Esta es la primera NVIDIA RTX 2060 que siempre estará por debajo de los 65 grados

Cualquier jugador busca en una tarjeta gráfica tres puntos clave: rendimiento, sonoridad y precio. Normalmente estos van de la mano para lo bueno y para lo malo, pero en otros casos muy concretos esta balanza se rompe a favor de uno de los tres puntos, donde normalmente desbalancea al resto. Este es el caso de lo último de Colorful, la cual ha presentado la que, probablemente, sea RTX 2060 más fresca del mundo.

Colorful iGame RTX 2060 Super Neptune Lite OC

Colorful-iGame-RTX-2060-Super-Neptune-Lite-OC

Cualquier tarjeta gráfica actual está limitada por parámetros como la temperatura. Los ASIC han obtenido en los últimos años una serie de algoritmos y SKU que priman la longevidad del chip y la sonoridad general de la tarjeta por encima del rendimiento.

Antiguamente, las tarjetas tenían dos modos o SKU de funcionamiento en cuanto a frecuencias se refiere: idle y full, donde el límite térmico era el único que podía hacer que su velocidad disminuyese realizando el tan temido throttling.

En la actualidad esto es un escenario muy difícil de conseguir, ya que hay tantos saltos de voltaje y frecuencia en las SKU que los Boost de ambas compañías descienden llegados a cierta temperatura, haciendo perder rendimiento y voltaje con ello, siempre para preservar el chip de X grados y la sonoridad general del disipador.

Colorful-iGame-RTX-2060-Super-Neptune-Lite-OC-1

Pero aquí entra Colorful, donde este ensamblador ha creado una nueva tarjeta gráfica con una particularidad, garantizar que la GPU funcione a menos de 65º C.

Dicha tarjeta es la iGame GeForce RTX 2060 Super Neptune Lite OC, una GPU que incluye un sistema de disipación AIO completo y sin ventiladores en el propio disipador. Esto consigue que Colorful haya podido desarrollar una tarjeta de dos slots totalmente cerrada al polvo y que solo un ventilador de 12 cm (radiador simple de 30 mm) instalado en su radiador se ocupen de la refrigeración de todo el PCB.

El sistema, lógicamente, es estanco y está totalmente cerrado a cualquier upgrade, algo que es recomendable en este tipo de producto.

BIOS dual, altas frecuencias y doble conector PCIe

Colorful-iGame-RTX-2060-Super-Neptune-Lite-OC-2

Esta iGame va claramente enfocada al overclock, ya que de otra manera no se entiende el por qué Colorful ha incluido dos conectores de 8 pines a una RTX 2060. Parte de culpa la tiene el sistema de doble BIOS, ya que una de ellas está clasificada como Turbo, lo cual implica que la segunda BIOS tenga un Power Target y frecuencias menores.

Dichas BIOS son seleccionables desde la parte delantera de la tarjeta, es decir, desde su bracket, donde tendremos un botón a modo de pulsador para cambiar entre una y otra.

Así, pasaremos de los 1650 MHz en su BIOS normal a unos impresionantes 1815 MHz en su BIOS Turbo, frecuencias que lógicamente se verán elevadas según la calidad del ASIC y como lo determinen sus SKU.

Colorful-iGame-RTX-2060-Super-Neptune-Lite-OC-3

La memoria por su parte y según se informa se mantendrá en los 14 Gbps de rigor para sus GDDR6. Como no dispone de ventiladores en su PCB y cubiertas, es fácilmente entendible que el sistema de refrigeración líquida se encarga de todo el trabajo, refrigerando GPU, VRAM y VRM en su totalidad, por lo que tendremos las mejores temperaturas en los tres componentes clave.

En cuanto a su conectividad, dispondrá de tres DisplayPort 1.4 y un HDMI 2.0b, no obteniendo con ello puerto VirtualLink. En cuanto a dimensiones, la tarjeta ocupa dos slots y mide 28 cm de largo, siendo muy similar a lo visto en otros modelos que no portan PCB de referencia.

De momento, Colorful no ha dado fecha de salida al mercado ni ha revelado su precio.