DeepCool GamerStorm Assassin III, review: el nuevo mejor disipador del mercado supera al Noctua NH-D15

A la hora de montar un PC, la duda suele ser elegir un disipador por aire o refrigeración líquida. Cada uno tiene sus ventajas en inconvenientes, donde la refrigeración líquida es más vistosa y mejor para el overclock, pero también es más cara y siempre te deja la duda de si puede haber posibles fugas o un cambio de agua en el futuro. Los disipadores por aire son más baratos, pero también pesan más; sobre todo si ese disipador es el que afirma ser el mejor del mercado y disipar unos monstruosos 280 vatios de TDP como afirma Deepcool con el GamerStorm Assassin III, el cual ha estado dos años en desarrollo para ofrecer el mejor rendimiento posible.

Índice

GamerStorm Assassin III: el mejor disipador por aire del mercado con hasta 280 W, y también el más caro

El recién lanzado GamerStorm Assassin III es, según afirma la compañía, el mejor disipador por aire del mercado, superando al Noctua NH-D15 y NH-D15S. El de Noctua lleva años en el trono como uno de los mejores del mercado, aunque ya ha habido otros que han empatado o se han acercado en rendimiento como es el be quiet! Dark Rock Pro 4.

Conseguir la mejor disipación por aire no es sencillo, ya que requiere un buen diseño de las pletinas, suficientes tubos para dirigir el calor del procesador, o unos buenos ventiladores con un gran flujo de aire pero que no hagan mucho ruido. Actualmente, disipadores como el Noctua NH-D15 disipan hasta 220 W, por los 250 W del be quiet! Dark Rock Pro 4. Deepcool ha adelantado a ambos por la derecha con este modelo que inicialmente fue desvelado en el CES de las Vegas de 2019, y que disipa hasta 280 vatios. La compañía afirma que, a 200 vatios, el Assassin III es un grado más fresco que el Noctua. Cada disipador es probado en la fábrica, y si no es al menos un grado más fresco que el Noctua, no pasa el control calidad.

Los 280 vatios de disipación son la característica más llamativa de este disipador, ya que no hay nada igual en el mercado. Los mejores procesadores de la gama para consumidores no superan los 95 vatios en el caso de Intel, o 105 vatios en el caso de AMD con el 3950X. Ni siquiera haciéndoles overclock vamos a encontrar problemas de temperatura con este disipador, sino que será el voltaje y la estabilidad lo que nos suponga una barrera.

El Assassin III es compatible con todos los sockets de AMD e Intel, incluyendo los de socket LGA2066, donde la gama de chips Intel que va desde los 9800X hasta el 9980XE cuentan con un TDP de 165 vatios, llegando a consumir 192 W en carga máxima, y con margen de overclock al permitir un mayor voltaje. Ni siquiera un Theadripper como el 2990WX (que no son compatibles con este disipador al tener unas dimensiones distintas) sería capaz de aprovechar tanta disipación sin overclock, ya que se queda en 248 vatios de consumo en carga máxima.

En la gama para consumidores tenemos un gran beneficio de su gran capacidad de disipación, y es poder usarlo con un solo ventilador a muy bajas revoluciones, o incluso usarlo en modo pasivo si tenemos un buen flujo de aire dentro de la caja. Deepcool no especifica cuál es el TDP máximo que es capaz de disipar el Assassin III en modo pasivo.

