Nox Hummer Nova, review: caja para PC con ventiladores de 200 mm

Nox Hummer Nova, review: caja para PC con ventiladores de 200 mm

8.8

Alberto García

Hoy analizamos la Nox Hummer Nova, uno de los modelos más recientes que la compañía ha lanzado al mercado. Lo que más destaca de esta caja son sus ventiladores frontales RGB de 200 mm, y un tamaño ATX que nos ofrece tamaño más que de sobra para cualquier ordenador que queramos montar en su interior.

Índice

Nox Hummer Nova, características técnicas

Nox Hummer Nova 
FormatoSemitorre
Placas baseATX, MicroATX y Mini-ITX
Conexiones parte frontal1 x USB 3.0
2 x USB 2.0
1 x Jack 3.5 mm para auriculares
1 x Jack 3.5 mm para micrófono
Botón de encendido
Botón de LED
Fuente de alimentaciónATX
Tamaño de tarjeta gráficaHasta 380 mm
Tamaño de disipador de CPUHasta 165 mm
Ventiladores1 x 120 mm no incluido (trasero)
2 x 200 mm ARGB incluidos (frontal) / 3 x 120/140 mm no incluido
2 x 120/140 mm no incluido (superior)
AlmacenamientoCompartimento: 2 x 3,5 / 1 x 3,5", 1 x 2,5"
Parte superior: 2 x 2,5" / 1 x 3,5"
Panel posterior: 2 x 2,5" / 1 x3,5"
MaterialAcero SPCC 0,8 mm plástico y cristal
ColorNegro
Dimensiones215 (an) x 482 (al) x 458 (la) mm
Peso8,1 kg
Precio79,90 euros

La Nox Hummer Nova es una caja ATX semitorre con panel de cristal templado en el lateral izquierdo, y fabricada en acero SPCC de 0,8 mm. Acepta placas ATX, MicroATX y Mini-ITX. Cuenta con un puerto USB 3.0, un puerto USB 2.0, un jack para micrófono y otro para auriculares, y dos botones: uno de para encendido, y otro para la iluminación LED, aunque como veremos más adelante este último podemos usarlo también para reset si así lo queremos.

Los ventiladores incluidos son un punto distintivo de la caja, pues cuenta con dos ventiladores ARGB de 200 mm. Sin embargo, en la parte trasera no encontramos ninguno, aunque podemos instalar uno de 120 mm si queremos.

En la parte frontal podemos instalar también tres ventiladores de 120 o 140 mm, pero ya tendríamos que sustituir los de 200 mm, y no podemos colocarnos en ningún otro punto de la caja. Por último, en la parte superior también podemos colocar dos ventiladores de 120 o 140 mm.

En cuanto a espacio interno, acepta tarjetas gráficas de hasta 380 mm, y disipadores de hasta 165 mm. Podemos poner también líquidas de 240/280/360 mm en la parte frontal, o de 120/240 mm en la parte superior. A nivel de almacenamiento, dependiendo de la configuración que elijamos, podemos poner hasta cinco SSD y un disco duro, o hasta cuatro discos duros.

Unboxing y análisis externo

La caja de cartón guarda cierta similitud con otras que hace la compañía. En uno de los laterales encontramos las especificaciones técnicas de la caja, y nada más abrirla vemos una disposición curiosa. En lugar de usar corcho o plástico, la caja viene protegida por un sistema de poliespán y cartón que es más ecológico, ya que reduce el uso de plástico a cambio de cartón, el cual además es más fácil de sacar.

La caja viene con un plástico que la recubre, así como con un protector en la parte externa del cristal para evitar roces o problemas. El cristal es tintado con un cierto tono de negro. El panel del lado opuesto es totalmente de metal, y cuenta con una pequeña asa que facilita su apertura.

En la parte frontal encontramos la rejilla por la que toma aire los ventiladores, en un diseño que ojalá tuviesen más cajas modernas que apenas dejan pasar aire hacia la parte trasera de la caja con el fin de favorecer la estética.

