Gigabyte Aero 15 Classic, review: la nueva gama de portátiles gaming para todos

El pasado mes de abril Gigabyte anunció una renovación de los 6 modelos de la gama Aero 15 Classic. Esta gama quiere abrirse hueco entre todos los usuarios que buscan un ordenador gaming, ofreciendo desde un modelo sencillo y más económico hasta un modelo avanzado con lo último en hardware para exprimir al máximo los títulos actuales. Hoy nosotros vamos a analizar el Gigabyte Aero 15 Classic-SA, el modelo más básico que luchará por abrirse hueco tanto en oficina como entre los jugadores menos exigentes.

Índice

Características y especificaciones técnicas del portátil Gigabyte Aero 15 Classic

Desde luego Gigabyte ha diseñado su portátil para un público exigente, tanto para cargas de trabajo muy exigentes como para jugadores. Por ello, el procesador que monta este modelo en concreto es uno de los más potentes de Intel dentro de la gama de portátiles. Dentro del Gigabyte Aero 15 Classic encontramos una CPU de novena generación Intel Core i7-9750H. Este procesador puede funcionar a unas frecuencias que van desde los 2.6 GHz hasta los 4.5GHz.

También cuenta con 16 GB de memoria RAM DDR4 @ 2666 MHz. La placa base, que utiliza un chipset HM370, tiene hasta para dos módulos de RAM, pudiendo instalar en total hasta 64 GB de memoria.

Además de la iGPU del procesador, una Intel UHD Graphics 630, este portátil cuenta con una tarjeta gráfica dedicada. Concretamente monta una NVIDIA GeForce GTX 1660 Ti, un modelo de última generación que cuenta con 6 GB de memoria GDDR6 con diseño Max-Q.

La pantalla del portátil utiliza un panel LG LCD de 15.6 pulgadas. Este funciona a 144 Hz, tiene una resolución de 1920×1080, tiene marco fino y cuenta con una certificación X-Rite Pantone.

Este portátil cuenta con 2 ranuras M.2 para instalar SSD NVMe. De serie viene con una unidad NVMe de Intel de 512 GB de capacidad para acelerar al máximo el rendimiento del equipo.

En cuanto a la conectividad, el portátil cuenta con un puerto RJ-45 Killer Doubleshot Pro LAN, además de contar con una tarjeta de red inalámbrica Killer Wireless-AC 1550 y Bluetooth 5.0 con LE.

Los altavoces de este portátil son de 2 W, y cuenta con dos micrófonos para una comunicación clara y precisa. Además, el teclado cuenta con una iluminación RGB Fusion que ilumina cada tecla individualmente.

Los conectores que encontramos en este portátil son:

  • Dos puertos USB 3.1 Gen1 (Type-A).
  • Un puerto USB 3.1 Gen2 (Type-A).
  • Un puerto Thunderbolt 3 (USB Type-C).
  • Una salida HDMI 2.0.
  • Una salida DP 1.4 & USB3.1 (USB Type-C).
  • Un puerto mini-jack de 3.5mm para auriculares y micro.
  • Un lector de tarjetas UHS-II SD.
  • Entrada de alimentación.
  • Puerto RJ-45.

Sin contar la batería de este portátil (polímero de litio 94.24Wh), el peso total del mismo es de 2 KG. Las dimensiones son 35.6 cm de largo, 25 cm de ancho y 1.9 de grosor.

Unboxing, análisis y primeras impresiones del portátil Gigabyte Aero 15 Classic

Este portátil viene en una caja de cartón similar a la de cualquier otro portátil que podemos encontrar en el mercado. Esta caja viene con el logotipo de Gigabyte y de Intel, y en el interior podemos encontrar el portátil como tal correctamente protegido.