Características técnicas

Entre las características técnicas del GamerStorm Assassin III encontramos:

  • Sockets Intel compatibles: LGA2066, 2011-v3, 2011, 1151, 1150, 1155 y 1366
  • Sockets AMD compatibles: AM4, AM3+, AM3, AM2+, AM2, FM2+, FM2 y FM1
  • Dimensiones del producto: 161 × 140 × 165 mm
  • Dimensiones del disipador: 135 × 138 × 165 mm
  • Dimensión del ventilador: 140 × 140 × 25 mm
  • Diámetro de los heatpipes: 6 mm
  • Velocidad del ventilador: entre 400 y 1400 RPM
  • Flujo de aire: 90.37 CFM
  • Presión de aire del ventilador: 1.79 mmAq
  • Ruido del ventilador: hasta 34.2 dB(A)
  • Velocidad del ventilador (con LSP): entre 450 y 1000 RPM
  • Flujo de aire del ventilador (con LSP): 64.33 CFM
  • Presión de aire del ventilador (con LSP): 0.81 mmAq
  • Ruido del ventilador (con LSP): hasta 26.8 dB(A)
  • Conector de ventilador: 4 pines con PWM
  • Tipo de rodamiento: Rodamiento dinámico fluido
  • Voltaje nominal del ventilador: 12 VDC
  • Corriente nominal del ventilador: 0.21 A
  • Consumo de energía del ventilador: 2.52 W

En cuanto al peso, la cifra que se ve en la web puede llegar a asustar en primera instancia, pero los 1.464 gramos es el peso de la caja con todo el equipamiento, incluyendo tornillos o backplates que no vamos a usar. Estos son los datos de peso del disipador en sí:

  • Peso neto de la caja: 1.464 gramos
  • Peso neto del disipador sin ventiladores: 921 gramos
  • Peso neto del disipador con un ventilador: 1.080 gramos
  • Peso neto del disipador con los dos ventiladores: 1.238 gramos

Unboxing y análisis externo

La caja es muy compacta, y de un tamaño mayor al que estamos acostumbrados en un disipador de gama media. La compañía ha sabido compactarlo todo muy bien, ya que la caja ocupa algo menos de espacio que la del NH-D15. En su interior encontramos el disipador muy bien protegido con un acolchado sintético. En el disipador encontramos un ventilador montado en la parte interior y el otro por separado en una caja de cartón, igual que hace Noctua con el D15.

En la caja encontramos el manual, la placa trasera, los cuatro anclajes de los ventiladores, los anclajes del disipador a la placa, y los tornillos para montarlos en el socket que queramos. También tenemos una pequeña jeringa con pasta térmica, una tarjeta para extenderla (aunque es mucho más recomendable el método del guisante), y una toallita con alcohol por si necesitamos limpiar la pasta térmica.

También tenemos una pegatina con el logo de GamerStorm, así como un cable tipo ladrón para enchufarlos a la misma toma de la placa, y dos cables por si necesitamos una mayor longitud para enchufarlos. Para atornillar el disipador tenemos un destornillador que parece venido del cielo, con una punta imantada que impedirá que se nos caigan los tornillos. Este destornillador es mucho mejor que el que viene en el NH-D15, que es una especie de llave de Allen doble con un tornillo de estrella en una punta y una llave de Allen en otra.

El Assassin III cuenta con 7 heatpipes a cada lado para disipar el mayor volumen de calor posible, a diferencia de los 6 que tiene el Noctua NH-D15. Cada tubo está diseñado para aumentar la eficiencia en la transferencia de calor gracias a un sistema de prensado mediante sinterización. Este proceso consiste en prensar el metal habiéndolo calentado previamente sin que éste llegue a la fusión, lo cual mejora la transferencia de calor.

Le acompañan los dos ventiladores de 140 mm. Los ventiladores cuentan con unas hojas que potencian el flujo de aire hasta 2,5 m3 por minuto. Para evitar que ese aumento de presión se traduzca en más ruido, el marco de los ventiladores está diseñado para reducir las turbulencias con un diseño más fino en el medio pero que se ensancha en la parte exterior. En las puntas de las aspas también hay unas muecas distribuidas siguiendo un patrón irregular para evitar que se formen vibraciones durante la operación.

El disipador cuenta con un acabado en níquel y dos spoilers negros reflectantes que son extraíbles. También tenemos espacio más que suficiente para la memoria RAM con 54 mm de hueco. Un módulo DDR4 tiene unos 31 mm de alto, por lo que aunque tengamos un disipador alto no vamos a tener problemas. Modelos como las Ripjaws V tienen 42 mm de altura.

