Así puedes evitar la estafa de los monitores HDMI 2.1 falsos

La decisión por parte del organismo encargado de dar las certificaciones HDMI 2.1 de rebajar los requisitos para obtenerlas ha provocado que muchos monitores que antes no cumplían las especificaciones mínimas para ser considerados como tales ahora las estén consiguiendo. Si buscas un monitor o televisor HDMI 2.1 real entonces estás de suerte, ya que te vamos a enseñar que en qué elementos tendrás que fijarte antes de comprar.

La certificación HDMI 2.1 ha cambiado, los monitores, televisores y cables para conseguirla ya no necesitan soportar todas las características, sino las de la versión 2.0. Por lo que traer la última versión del High Definition Media Interface ha pasado a ser completamente opcional.

Si lo que te interesa es tener un monitor HDMI 2.1 real, por el hecho que tu hardware requiere sus capacidades para mostrarse en todo su esplendor entonces tendrás que asegurarte que el monitor cumpla con una serie de requisitos que os vamos a describir a continuación.

¿Qué mirar en un monitor HDMI 2.1 real?

HDMi versiones carácteristicas

Existen una serie de novedades que se introdujeron con la publicación de las especificaciones del HDMI 2.1 y que no se encuentran en versiones anteriores, por lo que lo primero que tendrás que mirar es si en las especificaciones del monitor se hace mención de ellas.

En concreto, los elementos a mirar de la lista son los siguientes:

  • HDR dinámico.
  • Variable Refresh Rate (VRR).
  • Quick Media Switching (QMS).
  • Quick Frame Transport (QFT).
  • Auto Low Latency Mode (ALLM).
  • Display Stream Compression (DSC).

Tened en cuenta que en la nueva especificación estas funciones han pasado a ser opcionales y, por tanto, os vais a encontrar monitores que tienen solo unas cuantas o ninguna. Un monitor HDMI 2.1 real, en cambio, las tiene todas sin excepción.

Cuidado con el VRR

VRR HDMI

La llamada Variable Refresh Rate permite ceder el control de la sincronización vertical y de la tasa de refresco al dispositivo emisor. Esta es la tecnología usada por NVIDIA G-SYNC, AMD FreeSync y el estándar Adaptative SYNC de VESA. Desgraciadamente, te puedes encontrar que un monitor tenga un supuesto HDMI 2.1, pero dicha función sea posible a través del puerto DisplayPort.

Otra cosa que tendrás que mirar es el llamado Adaptive Sync/FreeSync over HDMI la cual es posible en HDMI 2.0 y es posible que el fabricante la anuncie como la función VRR del HDMI 2.1 real. Cuidado con esto por el hecho que aunque la función es la misma no son compatibles entre sí.

El VRR está relacionado con el QMS o Quick Media Switching, el cual elimina los frames en negro que a veces se producen cuando la pantalla no muestra información. Cuando se trata de altas tasas de refresco no los vemos, sin embargo, retrasan el tiempo entre fotogramas con información real. Un sistema sin soporte VRR tampoco tendrá soporte QFT al estar ambas tecnologías relacionadas y trabajar conjuntamente.

El ALLM y QFT también son importantes

Realidad virtual PC Portada

El llamado modo de latencia baja automático es otra de las novedades del HDMI 2.1 y se basa en que el monitor se pone en modo juego de forma automática cuando se lo pide el dispositivo que emite la imagen a través del cable HDMI.

Lo que hace este modo es desconectar todas las funciones de corrección de imagen que suelen llevar los televisores para hacerlas más bonitas, sin embargo, que retrasan el tiempo en que vemos la imagen en pantalla. Lo cual es perjudicial en el juego competitivo donde las altas tasas de refresco significa que la información llega antes a nuestros ojos.

El QFT, por otro lado, es una técnica que consiste en que un fotograma es transportado a una tasa de velocidad mayor que la tasa de fotogramas. Lo cual es ideal para sistemas de realidad virtual donde el tiempo fotón es importante y se requiere minimizar el máximo el tiempo que pasa entre que realizamos una acción y nos llega el resultado a pantalla. Por ejemplo si un juego renderiza a 60 FPS o 16.67 milisegundos por frame entonces el QFT enviará la imagen en un tiempo menor.

