Razer Broadcast Studio

A finales del año pasado, el especialista en periféricos Gaming Razer anunció que iba a lanzar al mercado una serie de productos orientados a streamers y broadcasters, bajo la bandera Razer Broadcast Studio, pero no ha sido hasta ahora que éste kit de productos consistente en el micrófono Seiren X y la webcam Kiyo está disponible. Y, como siempre, en éste análisis os vamos a contar de primera mano en qué consiste y qué tal funciona esta nueva propuesta de Razer.

Por un lado tenemos la webcam Razer Kiyo, que aunque su nombre pueda resultar gracioso en castellano resulta que es la primera del mundo en incorporar un foco de luz en el propio cuerpo del dispositivo. Esta iluminación es regulable físicamente en 12 niveles de intensidad y, por supuesto, cuenta con una buena calidad de imagen siendo capaz de grabar a 1080p y 30 FPS o incluso a 720p y 60 FPS si queremos (y si por algún motivo alguien quiere grabarse a 60 FPS, cosa que veo improbable y más cuando el objetivo es hacer streaming).

Por otro lado, tenemos el micrófono Seiren X, la enésima evolución del Seiren inicial que ahora llega en una versión más compacta y mucho más sencilla de utilizar, pues gracias a la interfaz USB y el control manual de volumen y de mute no necesita ni tan siquiera software para funcionar a todo su potencial. De hecho, la cámara tampoco necesita ningún tipo de software, denotando que Razer ha querido simplificar al máximo la configuración para que solo tengamos que asignar los dispositivos en el software de retransmisión que vayamos a utilizar (como Open Broadcaster Software por ejemplo) y estemos listos para funcionar.

Por separado, cada uno de los dos productos tiene un precio de 109,99 euros, pero Razer los ofrece en kit a un precio un poco más asequible, 179,99 euros en su tienda online.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Razer Kiyo

Empezamos con la cámara, equipada con un sensor CMOS de 4 Mpx capaz de grabar, como indicábamos antes, a 1080p y 30 FPS o a 720p y 60 FPS con un ángulo de captura de 81,6 grados. Incorpora también un micrófono de 16 bits y 48 Khz por si no tenemos otra cosa, aunque ya veis que no es la panacea. La novedad realmente de esta webcam es su sistema de iluminación en anillo con 12 LEDs blancos y 12 niveles de intensidad que podremos regular manualmente girando el propio anillo (Máximo 10 LUX a un metro, que no está nada mal). Y lo mejor es que todo esto no necesita mas que un puerto USB 2.0 para funcionar.

Razer Seiren X

En cuanto al micrófono Seiren X, es de tipo condensador con patrón super cardioide y una respuesta en frecuencia de 20 Hz a 20 KHz. Incorpora también un amplificador de auricular, de manera que podremos conectar unos auriculares directamente al micrófono a través del puerto minijack que incorpora para escucharnos a nosotros mismos si queremos. El micro viene con una sólida base que además sirve para absorber vibraciones, pero tiene también una rosca estándar para poder montarlo en un brazo de mesa o pie si lo tenemos. Igual que la webcam, tan solo necesita un puerto USB 2.0 para funcionar.

Por las dudas, os dejamos un diagrama que muestra el patrón.

ANÁLISIS EXTERNO

Razer nos ha enviado este Broadcast Studio en un pack que se parece bastante a una edición especial, y tengo mis dudas de si la versión comercial vendrá en el mismo formato (entre otras cosas porque, si os fijáis, pone “Not for Sale”). Exteriormente nos encontramos con una caja de cartón duro, en el que se destaca el nombre del producto y, mediante unos códigos de barras, se indica qué encontraremos en el interior.

Prueba de lo que decimos es que los productos, en lugar de venir en sus cajas habituales que siempre utiliza el fabricante, han llegado en un maletín a todo lujo, con acolchado por dentro y demás. Repito que sospecho que la versión comercial de este Broadcast Studio dudo que llegue con el maletín.

Fijaos que incluso entre los accesorios habituales tenemos un llavero con una pareja de llaves para el maletín.

Vamos a sacar los productos de la caja para comenzar a verlos, y como hay que escoger uno, comenzamos con el micrófono Seiren X. Viene en tres partes (cuerpo, base y adaptador) que montaremos fácilmente pues van con una simple rosca, la cual a su vez nos servirá si queremos montarlo en un brazo o pie que ya tengamos, pues la rosca es universal. Viene también, por supuesto, con el correspondiente cable USB.

El cable es micro USB para el extremo del micro y USB Type-A estándar para conectarlo a un PC. El cable tiene 1,5 metros de longitud y va como siempre mallado con hilo de nailon.

La base tiene una rótula en la rosca para que, una vez conectada al micrófono, podamos inclinarlo ligeramente. En la base tiene una almohadilla que ayudará a que el micro no recoja las vibraciones de la mesa si las hubiera. Por su parte, el adaptador es metálico y muy resistente (la base también lo es, y es bastante pesada para evitar que el aparato se mueva).

El micrófono tiene por un lado una rejilla de salida y el logo de la marca. Esta es la parte trasera, y ojo con la orientación porque, recordad, el patrón es super cardioide.

El frontal del Seiren X tiene otra rejilla, la rueda de volumen y un botón para silenciar el micro.

En la zona inferior encontramos la etiqueta habitual, la rosca para enganchar la base, y los puertos micro USB y minijack.

