XPG SX6000 Pro (512 GB), review: análisis de este SSD NVMe PCIex4 M.2 2280 de alto rendimiento

Las unidades SSD NVMe en formato M.2 conectadas a la interfaz PCIe de las placas base son, sin duda, las mejores unidades de almacenamiento hoy en día, ofreciendo velocidades de hasta 5 veces más rápidas que los SSD convencionales, permitiéndonos así sacar el máximo provecho a todo el hardware sin cuellos de botella y mejorar el rendimiento de los programas y los juegos. En el mercado podemos encontrar muchas unidades NVMe diferentes, pero hoy vamos a analizar el XPG SX6000 Pro, concretamente el modelo de 512 GB.

Índice

Especificaciones técnicas del SSD NVMe XPG SX6000 Pro

Características XPG SX6000 Pro

El XPG SX6000 Pro podemos encontrarlo en capacidades de 256 Gb, 512 GB y 1 TB. Este SSD NVMe utiliza el formato estándar M.2 2280 y se conecta al ordenador a través de la interfaz PCIe Gen3x4, ofreciéndonos velocidades que alcanzan los 2100MB/s de velocidad de lectura y los 1500MB/s de velocidad de escritura (aunque puede variar según la capacidad).

Este NVMe utiliza memorias Flash 3D NAND TLC de segunda generación, memorias fabricadas por ADATA. También cuenta con un controlador Realtek que será el encargado de hacer funcionar esta unidad de almacenamiento, además de controlar las temperaturas para ayudarnos a evitar el temido thermal throttling.

Análisis externo del SSD NVMe XPG SX6000 Pro

A pesar de que los SSD NVMe son muy pequeños (en este caso concreto las medidas son las del estándar M.2 2280 (22 mm de ancho y 80 mm de largo)), la caja en la que viene es bastante grande. Como podemos ver, en la parte delantera podemos ver una imagen de la unidad, así como su capacidad y algunas de las características de esta, mientras que en la parte trasera veremos las especificaciones técnicas de la unidad.

En el interior de la caja encontraremos principalmente un blister con el NVMe en cuestión correctamente protegido y sujeto para evitar golpes y daños durante el transporte, además de una tarjeta de ADATA con información sobre la compañía. En el interior de la caja también encontraremos un pequeño disipador decorativo.

Como podemos ver, esta unidad es similar a cualquier otra. Por un lado nos encontraremos con los chips de memoria de ADATA junto con el controlador Realtek, mientras que por el otro lado no tendremos más que una pegatina con los datos técnicos de este NVMe.

No hay nada más que destacar de esta unidad. Para ponerla en funcionamiento simplemente abrimos nuestro ordenador, la colocamos en el puerto PCIe correspondiente, sujetamos con el tornillo y listo, ya podemos empezar a utilizarla.

Pruebas de rendimiento del SSD NVMe XPG SX6000 Pro

Lo primero que vamos a hacer es utilizar el software ADATA SSD Toolbox para poner a punto nuestro NVMe y actualizar su firmware a la última versión. Además, también podemos aprovechar para utilizar las demás herramientas incluidas en este software que nos permiten medir el rendimiento del dispositivo, optimizarlo para funcionar en el sistema e incluso borrar todos los datos del mismo de forma segura, tanto para el SSD (no lo daña) como de manera irrecuperable.

Para las pruebas hemos utilizado el siguiente hardware:

CrystalDiskInfo y CrystalDiskMark

La primera aplicación que vamos a utilizar en esta prueba es CrystalDiskInfo. Esta herramienta no nos sirve para hacer benchmark, pero nos permitirá conocer todos los datos técnicos de esta unidad, así como sus características. Aunque en un principio la temperatura en IDLE es aceptable, en cuanto le ponemos a trabajar podemos ver cómo se dispara, llegando a superar los 90 grados. Un punto muy negativo para esta unidad.

A continuación le pasamos el software CrystalDiskMark para empezar, ahora sí, a medir su rendimiento. Como podemos ver a continuación, las velocidades de lectura y escritura están dentro de los valores esperados para esta unidad.

ATTO Disk Benchmark

El siguiente software que vamos a utilizar para las pruebas es ATTO Disk Benchmark. Esta herramienta nos permite medir la velocidad al trabajar con archivos muy pequeños (desde 512 bytes a 32 MB) ya que estos archivos son los que más se suelen utilizar en el día a día y suelen ser los que más ralentizan el dispositivo.

XPG SX6000 Pro - Benchmark 10

Como podemos ver, desde los 512 bytes hasta los 32 KB la velocidad es más bien lenta, aunque a partir de los 64 KB ya alcanza la velocidad de lectura y escritura máxima.

AS SSD Benchmark

AS SSD Benchmark es un software similar a CrystalDiskMark que nos permite medir igualmente velocidades pero muy útil para tener un segundo punto de vista en cuanto al rendimiento de la unidad, con valores más precisos y con una puntuación global, muy útil para comparar.

XPG SX6000 Pro - Benchmark 11

Esta aplicación cuenta también con una serie de herramientas muy útiles para medir el funcionamiento de la unidad, como una que nos permite medir la velocidad de transferencia de distintos tipos de archivos.

XPG SX6000 Pro - Benchmark 12

U otra que pone a prueba el SSD comprimiendo archivos no comprimibles, otro de los puntos débiles de estas unidades.

Anvil Storage Utilities

Esta última aplicación nos sirve también para tener una tercera opinión, además de poder ver en ella una nota global del rendimiento del NVMe que podemos utilizar, por ejemplo, para comparar su funcionamiento con el de otras unidades.

XPG SX6000 Pro - Benchmark 15

Opinión personal del SSD NVMe XPG SX6000 Pro

Cualquier unidad SSD NVMe nos dará mayor rendimiento que un SSD convencional, eso está claro. Eso sí, no todas las unidades NVMe nos ofrecerán las mismas velocidades de escritura y de lectura, aunque utilicen el mismo formato M.2. y se conecten a través de PCIe Gen3x4.

El XPG SX6000 Pro no es uno de los NVMe más lentos, pero está bastante lejos de ser uno de los más rápidos. Como hemos dicho, en la teoría esta unidad nos ofrecía 2100MB/s de velocidad de lectura y 1500MB/s de velocidad de escritura, y en la práctica, al menos con este modelo de 512 GB, cumple con dicha teoría, aunque el precio a pagar (la temperatura) es muy caro. Seguramente con un buen disipador hubieran podido exprimir más este NVMe, pero viene limitado a nivel de firmware para no ir más allá.

Este SSD NVMe de XPG no puede pretender competir en la gama alta, pero sí puede conseguir buena posición dentro de la gama media, siempre y cuando tenga un precio (aún por conocer) acorde a sus prestaciones.

Pros:

  • Ofrece la velocidad que promete en sus especificaciones.
  • Hasta 4 veces más rápido que un SSD SATA.

Contras:

  • La temperatura se dispara, y no incluye un disipador decente.
  • No está a la altura de los NVMe topes de gama que alcanzan velocidades de más de un 50%.

Por todo ello, hemos decidido dar a este SSD NVMe XPG SX6000 Pro nuestro galardón de oro.

Puntuación XPG SX6000 Pro