En la parte trasera encontramos el hueco para el I/O, siete slots horizontales, y la rejilla para poner un ventilador trasero. Añadir un ventilador trasero es muy recomendable, pero tampoco es imprescindible debido al gran flujo de aire que generan los dos ventiladores frontales. El ventilador trasero permite un alto grado de ajuste de altura, aunque en el caso de poner uno es conveniente ponerlo lo más bajo posible de los ajustes que permite para que quede al mismo nivel que el disipador de la CPU.

En la parte superior encontramos la conectividad y los botones que mencionábamos antes. Personalmente, es más cómodo encontrarlos dispuestos en horizontal en lugar de en vertical, donde el conector USB 3.0 quizás queda algo alejado, aunque en este caso la disposición alargada es para facilitar el flujo de aire frontal.

El filtro de polvo es imantado, igual que el que encontramos en el interior para los ventiladores frontales, y ambos se merecen todos los comentarios positivos que le hagamos, ya que hay algunos fabricantes que incluso en modelos que superan los 100 euros se dejan en el camino estos filtros.

En la parte inferior de la caja encontramos cuatro pies que aíslan la caja de vibraciones, pero que también permiten moverla con facilidad. El filtro de polvo aquí no es imantado, sino que va sujeto por las pequeñas pletinas de metal, tal y como encontramos normalmente en estas zonas en otras cajas. Desde aquí también tenemos acceso a la tornillería para el bracket de las unidades de almacenamiento. En total, como vemos, tenemos 3 filtros de polvo: el de la parte superior, el de la parte frontal, y el de la parte inferior. Todo ideal para evitar que entre polvo en nuestro PC.

La caja incluye también una gran cantidad de tornillos y bridas para colocarlo todo correctamente por dentro. En la bolsa que viene atada a la parte donde va la fuente, encontramos un bracket de cuatro slots para poner la tarjeta gráfica en vertical, el cual va colocado donde van los 7 slots horizontales, por lo que reducimos a cuatro el total si decidimos apostar por esta configuración.

En tornillos encontramos 8 tornillos para fuente y similares, 19 para placa base y SSD, 8 para discos duros, cinco risers y un altavoz para la placa. Tres de los risers serán necesarios si tenemos una placa ATX grande como las X570, como veremos más adelante en el montaje. También encontramos 8 bridas para poder ordenar los cables.

Análisis interno

Los dos paneles laterales cuentan con dos tornillos de rosca manual con un sistema que permite desenroscarlos lo suficiente como para permitir sacar el panel de la caja, pero que el tornillo quede unido al panel para evitar que se pierda y facilitar posteriormente que podamos atornillarlo más rápidamente. El panel de vidrio de esta Nox Hummer Nova cuenta además con algo de aislante en la parte superior para mantener el ruido a raya.

En cuanto a espacio en el interior, tenemos huecos para pasar cables sin ningún problema y para almacenarlos en la parte trasera, aunque quizás es algo parco al no encontrar gomas flexibles para pasar los cables de la parte trasera al frontal y evitar que se vean menos, ya que por ejemplo los que cuelgan del panel superior se ven por defecto y tienes que pasar una brida para ponerlos de lado y que no se vean colgando. Además, uno de esos cables está al “descubierto” y tiene varios cables de colores que se ven muy fácilmente.

Antes de irnos a la parte trasera, en el hueco principal encontramos en la parte inferior un pequeño bracket para colocar unidades de almacenamiento. Muchas cajas no aprovechan este espacio adicional, y es un puntazo poder poner ahí unidades. Podemos poner un disco duro de 3,5 pulgadas, o dos SSD de 2,5 pulgadas. Si lo quitamos, tenemos la misma textura con agujeros que encontramos encima de la fuente para facilitar la refrigeración de las unidades que tengamos debajo.

En la otra parte lateral encontramos los cables, otro bracket para poner unidades de almacenamiento, el controlador de ventiladores e iluminación de los mismos, el espacio para meter la fuente, y una bahía inferior para almacenamiento. Tenemos 28 mm de espacio para esconder cables en la parte trasera, un espacio más que suficiente.