Gigabyte Aero 15 Classic - Review 1

Antes de entrar en detalle con el portátil vamos a ver el transformador. Este, como podemos ver, es bastante voluminoso. Es cierto que para mover un hardware tan potente es necesaria mucha potencia (y la prueba de ello es que el transformador es de 230 W), pero desde nuestro punto de vista nos ha parecido demasiado grande y pesado.

Además, también encontraremos en el interior los documentos de garantía, una guía de inicio rápido y un papel en el que Gigabyte nos ofrecerá una tarjeta de 20 euros para Steam si publicamos en un foro una review y se la enviamos junto a la factura de compra.

También incluye un Thermal Pad por si conectamos un segundo NVMe.

Gigabyte Aero 15 Classic - Review 6

El diseño del portátil es simple, y se nota que Gigabyte ha cuidado bien los detalles. En la parte superior encontraremos el logotipo de Gigabyte (que además se ilumina cuando tenemos el equipo encendido), mientras que por la parte inferior encontraremos las ranuras de ventilación, la pegatina de Windows y la etiqueta con el modelo concreto del portátil en cuestión.

En los laterales podremos ver los diferentes puertos que tiene este portátil, como el HDMI, el USB-C, los USB, la tarjeta de red Ethernet, el puerto de auriculares y el puerto de alimentación. Por la parte delantera y trasera no tenemos nada.

La parte inferior del portátil tiene un diseño sencillo. El teclado, como vemos, tiene una distribución ISO estándar y ocupa el mayor espacio de la parte inferior del mismo. Debajo de él encontramos el trackpad, además de una pegatina con las características importantes del portátil.

La pantalla de este portátil tiene un acabado mate (no brillante), tiene unos bordes muy finos y, en general, es muy delgada. Además, la calidad de esta pantalla es excepcional. Debajo de la pantalla encontramos el logo de Aero, además de la webcam del portátil y los dos micros incluidos.

Gigabyte Aero 15 Classic - Review 12

 

El teclado de este Gigabyte Aero 15 Classic cuenta con una iluminación RGB, y además podemos ajustar esta iluminación desde el mismo teclado en varias intensidades. Un teclado RGB no puede faltar en un portátil gaming, y por ello este modelo de Gigabyte lo trae. Como hemos dicho, las letras de Gigabyte de la pantalla también cuentan con iluminación, y cuando encendemos el ordenador podemos verla.

Pruebas de rendimiento del portátil Gigabyte Aero 15 Classic

El portátil Gigabyte Aero 15 Classic se vende como un portátil de gama alta para todo tipo de usos. Su procesador Intel Core i7 de novena generación, junto con la tarjeta gráfica GTX le deberían hacer capaz de poder con cualquier tipo de aplicación o juego sin demasiados problemas.

Lo primero que vamos a hacer es utilizar el software CPU-Z para poder ver en detalle todos los datos del procesador, de la placa, la memoria y además poder comparar su rendimiento con el de otros modelos gracias a su benchmark incluido

También vamos a utilizar el software GPU-Z para ver en detalle todos los datos de la tarjeta gráfica. Como este modelo tiene iGPU y una NVIDIA GTX 1660 Ti, podemos ver en detalle ambas gráficas.

Aunque ya hemos visto las características técnicas de este modelo en concreto, también vamos a utilizar AIDA64 para comprobar que los componentes corresponden con los que se indican en la página web.

Aprovechando esta herramienta vamos a realizar también el benchmark para medir la velocidad de lectura y escritura de las cachés y de la RAM.

Gigabyte Aero 15 Classic - Review Benchmark 7

También hemos aprovechado para pasar una prueba de stress a este portátil para controlar las temperaturas de los componentes (especialmente de la CPU) y comprobar si está afectado por Throttling o Gigabyte ha prestado atención a este punto y lo ha sabido controlar bien. Las capturas hablan por sí mismas.

Gigabyte Aero 15 Classic - Review Benchmark 21

Para medir la potencia bruta de la CPU hemos decidido pasar las dos versiones de Cinebench, la R15 y la R20. Como podemos ver, el rendimiento es aceptable, aunque en las tablas comparativas queda algo por debajo de lo esperado. Valores aceptables, aunque podía ser mejorables.

