Kingston DataTraveller HyperX 3.0 64 GB

La introducción de los primeros pendrivers supuso toda una revolución en cuanto al almacenamiento portátil. De repente un usuario tenía la capacidad de transportar cientos de megas en un medio que podía guardarse en el bolsillo de un pantalón sin problemas y que era reusable todas las veces que se quisiera, dejando obsoleto el transporte y almacenamiento mediante unidades ópticas regrabables. A medida que pasaron los años aumentaron las capacidades de este tipo de dispositivos, lo cual permitió transportar archivos de mayor tamaño; pero ésto trajo consigo interminables esperas delante del sistema cuando se querían grabar archivos de gran tamaño dada la escasa velocidad de escritura de muchas de estas unidades (las unidades más rápidas tan solo dan 30 MB/s de escritura y lectura). Otro aspecto que no aumentó en todo ese tiempo es la velocidad de transferencia del bus USB, limitada a unos 40 MB/s del actual USB 2.0. Hace un par de años salió al mercado el USB 3.0 que admite en teoría una tasa de transferencia 10 veces superior al USB 2.0, lo cual lo hizo el candidato ideal para revitalizar el mercado de pendrives de alto rendimiento. En todo este tiempo, Kingston Technology, conocido mundialmente por fabricar módulos de RAM y unidades SSD, ha estado siempre muy metido en este mercado con un buen número de unidades que cubrían un amplio espectro de clientes, desde el usuario casual que lleva archivos sin importancia hasta el ejecutivo que requiere una unidad encriptada. Hoy tenemos para análisis el Kingston DataTraveller HyperX 3.0 de 64 GB, un pendrive USB que presume de tener unas velocidades de transferencia de datos de auténtico vértigo.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la web de Kingston:

Como podemos ver, la nueva serie HyperX USB 3.0 engloba unos tamaños nada despreciables: 64, 128 y 256 GB. Semejantes tamaños dan para guardar muuuuuuuuuuuuuuchos archivos… O incluso un Sistema Operativo por completo (si alguien quisiera crearse una instalación portátil del mísmo). Sin embargo, lo que más se va a apreciar son las tremendas tasas de transferencia que dispone: 225 MB/s de lectura y 130 MB/s de escritura. De ser verdad, sería más rápido que algunos de los más antiguos SSDs!!!

Actualmente, el Kingston DataTraveller HyperX USB 3.0 de 64 GB se puede comprar por la nada desdeñable cifra de 120 €.

ANÁLISIS EXTERNO.

La unidad se presenta en un blister de plástico transparente termosellado por sus bordes (así que ya podéis buscar unas tijeras fuertes de acero) que permite ver perfectamente la unidad.

En el frontal aparecen las principales características de la unidad, incluyendo las velocidades de lectura y escritura tanto para modo USB 3.0 como 2.0,  así como el tamaño de la unidad. Cabe destacar los 5 años de garantía que ofrece el Kingston, una cantidad nada desdeñable.

En la parte trasera viene más literatura en diferentes idiomas y los S.O. con los que es compatible su uso.

Una vez abierto el blister, podemos ver un poco mejor la unidad. Este DataTraveller HyperX está realizada en plástico duro color azul metalizado con unas inserciones negras en forma de X que siguen el estilo de diseño que tienen las unidades SSD HyperX de Kingston.

Algo que llama bastante la atención es que frente a las unidades de pequeño tamaño, el DataTraveller HperX tiene un tamaño más que considerable, especialmente en cuanto a grosor. Tal grosor va a significar que en la mayoría de casos acabará ocupando buena parte del conector USB 3.0 vecino, con lo que impedirá su uso. En la parte trasera vemos una hebilla para transportar la unidad ya sea en un llavero o al extermo de un acollador (en inglés, “lanyard”)

El conector USB es exactamente idéntico al tradicional que todos conocemos, excepto la lengüeta donde van las vías de datos, que en este caso es azul para diferenciarlas de las USB 2.0 tradicionales.

Veamos si cumple las espectativas.

TESTEO.

Para testear esta unidad se ha conectado a los conectores traseros de una placa base Asus P67 Sabertooth y se han empleado los siguientes programas:

-AIDA64.

-ATTO.

-CrystalDisk Mark.

-AS SSD.

Todas las pruebas se han realizado tanto en modo USB 3.0 como en modo USB 2.0 para una mejor comparación de los datos.

AIDA64.

Lectura secuencial 3.0.

Lectura secuencial 2.0.

A primer a vista podemos apreciar la tremenda diferencia en rendimiento entre ambos modos. Aunque en modo USB 3.0 no llega a los anunciados 225 MB/s al quedarse en 210 MB/s, dudo mucho que alguien ponga alguna pega al respecto al tener semejante tasa de transferencia entre manos. Curiósamente, en modo USB 2.0 sí se supera la velocidad máxima anunciada de 30 MB/s, llegando a 33 MB/s, un rendimiento nada despreciable para ser sincero.