Con respecto al ancho, ocupa 138 mm, por lo que no interfiere con la tarjeta gráfica en placas ATX o mATX, y ni siquiera en ITX según afirma la marca, pero esto ya dependerá del modelo. Por último, la altitud es de 165 mm, por lo que cabe en cualquier semitorre.

El disipador tiene unas pequeñas pletinas de metal en la parte superior e inferior, tal y como ocurre en otros disipadores de gama alta, como el Noctua con el que vamos a compararlo. Estas pletinas pueden doblarse si arrastramos el disipador en una mesa, por lo que hay que tener cuidado con ello. La caja bien muy bien protegida, por lo que incluso en los peores transportes no deberíamos tener ningún problema de daños físicos.

Montaje

Si vais a comprar este u otros disipadores que pesen más de 1 kg, lo más recomendable es que compréis una placa base reforzada para aseguraros de que no se os doble en el futuro y pueda llegar a romperse algún circuito. Por suerte, en las dos que lo hemos montado (una ASRock Z87 Fatal1ty Killer y una ASRock X570 Taichi) no hemos tenido problemas. La última, la Taichi, viene reforzada, por lo que es ideal para montar este tipo de disipadores.

El montaje es muy sencillo, a diferencia de lo que ocurre en otros disipadores de gran tamaño. La pasta térmica viene incluida suficiente para varios usos, pero hemos usado la Arctic MX-4 en ambos disipadores para tener resultados comparables. Para montarlo tenemos que poner la placa metálica por detrás, y montamos los tornillos correspondientes dependiendo de si tenemos procesador Intel o AMD. La placa usada es la misma para ambos procesadores, al igual que los tornillos. Sólo tendremos que usar otros tornillos si usamos un procesador LGA2066, y en el caso de placas con socket AM4 tenemos que quitar las dos piezas de plástico que vienen atornilladas, así como la placa trasera, ya que el disipador usa la suya propia. La placa del Assassin III recuerda mucho a la del Noctua.

Montaje en placa Intel LGA1151:

Montaje en placa AMD AM4. Falta foto de las dos placas de atornillado de metal superiores, aunque se ven asomando en la tercera foto. Las flechas dibujadas han de estar apuntando siempre hacia el procesador en ambas piezas:

Una vez hayamos montado la placa trasera y hayamos apretado los tornillos, ponemos la pasta térmica en el procesador, y tan sólo tenemos que alinear los dos tornillos que ya vienen puestos en el propio disipador, lo cual facilita muchísimo el montaje. Como vemos, la facilidad del montaje es total, y es prácticamente idéntica a la del Noctua NH-D15. En el Noctua, sin embargo, hay que hacer algo más de fuerza para apretar que los tornillos cojan la rosca, mientras que en el Assassin III no hay que hacer apenas fuerza.

El espacio que deja el disipador para la RAM una vez montado es de 54 mm. Con placas antiguas como la Z87 hemos tenido serios problemas con la memoria RAM, ya que chocaba uno de los ventiladores con dos módulos, lo que nos obligaba a tener sólo dos módulos en slots adyacentes, por lo que no podíamos ponerlos en dual-channel. Es eso, o quitar uno de los dos ventiladores, donde como veremos apenas perdemos rendimiento si lo hacemos. En el caso de ponerlo, tenemos que ponerlo muy desplazado, y es posible que no podamos cerrar la tapa de la caja si lo intentamos poner alejado de los módulos.

Por suerte, en placas base más modernas, como es el caso de la X570 Taichi, no hemos tenido ningún problema con las memorias (incluso si tienen disipadores altos), y el disipador sobrevuela por encima de los módulos. La situación es exactamente la misma con el Noctua NH-D15, donde un ventilador se come el espacio de los dos módulos de memoria más alejados del procesador en la placa Z87, pero no hay ningún problema en la ASRock X570 Taichi.