Aquí lo tenéis ya con las tres partes ensambladas.

Y fijaos en la inclinación que podemos darle gracias a la rótula de la base.

Una cosa que no me gusta es que el conector del cable USB queda en la parte frontal; creo que sería más cómodo si Razer lo hubiera dispuesto en la parte trasera.

Vamos ahora a ver la cámara, la Razer Kiyo. Ésta viene de una sola pieza, y el fabricante incluye una funda de transporte.

La webcam tiene unas dimensiones considerables, y es de forma circular con el sensor de 4 Mpx en el centro y el halo circular blanco alrededor.

El cuerpo está dividido en tres partes, de manera que podremos poner el dispositivo tanto encima de un monitor como en una mesa sin problemas. Fijaos además que la zona superior está estriada, pues es el control manual para la intensidad de la iluminación.

La base está almohadillada, pero también tiene una rosca (no estándar) para poder anclar la webcam a un pie o un brazo si queremos.

Al “desplegar” las tres partes podemos ver el tope para ponerla encima de un monitor. Hay que decir que las bisagras son muy resistentes y sólidas. No se va a romper con facilidad ni mucho menos.

Y en la sección de en medio, tenemos la etiqueta de rigor.

Finalmente, a destacar que el cable USB está también mallado con hilo de nailon y mide 1,5 metros.

TESTEO

Vamos a conectar los dispositivos y comenzar a probarlos. Como indicábamos al principio no es necesario tener ningún software para utilizarlos, y de hecho con solo conectarlos a un puerto USB del equipo el sistema ya los reconoce sin problemas.

En cuanto a la cámara, vamos a aprovechar para comparar la calidad de imagen de esta Kiyo con una Microsoft Livecam Studio que tenemos actualmente, colocadas la una al lado de la otra en la parte superior del monitor.

La sujeción de la cámara al monitor es perfecta, no se mueve nada.

La parte mala es que como mi monitor (un Dell U3415W) tiene los marcos relativamente finos y el tamaño de la Kiyo es bastante grande, me tapa un poco de la pantalla. Punto en contra.

No obstante, por suerte esta webcam admite su utilización estando en la propia mesa si queremos.

En cuanto al Seiren X, lo colocamos encima de la mesa, a unos 60 centímetros de la boca y a unos 15 centímetros del teclado. Mirad lo que os decía antes del cable del Seiren X en la parte delantera, queda un poco mal saliendo por ahí (o al menos peor que si saliera por la parte trasera).

Por cierto, que como en el resto de las versiones del Seiren, el indicador luminoso nos mostrará en verde si el micro está activo y en rojo cuando lo tengamos silenciado.

Y hablando de luces, aquí tenéis la iluminación de la Kiyo (aunque es complicado de captar bien con la cámara de fotos).

El Razer Broadcast Studio en uso

Vamos a comenzar con la configuración, y en este caso hemos utilizado Open Broadcaster Software pues además de ser gratuito es, probablemente, el software para streaming más utilizado ahora mismo.

Tal y como decíamos antes no tenemos que instalar ningún software adicional, y el propio OBS reconoce tanto el Seiren X como la Kiyo automáticamente, y solo tendremos que asegurarnos de seleccionarlos como el dispositivo a utilizar en el programa.

Antes os comentábamos que íbamos a comparar la calidad de imagen de la Kiyo con la Microsoft Livecam Studio, una cámara que si bien es ya antigua no está nada mal (graba en Full HD sin ir más lejos). Aquí podéis ver ambas a la vez.

Y ahora, qué mejor manera de mostraros el Razer Broadcast Studio en acción que con un pequeño vídeo de una grabación en un juego. Tened en cuenta que ni soy streamer (ni tengo el arte para serlo), ni soy fotogénico, ni mi escritorio está adecuado para hacer streamings. Soy más que amateur al respecto, ¡Pero lo he hecho lo mejor posible!

CONCLUSIÓN

Si el objetivo de Razer con este Broadcast Studio era ponerle las cosas fáciles a quien se quiera iniciar en esto del streaming, desde luego lo ha conseguido y con creces.  Con configuración y dificultad rozando el cero, el Broadcast Studio proporciona una muy buena calidad de imagen con la cámara Kiyo y de sonido con el micrófono Seiren X. Está claro que, quizás, los 180 euros que cuesta este kit se haga demasiado elevado para quien se inicia en el mundillo, pero la parte buena es que dada la calidad de ambos productos no es solo válido para quien se inicie, sino también para ya iniciados que quieren pegar un buen salto de calidad.

Sin duda, es un producto que recomendamos por calidad y diseño.

PROS:

  • Configuración cero. Totalmente plug & play.
  • Excelente calidad de materiales y construcción.
  • Muy buena calidad de audio (Seiren X) y vídeo (Kiyo).
  • Cámara con iluminación propia.
  • La cámara enfoca perfectamente sin importar condiciones de luz.
  • Compatible con pies y brazos de rosca estándar.

CONTRAS:

  • La webcam Kiyo es un poco grande e intefiere con monitores de marcos delgados.
  • Patrón super cardioide del Seiren X capta sonidos por detrás.
  • Precio (180 euros el conjunto).

Por todo ello, este Razer Broadcast Studio se lleva nuestro galardón de Oro y nuestra recomendación tanto por su rendimiento como por su diseño.

Compártelo. ¡Gracias!