Así funciona la tecnología FALD pero, ¿logrará superar a IPS y OLED?

A la hora de comprar un monitor nuevo para vuestro PC o un televisor para utilizar con nuestro PC habremos visto más de una vez las siglas FALD entre las especificaciones del monitor. ¿Qué significan estas siglas y cómo afectan a la naturaleza y especificaciones de un monitor o un televisor? Os lo explicamos de manera detallada para que no os perdáis a la hora de renovar la pantalla de vuestro PC.

Uno de los mayores desafíos de cara a la representación de imágenes en un monitor LCD es la luminancia de los colores, lo cual ha sido un desafío que ha llevado a crear diferentes tipos de tecnologías, entre ellas la tecnología FALD con la que los fabricantes de monitores para PC y televisores esperan conseguir el santo grial del equilibrio entre la luminancia y la crominancia y por tanto de la representación del color. Veamos en que consiste.

Diferencias entre IPS, LED y OLED

Panel LCD Fabricación

A día de hoy la tecnología IPS está considerada la mejor tecnología para paneles LCD del mercado, por otro lado cuando hacemos referencia a un panel con una tecnología LED no estamos hablando de un tipo de panel en concreto como ocurre con las tecnologías TN, IPS, o VA, sino a un tipo de retroiluminación. La cual como su nombre indica consiste en el uso de iluminación LED para retroiluminar la pantalla, la cual se ha convertido en el tipo de iluminación más utilizada para los diferentes tipos de pantalla LCD.

OLED vs LCD

La tecnología OLED en cambio no hace referencia a ningún tipo de retroiluminación, sino a un tipo panel totalmente distinto a los paneles LCD. Cuya principal diferencia con los LCD está en el hecho de que no necesitan ningún tipo de retroiluminación para funcionar. A día de hoy la tecnología OLED está considerada como mejor que cualquier tecnología LCD, ya sea si estamos hablando de tasas de refresco, tiempos de respuesta, precisión en la representación del color. Aunque a cambio de tener un precio más alto que los paneles LCD y tener problemas de retención de imágenes.

Local Dimming o Atenuación Local

Local Dimming Atenuación Local

Antes de nada hemos de entender el concepto de Local Dimming que en español se traduce cómo atenuación local. Dicha tecnología en el fondo no tiene ningún secreto, pero hemos de tener claro que un color en un televisor se presenta a través de dos factores, el primero es la crominancia y el segundo es la luminancia. Pues bien, cómo os hemos comentado antes la luz en una escena no es del todo uniforme y por tanto es contraproducente que el nivel de luminancia sea uniforme en toda la escena.

En una pantalla del tipo LED, sea del tipo que sea, la luminancia de los colores depende la la retroiluminación que hay por detrás. Es aquí donde entra el Local Dimming o la atenuación local. La cual nos permite controlar el nivel de iluminación de cada una de las lámparas LED que se encuentran retroiluminando. Siendo la diferencia entre las diferentes tecnologías de pantallas LED como está implementado el Local Dimming y a qué área de la pantalla influye cada lámpara LED.

Las luces para la retroiluminación no tienen por qué colocarse en la parte posterior, hay modelos donde estas se encuentran en la parte posterior de la pantalla, pero en otros nos podemos encontrar con que la iluminación puede venir desde los bordes de la pantalla, ya sea total o parcialmente. Lo cual no es tan eficiente como tener una retroiluminación desde detrás de la pantalla, por lo que la mejor es un Full Array LED, ya que permite cubrir áreas más pequeñas de píxeles en pantalla y evita que existan píxeles erróneamente iluminados.

¿Qué es la tecnología FALD y cómo funciona?

FALD

FALD son las siglas de Full Array LED Dimming, la cual se basa en una matriz de luces LED que se coloca en la parte posterior de la pantalla, justo detrás del panel de píxeles que muestra la imagen. Por lo que estamos hablando de un sistema de retroiluminado para la emisión de luz desde el interior del panel hasta la propia pantalla. No olvidemos que el tipo de iluminación interno afecta a la calidad de la imagen mostrada por el panel.

La diferencia del Full Array Dimming respecto a otros sistemas LED es el hecho que hace uso de una mayor cantidad de luces LED para retroiluminar que otras soluciones que han aparecido en el mercado. Con una distribución uniforme de las lampadas por toda la superficie del monitor, lo que hace que el color representado se vea de manera totalmente uniforme y no existan áreas con diferencias en cuanto contraste.

A la hora de controlar los diferentes diodos LED para la retroiluminación, los monitores y televisores con tecnología FALD los agrupan en diferentes bloques en vez de hacerlo de manera uniforme. Lo que permite ajustar la iluminación de manera diferenciada en cada zona. Lo cual tiene sentido si tenemos en cuenta que en una película o un videojuego no todas las partes de un fotograma representan áreas con una misma iluminación. Por lo que es una evolución más de la tecnología OLED, con la que se busca mejorar la calidad de los negros, el nivel de brillo de la imagen y la definición del sombreado de la imagen con tal de conseguir una mayor calidad en la misma.

Las limitaciones de la tecnología FALD

MicroLED

La mayor limitación de la tecnología FALD está en el hecho que no se pueden apagar y encender de manera individual las diferentes áreas de retroiluminación local, solo variar el nivel de iluminación de estas. Lo que supone que en áreas en las que se necesitaría que la iluminación esté totalmente apagada realmente no lo este, provocando que los monitores con tecnología FALD tengan una desventaja frente a las OLED, que sí que permite apagar la retroiluminación en zonas concretas,

Es por ello que para mejorar el FALD se acabó creando el formato miniLED, el cual consiste en un array o matriz de luces LED para el FALD, pero no compuesto por centenares de luces para retroiluminar, sino de cientos de luces. Lo cual le da un mayor control de la iluminación de las zonas brillantes y oscuras que en la tecnología FALD convencional.

La evolución ha continuado en forma de la tecnología MicroLED, la cual ha sido la evolución más grande en este tipo de la retroiluminación FALD. En ella estamos hablando de que cada píxel en pantalla tiene su correspondiente bombilla LED por detrás para controlar su nivel de luminancia. Por lo que ya no estaríamos hablando de zonas de pantalla, sino de píxeles individuales por lo que podemos controlar su nivel de luminancia