Prueba

Para las pruebas hemos utilizado una placa Z87 con procesador Intel Core i7-4770K. El procesador está a frecuencias stock, y hemos hecho dos mediciones: una en reposo (idle), y otra en Prime95 tras 5 minutos de prueba de strest en modo Blend, que pone al máximo tanto el procesador como la memoria RAM.

Deepcool afirma que el GamerStorm Assassin III es 1ºC más fresco que el Noctua NH-D15 a un TDP de 200 vatios, pero con el i7-4770K el calor máximo es de 84 vatios. Inicialmente creía que la diferencia de temperatura no iba a ser similar a la que decía la compañía, pero después de medir el Assassin III y empezar a tomar las medidas del Noctua la cara de sorpresa fue espectacular.

A una temperatura ambiente controlada de 26ºC en todas las mediciones, los resultados en reposo fueron de 30 grados para el Assassin III, y de 31 grados para el Noctua NH-D15. Cuando tomé las medidas del Assassin III me quedé muy sorprendido, porque 30 grados implica una diferencia con la temperatura ambiente de sólo 4 grados, y eso que los ventiladores del disipador no se oían apenas.

En carga con Prime 95 al 100% tras 5 minutos, la boca se me abrió todavía más. El Assassin III alcanzó de manera estable los 62 grados, mientras que el NH-D15 se estabilizó en 63 grados. Nuevamente, tenemos esa diferencia de un grado que la compañía ha prometido, y efectivamente ha dado con su disipador.

A modo de comparativa, también hicimos la prueba con un solo ventilador (el de en medio). Aquí la diferencia en reposo siguió siendo la misma, con 32 grados para el Assassin III y 33 grados para el NH-D15. Sin embargo, en carga con un solo ventilador, la diferencia desapareció, y ambos se estabilizaron en 66 grados.

La sonoridad de ambos ventiladores es idéntica en carga, donde el ruido que hacen es muy suave y ni mucho menos molesto, lo cual suele ocurrir con los ventiladores de 140 mm o más.

Conclusión

Por tanto, tenemos un claro ganador en esta comparativa, y es el GamerStorm Assassin III. Era muy difícil ganar a todo un mastodonte como es el Noctua NH-D15, que lleva más de un lustro siendo el mejor disipador por aire para PC. La diferencia es mínima, pero como ocurre en la Fórmula 1, la diferencia entre los mejores en las clasificaciones de los sábados es de apenas unas milésimas. Esta diferencia en favor del GamerStorm puede deberse a muchos factores, pero el hecho de tener un tubo más a cada lado seguro que ayuda a tener una ventilación mucho más eficiente. La compañía ha hecho una impresionante actualización con respecto al Assassin II, y los esfuerzos se han hecho notar.

Sea como fuere, ambos disipadores son una excelente compra, costando ambos 89,99 euros, y al final la diferencia que nos puede hacer decantarnos por uno u otro pueden ser motivos como el precio o la estética. Los ventiladores de Noctua no son de lo más bonito que hay en el mercado, pero la compañía está preparando una serie de nuevos ventiladores y disipadores con ventiladores negros, por lo que este factor podría desaparecer próximamente y dificultar aún más la compra de lo mejor que le puedes poner a tu PC sin tener que recurrir a la refrigeración líquida.

Pros

  • La mejor disipación por aire del mercado
  • Peso no muy elevado para su excelente disipación
  • Excelente destornillador incluido, junto a pasta térmica, cableado y todo lo necesario

Contras

  • Pletinas de metal de la parte superior e inferior algo fáciles de doblar si no tenemos cuidado

deepcool gamerstorm assassin iii nota

Por tanto, el GamerStorm recibe la medalla de platino y nuestra recomendación por su rendimiento y su diseño. El disipador estará a la venta en noviembre por un precio de 89,99 euros, que es lo mismo que cuesta el Noctua NH-D15.