CPI vs DPI en un ratón gaming: ¿qué son y qué los diferencia?

CPI vs DPI en un ratón gaming: ¿qué son y qué los diferencia?

Javier López

No en pocas ocasiones hemos ido en busca de un ratón gaming y mirando sus características nos hemos encontrado con parámetros que puede que no comprendamos. Es una situación muy común, sobre todo cuando entre fabricantes no llegan a un consenso sobre qué especificación incluir ni los términos a usar. El mejor ejemplo lo tenemos en los términos CPI y DPI, pero ¿qué son y en qué se diferencian?

CPI vs DPI: ambos son críticos a la hora de elegir un buen ratón gaming

Ratón HP OMEN

Aunque no está demasiado claro el por qué unas empresas usan un término y otras otro, no logrando un consenso entre todos los fabricantes y confundiendo muchas veces al usuario, si podemos decir cuál es el término correcto a usar para los ratones.

La eterna lucha entre estos dos se remonta a los inicios del diseño gráfico, principal culpable de la denominación DPI. Si hemos trabajado alguna vez para un sector similar al del diseño, seremos conscientes de que todo el mundo habla de DPI, incluso los departamentos de marketing y Visual.

El término se ha extendido desde el sector profesional, poco a poco, hasta el sector de consumo, donde se ha hecho relativamente famoso y ante esto, los fabricantes decidieron hace mucho optar por denominar, erróneamente, a sus sensores con dicho término.

CPI-vs-DPI

Por lo tanto, lo correcto es hablar de CPI o Counts Per Inch, ya que este término hace referencia al número de pasos o saltos que el ratón registra cuando recorre una pulgada (2,54 cm). Este término hace referencia entonces al número de veces que se registra el movimiento por cada pulgada, ergo, a más registros, más velocidad y precisión debería tener un ratón.

Por ofrecer un ejemplo claro, un CPI de 1000 logrará mover 1000 píxeles en pantalla por cada pulgada que recorra el ratón. Esto lógicamente afecta a la resolución del juego al que estemos jugando o simplemente al escritorio.

Un monitor 4K a dicha resolución necesitará un mayor número de CPI en un ratón que el usuario que juega a 1080p, ya que de portar ambos el mismo valor, el primero tendrá que desplazar el ratón bastantes más centímetros en su alfombrilla para llegar al mismo punto de la pantalla.

DPI, el gran error de muchos fabricantes

newskill eos raton gaming

DPI significa Dots Per Inch, es decir, puntos por pulgada, y la forma de medir estos puntos es totalmente distinta a lo que se consigue con CPI. De hecho, para calcular un DPI se necesita hacer un conteo de los puntos en una línea recta mediante una imagen en papel que es capaz de detectar un sensor, por ejemplo, de impresora.

Como vemos, apenas tienen que ver uno con otro, donde en ambos casos encontramos una similitud para la gran cantidad de fabricantes que usan ambos términos: no aportan la sensibilidad nativa del sensor de sus ratones.

Estamos acostumbrados a ver cada vez más DPI/CPI en los nuevos modelos de ratón, pero la realidad es que las técnicas usadas para estos nuevos sensores solo se basan en dividir los píxeles en subpíxeles virtuales, aumentando con ello la capacidad del sensor y protagonizando valores de escándalo.

SenseiTen_3

La realidad es que el conteo de los sensores es mucho menor, y en algunos casos realizar este tipo de técnicas no suele salir muy bien, ya que entorpecen la lectura correcta del mismo, produciendo una menor precisión.

Por lo tanto, el valor correcto en la industria debería ser CPI, algo que los fabricantes comienzan a cambiar ya que los usuarios estamos más habituados a verlo y no hay necesidad de seguir caracterizando a los sensores con DPI.