En cuanto a los cables, encontramos el conector para los dos puertos USB, el conector para el puerto USB 3.0, el de los conectores de audio, y los conectores de Power, actividad y LED (este último viene enchufado en el controlador, pero podemos ponerlo en reset). El controlador permite conectar hasta cuatro ventiladores con sus correspondientes cuatro conectores de iluminación LED. Por defecto vienen conectados los dos ventiladores y su iluminación RGB.

El bracket vertical para colocar unidades de almacenamiento es el mismo que el que encontramos en la parte frontal, por lo que podemos colocar un disco duro de 3,5 pulgadas de lado, o dos unidades SSD. Personalmente, prefiero tener los discos duros siempre en horizontal y dejar este tipo de colocaciones para los SSD.

Por último, tenemos la bahía inferior para colocar o dos discos duros (uno dentro y otro encima), o un disco duro en la parte inferior y un SSD encima. Como vemos, la caja ofrece bastante versatilidad para almacenamiento.

Prueba y montaje

El montaje en esta Nox Hummer Nova es realmente sencillo, ya que es todo muy abierto y amplio. De hecho, incluso en la parte inferior es posible conectar cables en la fuente de alimentación si ya la hemos colocado y queremos añadir un conector más sin sacarla. La fuente se atornilla muy fácil con cuatro tornillos, y descansa sobre unos pies de goma que evitan vibraciones y la elevan ligeramente del suelo de la caja.

La placa base se atornilla muy bien con los tornillos incluidos, pero es necesario colocar los tres standoffs que vienen en la bolsa en el caso de que la placa sea ATX, colocándose en los agujeros de más a la derecha. Eso sí, ojo con la profundidad del disipador. La caja acepta disipadores de hasta 165 mm; justo los que tiene el GamerStorm Assassin III. El disipador se queda a apenas unos pocos milímetros del cristal. Esto, por su parte, significa que, si este disipador entra, entrará casi cualquier otro del mercado.

Así, la sujeción es excelente, y tenemos mucho espacio por arriba para pasar cómodamente los cables, así como para poder montar un radiador y sus ventiladores con bastante espesor. En el caso de querer montar una refrigeración líquida, aunque cabe un radiador de 360 mm en el frontal, perderíamos los dos ventiladores de 200. Por tanto, es mejor colocar una que tenga un radiador de 240 o 280 mm en la parte superior.

Para montar el SSD también lo tenemos muy fácil, quitando el bracket con el único tornillo que lleva. Al ponerlo, tenemos suficiente hueco para conectar los cables SATA; incluso si es un conector intermedio que haya que doblar.

En el caso de la tarjeta gráfica, un detalle que nos ha gustado es que deja bastante espacio para conectar cables, donde otras cajas dejan la tarjeta gráfica muy cerca del bracket superior y algunos cables pueden no entrar bien. En esta tenemos espacio de sobra.

Los conectores de Power y demás que conectamos para los botones de la caja son algo duros de insertar, lo cual es bueno porque así no se nos saldrán solos cuando estemos toqueteando algo dentro de la caja. Donde sí podremos encontrar algún problema es con el conector del HD Audio, ya que es demasiado gordo y hay que pasarlo ligeramente a presión entre la placa y el agujero como podemos ver en la siguiente imagen, quedando algo apretado.

Finalmente, con todo conectado, encendemos el ordenador y podemos ver la iluminación del mismo, y sentir el grandísimo flujo de aire que generan los ventiladores frontales incluso a bajas revoluciones. Este gran flujo de aire es por el que la compañía ha decidido no incluir ventilador trasero, aunque nunca está de más.

 

De hecho, otra opción alternativa y más silenciosa es colocar dos ventiladores de 120 o 140 mm en la parte frontal y uno en la parte trasera, ya que no se trata sólo de flujo de aire, sino también de presión.

Además, los ventiladores, al ser tan grandes y generar tanto flujo de aire, inevitablemente generan algo más de ruido, donde en estos el flujo de aire es tal que es mejor tener el ordenador en el suelo o a una altura que no sea la misma de la cabeza. Y dependiendo del ordenador que tengas, puede que no necesites tanta refrigeración. Eso sí, si tienes unos componentes muy calientes, el flujo de aire lo vas a agradecer y mucho.