Resolución, ancho de banda y tasa de refresco

HDMI 2.1 Ancho de banda real

La cosa está más clara: a más resolución y tasa de refresco más píxeles se muestran en pantalla en un segundo y, por tanto, se requiere un mayor ancho de banda, ya que por ejemplo, con HDMI 2.1 podemos llegar hasta los 10K de resolución, con el uso de compresión DSC claro está.

No obstante, no todas la resoluciones requieren ese enorme ancho de banda y si tenemos un panel con una resolución y una tasa de refresco mucho menores que el máximo del estándar entonces resulta un malgasto del ancho de banda el tener una interfaz capaz de recibir los 48 Gbps.

Resoluciones limitadas HDMI 2.1 no real

Un ejemplo de ello lo tenemos en la consola PlayStation 5 de SONY, la cual tiene una interfaz a 32 Gbps que le es suficientemente buena. El problema de esto es que algunas resoluciones requieren el empleo del Display Stream Compression y como hemos dicho en la sección anterior el hecho de eliminarlas de la ecuación hace que la interfaz ya no sea HDMI 2.1 real. Si bien PS5 se puede conectar a un monitor HDMI 2.1 no podrá utilizar todas sus funciones.

Aunque lo que nos interesa es desde el punto de vista del monitor, si bien es cierto que si tenemos por ejemplo un monitor 4K a 120 Hz no vamos a necesitar todo el ancho de banda del HDMI 2.1 al no soportar resoluciones y tasas de refresco mayores, sí que nos interesa que estén todas las especificaciones y que este no haga uso de un controlador recortado.

HDMI 2.1 real en PS5 y XSX

Si tienes una PlayStation 5 o una Xbox Series X entonces te interesará saber que ambas consolas tienen sus interfaces de salida diseñadas para HDMI 2.1, no obstante no vas a necesitar del uso de la versión completa de la especificación, ya que no aprovechan todas las funciones.

PlayStation 5

PS5 Digital Edition

En el caso de que tu consola sea una PlayStation 5, esto es lo que necesitará la pantalla o monitor a la que conectes la consola para sacar la mayor calidad de imagen con ella:

  • Un ancho de banda de 32 Gbps, el cual es por ahora el máximo soportado por la interfaz HDMI de la consola.
  • En cuanto a resolución y tasa de refresco el monitor ha de soportar 4K a 120 Hz con al menos HDR de 10 bits con un croma 4:2:2.
  • Soporte VRR y ALLM.

Xbox Series X

Xbox Series X problemas

Si, en cambio, tu consola es una Xbox Series X entonces vas a necesitar las siguientes especificaciones del HDMI 2.1 en tu pantalla:

  1. Al menos un ancho de banda de 40 Gbps en la interfaz HDMI 2.1
  2. Capacidad para reproducir a 4K de resolución con una tasa de refresco de 120 Hz, HDR de 10 bits y un chroma de 4:4:4.
  3. VRR over HDMI especificado, ya que la consola hace uso del AMD FreeSync.
  4. Soporte ALLM.

Si eres aficionado a los videojuegos tarde o temprano tendrás ambas consolas, por lo que os recomendamos que compres un monitor pensando en la Xbox Series X, pero que además tenga soporte para el VRR del HDMI 2.1 real, así tendrás una pantalla para jugar con lo mejor que pide cada consola y podrás disfrutar de ambas al mismo tiempo. En cambio, si buscas una que cumpla de entrada con lo que pide PS5 te puedes encontrar con no poder sacar la mejor calidad de imagen de la consola de Microsoft.

Por cierto, la Xbox Series S no tiene la capacidad de enviar imágenes a resolución más allá de Quad HD a excepción de juegos con gráficos muy simples, por lo que si has adquirido esta consola y piensas usarla no te preocupes por tu pantalla soporta HDMI 2.1 real, ya que no lo aprovechará

¡Sé el primero en comentar!