusta a mi: con solo tres saltos de sensibilidad, seleccionando como primario a 2200 DPI en color blanco, y luego en amarillo 1500 DPI y en rojo 5000 DPI.

Finalmente, en la pestaña rendimiento podemos activar el ajuste de ángulo (la elevación del ratón antes de dejar de percibir la superficie) y la mejora de posición del puntero.

Probando el Corsair Harpoon RGB Wireless

Hora de probar qué tal funciona este nuevo Corsair Harpoon RGB Wireless, y por supuesto lo vamos a hacer en modo inalámbrico, en este caso con el receptor de 2.4 Ghz conectado al PC.

Para empezar hablamos como siempre de la ergonomía. Como os he contado ya muchas veces, soy un usuario con manos bastante grandes (tanto como para sujetar sin esfuerzo un balón de baloncesto) y mi tipo de agarre es tipo garra. El Harpoon RGB Wireless no parece, por lo tanto, un ratón que vaya mucho con mi tamaño de mano y estilo, y sin embargo me he encontrado cómodo con él desde el primer momento. Sí es cierto que me resulta un poco “poquita cosa”, tanto por su escaso peso como por no tener cables estorbando, pero repito que me sentí muy cómodo desde el principio y no sentí cansancio en ningún momento, incluso tras horas de uso.

En cuanto a su rendimiento, no he tenido ni un solo problema de comunicación inalámbrica; la tecnología Corsair Slipstream funciona de maravilla y la respuesta del ratón a mis movimientos y clics es instantánea en todo tipo de situaciones, incluso con el receptor ubicado en la parte trasera del PC y a más de un metro y medio de distancia del ratón. En cualquier caso, hemos sometido al ratón al habitual test de Enotus con el siguiente resultado:

A grandes rasgos el comportamiento del Harpoon RGB Wireless es impecable, con un tiempo de respuesta de apenas 1 ms en modo inalámbrico (998 Hz), algo en lo que pecan algunos ratones gaming inalámbricos de primeras marcas que dan los 1000 Hz por cable pero que en modo inalámbrico bajan a menos de la mitad.

En juegos el ratón se comporta estupendamente, dándonos una gran libertad de movimientos de nuevo gracias a su poco peso y al no tener cables que condicionen nuestros movimientos, y ejecutando tanto los movimientos como las pulsaciones con el mayor rigor y sin latencia.

Finalmente, queda hablar de la autonomía de la batería. Con una carga completa, el software no nos avisó de poca batería hasta pasados ocho días de uso. No tenemos un contador exacto de horas de uso durante este periodo, pero calculo que, efectivamente, ronda las 60 horas de autonomía que promete el fabricante.

Conclusión

Tengo que reconocer que, a pesar de ser un ratón de tamaño mediano y muy ligero, y por qué no decirlo, un poco “espartano”, he quedado encantado. Encantado por el rendimiento que da, por la libertad que es el tener un ratón inalámbrico (soy un gran fan de todo lo que no lleve cables), y encantado porque me ha resultado realmente muy cómodo en todo momento, algo que me ha sorprendido puesto que su tamaño me echaba un poco para atrás. A esto hay que sumarle una muy buena autonomía, de unas 60 horas de uso, y por supuesto la potencia del software de Corsair que es un gran añadido por la cantidad de posibilidades de configuración que tiene.

Como pegas, por decir algo, diré que la iluminación es un poco sosa y escasa, ya que ésta solo está en el logo de la palma aparte del LED indicador de perfil. No obstante, si estás buscando un ratón inalámbrico ligero y con mucha autonomía pero que no te haga renunciar a las opciones gaming avanzadas, el Corsair Harpoon RGB Wireless es un candidato que deberías tener muy en cuenta, máxime con su atractivo precio de apenas 60 euros.

PROS:

  • Muy buen rendimiento en todos los ámbitos.
  • Tecnología inalámbrica Corsair Slipstream impecable.
  • Buena autonomía de batería.
  • Posibilidad de usarlo a través de 2.4 Ghz, Bluetooth o por cable USB.
  • Bastante cómodo.
  • Muy ligero.
  • Gran capacidad de configuración.
  • Compartimento para guardar el receptor inalámbrico.
  • Precio (60 euros).

CONTRAS:

  • Iluminación escasa (solo el logo de la palma).

Por todo ello, este Corsair Harpoon RGB Wireless se lleva nuestro galardón de Platino, así como nuestra recomendación tanto por su rendimiento como por su relación prestaciones / precio.

Compártelo. ¡Gracias!