Además, la configuración por defecto de los ventiladores se puede cambiar. Es posible colocar los ventiladores incluidos de 200 mm por detrás del filtro, aunque queda mejor hacerlo con ventiladores de 120 mm. Como podemos ver en las siguientes imágenes, gracias a ello nos aseguramos de que el filtro de polvo proteja también a los ventiladores, y sin perder en el proceso flujo de aire.

Otro punto positivo que habla del buen diseño de la caja es que deja amplio espacio para la conectividad de la tarjeta gráfica, donde en otras cajas del mercado podemos tener problemas para acceder correctamente a enchufar algunos cables.

En nuestro caso, el procesador, un Ryzen 5 3400G, estaba a 26 ºC en reposo con 20 ºC de temperatura ambiente. Así, tenemos que el ventilador superior nutre de aire al disipador, y el inferior a la tarjeta gráfica. Una configuración ideal, pero que puede ser un poco “overkill” para un ordenador de gama media. Si usas un 9900K o un Ryzen de tercera generación, que son bastante calientes, esta caja es ideal para ello.

La caja no cuenta con botón de reset, pero una vez que des con el color que quieres dejar en los ventiladores hay un pequeño truco: cambiar de sitio el cable del conector LED. Como habéis podido ver en las imágenes del controlador de los ventiladores y de la iluminación LED, hay un cable de dos pines que va del botón al controlador LED.

Ese cable es igual que los de Power y Reset que conectamos en la parte inferior derecha de la placa normalmente cuando montamos un PC, así que simplemente con conectarlo ahí ya tendréis un botón de reset funcional.

Finalmente, os dejamos con un vídeo de todos los modos de iluminación con los que cuenta la caja. Nuestro favorito, como no podía ser de otra manera, es el RGB.

Conclusión

La caja recuerda mucho a la gama Cooler Master H500, que también cuenta con doble ventilador frontal de 200 mm. En este caso, la Nox Hummer Nova es un modelo mucho más económico, ya que cuesta 40 euros, a cambio de que la caja de Nox es más de gama media en según qué elementos, como tener un conector USB 3.0 en lugar de dos, o no incluir un ventilador trasero, frente a la H500 que sí lo incluye.

El no incluir un ventilador trasero es una medida para hacer la caja aún más económica, y no es un elemento necesario teniendo en cuenta la gran cantidad de aire que entra por la parte frontal, pero por su precio no habría estado de más incluirlo para mejorar la presión.

Más allá de eso, la caja es ideal para quienes quieran tener un frontal abierto con filtro de polvo que introduzca un gran flujo de aire en los componentes. Es una caja ideal para zonas de alta temperatura, y sin duda una compañera magnífica para tener en el verano gracias a su frontal de malla abierto que ojalá usasen más cajas en el mercado. A esto sumamos un gran espacio, gran versatilidad para montar componentes, y un diseño agradable y muy práctico.

Por tanto, la Nox Hummer Nova recibe nuestra medalla de oro y nuestra recomendación por su rendimiento.

Su PVP es de 79,90 euros, y podéis comprarla en el siguiente enlace.

Nox Hummer Nova
Modular No
Bahías HDD 3,5"
Nº filtros antipolvo 3
Filtros magnéticos Sí, dos
Capacidad refrigeración líquida Hasta 360 mm
Soporte vertical GPU
Soporte placa base ATX, Micro ATX o ITX
Longitud máxima VGA 380
Longitud máxima PSU 230 mm

Lo mejor

  • 3 filtros de polvo, dos de ellos imantados
  • Excelente flujo de aire
  • Frontal abierto con malla
  • Gran facilidad de instalación
  • Enorme versatilidad para instalar discos duros, SSD y refrigeración
  • Iluminación LED con controlador

Lo peor

  • Ventiladores algo ruidosos
  • Sin botón de reset
  • No incluye ventilador trasero
  • Sólo un puerto USB 3.0
Rendimiento Térmico
8.9
Diseño
9
Precio
9
Iluminación RGB
8.3

Puntuación global

8.8
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0