 

Otra de las pruebas de rendimiento que hemos realizado a este portátil es para medir la velocidad y temperatura del SSD NVMe. Como podemos ver, el modelo elegido parece que controla muy bien la temperatura a pleno rendimiento, y la velocidad de lectura es más que aceptable. La de escritura sí que deja un poco que desear.

Gigabyte Aero 15 Classic - Review Benchmark 8

Gigabyte Aero 15 Classic - Review Benchmark 9

Por supuesto, no podía faltar una prueba de PCMark para comprobar la potencia del ordenador en conjunto al realizar todo tipo de tareas, desde navegar por Internet hasta editar fotos y vídeo. Como vemos, los resultados obtenidos en estas pruebas son bastante buenos, obteniendo resultados por encima de la media en todo tipo de tareas.

Por último, hemos utilizado la herramienta 3DMark para medir el rendimiento gráfico del portátil a la hora de jugar. Hemos decidido utilizar dos tests, un Time Spy y un FireStrike Ultra. Los valores que hemos obtenido son los siguientes.

Cabe destacar que ambos valores han quedado bastante por debajo a los obtenidos en la review de la Gigabyte GTX 1660 Ti de escritorio. Aunque las frecuencias del modelo portátil son más bajas, está claro que la velocidad de la RAM y la CPU no ayudan.

Opinión personal del portátil Gigabyte Aero 15 Classic

No podemos decir que el Gigabyte Aero 15 Classic sea un mal portátil. Ni siquiera en su versión más básica, la SA, que tiene el hardware menos potente de todas las ediciones. Sin embargo, sí es verdad que nos ha dejado un sabor de boca agridulce. Esperábamos algo más.

Lo primero que debemos decir es que los acabados y los detalles de este portátil son excelente. Tanto la carcasa externa como todos los componentes del mismo, como el teclado, que tiene iluminación RGB completa, e incluso la pantalla, que tiene una calidad sorprendente. En términos generales el portátil funcionará de forma fluida en todo tipo de tareas, incluso podrá mover juegos modernos sin demasiados problemas.

Gigabyte Aero 15 Classic - Review 20

Sin embargo, además de ser el modelo más básico, como hemos visto tiene un problema muy serio: el throttling. A pesar de tener los ventiladores puestos en modo máximo (bastante ruidosos, por cierto), la temperatura cuando hay carga de trabajo se dispara en la CPU, por lo que las medidas de seguridad de la misma le obligan a bajar la frecuencia. Tanto que hemos llegado a apreciar un throttling de más del 40%. Una barbaridad. Puede que mientras estemos navegando por Internet esto no lo notemos. Sin embargo, si vamos a usar el ordenador para jugar o para realizar tareas muy exigentes, sí tendremos un problema.

Además, debemos indicar que la memoria RAM, para ser un ordenador gaming, es un poco más lenta de lo que nos hubiera gustado ver. Y por último, destacar que, aunque tiene posibilidades de ampliación (más RAM, otro M.2, etc), Gigabyte no lo pone fácil, ya que no tenemos las clásicas tapas de expansión, y abrir el portátil para colocar estos componentes es complicado debido a que utiliza tornillos especiales.

Pros:

  • Hardware de última generación.
  • Muy potente y preparado para cualquier tipo de tarea.
  • Diseño muy cuidado.
  • Pantalla con calidad excelente.
  • Teclado con retroiluminación RGB.

Contras:

  • Graves problemas de temperatura en la CPU y de Throttling.
  • Memoria RAM un poco más lenta de lo esperado.
  • Ampliación o sustitución de componentes muy complicada.

Por todo ello, hemos decidido dar al portátil Gigabyte Aero 15 Classic-SA nuestro galardón de plata.

Puntuación Gigabyte Aero 15 Classic-SA