Lectura aleatoria 3.0

Lectura aleatoria 2.0

En estas pruebas la verdad es que el DataTraveller HyperX 3.0 se porta francamente bien, llegando incluso a quedar muy cerca de su velocidad anunciada para 3.0.

Lectura con buffer 3.0

No se por qué se me pasaron por alto las pruebas con buffer en modo 2.0 pero podemos ver un descenso claro en rendimiento de la unidad a análisis, frente a los modos linerles y aleatorios que hemos visto con anterioridad.

Tiempo de acceso de lectura medio 3.0

Tiempo de acceso de lectura medio 2.0

Los tiempos de acceso en modo USB 2.0 son francamente rápidos para lo que suelen ser los pendrives, pero es en modo USB 3.0 donde esta unidad brilla realmente con luz propia, con unos tiempos bajísimos.

Escritura secuencial 3.0

Escritura secuencial 2.0

Los valores obtenidos durante las pruebas de escritura secuencial son bastante buenos. En ambos modos se acercan bastante a los valores máximos declarados por Kingston.

Escritura aleatoria 3.0

Escritura aleatoria 2.0

 

Por contra, está claro que la escritura aleatoria no es el fuerte del DataTraveller HyperX donde en ambos modos (y especialmente en 3.0) se obtienen unos valores muy inferiores al los declarados por el fabricante.

Tiempo de acceso de escritura medio 3.0

Tiempo de acceso de escritura medio 2.0

Así como los tiempos de acceso para lectura eran fulgurantes, no ocurre lo mismo cuando se trata de la escritura de datos.

AIDA64 nos pinta la imagen de una unidad que tanto en lectura como escritura es realmente rápida y que, si bien no llega a los parámetros anunciados por Kingston, queda lo suficientemente cerca de los mísmos para darlos como válidos.

ATTO.

Rendimiento en USB 3.0

Rendimiento en USB 2.0

ATTO se ha consvertido en el estandar por defecto de los fabricantes que emplean controladoras SandForce por su uso de archivos comprimibles para sus tests. Podemos ver que via USB 3.0 se consiguen sin problemas los parámetros anunciados por Kingston para esta unidad pero via USB 2.0, aunque en lectura se superan dichos parámetros, en escritura quedan un poco a la zaga.

CRYSTALDISKMARK

Rendimiento en USB 3.0

Rendimiento en USB 2.0

CrystalDiskMark nos da unos datos muy similares a los obtenidos mediante ATTO, aunqe hay que destacar los execrables resutados que se obtinenen en los tests de escritura de archivos de 512 K. Está claro que el DataTraveller está más orientado a mover pocos archivos de gran tamaño en lugar de muchos archivos de pequeño tamaño.

AS SSD

Rendimiento en USB 3.0

Rendimiento en USB 2.0

 

Rendimiento en copia USB 3.0

Rendimiento en copia USB 2.0

 

Rendimiento en compresión USB 3.0

Rendimiento en compresión USB 2.0

 

AS SSD es un programa que me gusta mucho dado que, a parte de las pruebas normales, efectua un par de pruebas extra como son las de copia y compresión. La prueba de copia nos da una idea muy aproximativa de cuál es el rendimiento de esta unidad en circunstancias de uso normal.

CONCLUSIÓN.

El Kingston DataTraveller HyperX USB 3.0 de 64 GB se muestra como un pendrive muy capaz en la mayoría de situaciones que involucran archivos de gran tamaño que, al fín y al cabo, es para lo que un usuario se compraría un pendrive de 64 GB, pero cuando se trata de archivos de poco peso, el rendimiento del mismo sufre bastante. También está claro que la implementación del estandar USB 3.0 en este tipo de unidades las hace tremendamente atractivas en ese aspecto. Sin embargo, el precio de 120 € (un precio superior al que tienen las unidades SSD del mismo tamaño) no lo hace especialmente atractivo para el usuario medio.

Pros:

-Velocidades de vértigo en modo USB 3.0

-Muy buenas velocidades en modo USB 2.0

-Gran capacidad para llevar archivos.

-Garantía de 5 años.

Contras:

-Caro

-Rendimiento bajo con archivos de poco tamaño.

-Bastante voluminoso. Puede evitar el uso de puertos USB colindantes.

Por todo ello, otorgamos al Kingston DataTraveller HyperX USB 3.0 de 64 GB nuestro premio de oro.

Desde HardZone queremos agradecer a Kingston Technolgy la oportunidad que nos ha brindado para testear esta unidad.

Compártelo. ¡Gracias!