Corsair CV750 vs CX750M, ¿merece la pena pagar más por una PSU?

A la hora de comprar una fuente de alimentación, la decisión puede llegar a ser bastante complicada; puede que tengas clara cuál es la potencia que necesitas, y puede que incluso ya sepas qué eficiencia te gustaría que tuviera. Sin embargo, los catálogos de los fabricantes son tan sumamente amplios que incluso a misma potencia y certificación de eficiencia podemos encontrarnos con distintos modelos, de los que a veces es complicado saber cuál es mejor. Es el caso que hoy nos atañe, ya que vamos a realizar una comparativa técnica entre las fuentes de alimentación Corsair CV750 y Corsair CX750M, ambas de 750W y con certificado de eficiencia 80 Plus Bronze.

Esencialmente y a primera vista, la mayor diferencia que encontramos entre estas dos fuentes de alimentación es obviamente que el modelo CV750 tiene todo el cableado fijo mientras que la CX750M es semi modular, y solo los cables para los conectores ATX de 20+4 pines y EPS de 4+4 pines son fijos y el resto son modulares, dándonos la comodidad de poder no conectarlos si no los necesitamos. Sin embargo, la diferencia de precio entre ambas fuentes es bastante notable así que, ¿merece la pena pagar de más por el modelo que es semi modular?

Corsair CV750 vs CX750M, comparativa técnica

 Corsair CV750Corsair CX750M
Potencia750W750W
TipoAnalógicaAnalógica
Certificación de eficiencia80 Plus Bronze80 Plus Bronze
Raíl de +12VSimpleSimple
CableadoFijoSemi modular
Tipo cablesGruesosATX y EPS gruesos, el resto planos
Ventilador120 mm140 mm
Modo Zero RPMNoNo
Versión ATX12Vv.2.31v.2.4
Conectores PCIe42
Conectores SATA87
Garantía3 años5 años
PvPR79,99€104,99€

Como ya hemos denotado antes, ambas son fuentes de alimentación de 750 vatios con certificación de eficiencia 80 Plus Bronze, lo que garantiza una eficiencia mínima del 85% al 50% de carga (que es el estado típico de uso de una fuente de alimentación de PC). Ambas fuentes tienen también un único raíl de +12V, y ambas son fuentes analógicas y no digitales, por lo que hasta aquí, están parejas. Sin embargo, hasta aquí llegan sus similitudes, porque ahora la cosa cambia bastante.

Para empezar, la CX750M es una fuente bastante más moderna y prueba de ello es que cumple con la versión 2.4 del estándar ATX mientras que la CV750 se queda en la versión 2.31. No por eso es una fuente peor, pero como vamos a ver a continuación, hay muchas más cosas que cambian, comenzando por lo que también hemos mencionado que es el tipo de cableado, pues la CV750 tiene todo el cableado fijo y la CX750M es semi modular, solo con los cables de los conectores ATX y EPS fijos en la fuente.

Corsair CX750M

Siguiendo con el cableado, encontramos otra diferencia fundamental en la forma de los cables porque la Corsair CV750 tiene todos los cables gruesos, lo cual hace bastante más incómodo su canalización por la caja, mientras que la CX750M solo tiene gruesos los dos cables que van fijos a la fuente, siendo el resto cableado plano que es mucho más sencillo a la hora de canalizarlo por la caja.

Además, a pesar de que ambas fuentes tengan la misma potencia también podemos encontrar una diferencia bastante grande en cuanto a los conectores, puesto que la CV750 solo tiene dos conectores PCIe de 8 pines mientras que la CX750M tiene cuatro, lo cual la hace compatible con gráficas de más alta gama e incluso con configuraciones multi GPU.

Siguiendo con las diferencias, encontramos que también el ventilador es distinto; mientras que el modelo CV750 tiene un ventilador de 120 mm, la CX750M lo tiene de 140 mm, lo que significa que esta última fuente tendrá una mejor refrigeración y será más silenciosa, a pesar de que ninguna de ellas cuenta con tecnología de ventilador híbrido (Zero RPM) que permite que éste se apague cuando la fuente no está siendo sometida a mucha carga para reducir el ruido emitido.

A tenor de esto, sin embargo, encontramos una ventaja a favor de la CV750 que ha estado saliendo perdiendo en todo hasta ahora, y es que es relativamente más pequeña y por ello será más compatible con cajas que tengan poco espacio. Esta fuente mide tan solo 125 mm de largo por los 160 mm de la CX7650M, por lo que es prácticamente una fuente SFX-L en términos de tamaño y será bastante más sencilla de instalar en cajas de pequeño tamaño.

Aparte de todo lo que ya hemos comentado no encontramos mayores diferencias entre una fuente y otra, dejando de lado obviamente el precio porque sí que hay 25 euros de diferencia entre una y otra, lo cual nos lleva a la siguiente sección de este artículo que podéis leer a continuación.

¿Merece la pena pagar más por el modelo semi modular?

Corsair CV Series

 

Tal y como hemos visto en la comparativa técnica, la Corsair CX750M es un modelo bastante superior a la CV750 a pesar de que ambas tengan la misma potencia e incluso la misma certificación de eficiencia. El cableado semi modular es desde luego una ventaja con respecto al cableado fijo (si bien es cierto que lo más deseable habría sido cableado 100% modular), pero el hecho de que casi todos los cables sean planos es un plus que no podemos pasar por alto tampoco.

Además de eso, la CX750M es una fuente que soporta un estándar ATX más moderno, tiene un mayor número de conectores y además soporta configuraciones multi GPU, cosa de lo que la CV750 no puede presumir. Por si esto fuera poco, la CX750M está avalada por 5 años de garantía del fabricante frente a los 3 años del otro modelo, lo cual también aportará un plus de tranquilidad al usuario.

En definitiva, la CX750M es «mucho más fuente» y realmente, con una diferencia de precio de unos 25 euros, merece y mucho la pena optar por este modelo porque es notablemente superior, y al usuario le dará una mayor comodidad, versatilidad, compatibilidad e incluso tranquilidad si tenemos en cuenta los dos años adicionales de garantía que porta.

Por lo tanto, nuestro veredicto es que sí, merece la pena pagar la diferencia de precio, pero no solo por el cableado semi modular sino por eso en combinación con todas las demás ventajas que ofrece esta fuente de alimentación. Además, ya metidos en fuentes que rondan los 100 euros, 25 euros tampoco es que supongan una enorme diferencia económica y más si estás buscando la garantía de calidad que da un fabricante como Corsair.