Zhaoxin, un fabricante chino de procesadores que pretende competir con AMD e Intel

El fabricante chino Zhaoxin ya presentó en el mes de junio su primer procesador, llamado LuJiaZui, fabricado con un proceso a 16 nm y que ofrecía microarquitectura x86. Ahora el fabricante ha afirmado que de aquí a un año estará en posición de poder competir con Intel y AMD con sus próximos procesadores a 7 nm, que ofrecerán soporte para PCI-Express 4.0 y memoria RAM DDR5.

El Zhaoxin LuiJiaZui forma parte de la familia de productos KaiXiaon KX-6000, orientada tanto a portátiles como a ordenadores de sobremesa. Este procesador, de arquitectura x86 y fabricado con un nodo a 16 nm, ofrece hasta 8 núcleos físicos con una velocidad de 3 GHz, pero según la fuente, ahora el fabricante está diseñando su nueva generación de procesadores que estarán fabricados a 7 nm y, además, ofrecerán gráficos integrados inclusive.

Zhaoxin KaiXian, procesadores a 7 nm con nueva arquitectura

La próxima familia de procesadores del fabricante, que formarán parte de la familia KX-7000, llegarán en teoría hacia 2021, y el fabricante pretende hacerle la competencia a Intel y AMD con ellos inicialmente en el mercado chino, y dependiendo de su acogida entre los usuarios, podrían llegar al resto del mundo. Estos nuevos procesadores estarán fabricados con una litografía de 7 nm y arquitectura propia, y han confirmado que serán compatibles con PCI-Express 4.0 y con memoria RAM DDR5, además de tener su propia GPU compatible con DirectX 12.

Por el momento se desconoce cuántos núcleos físicos tendrán estos procesadores, así como si contarán con una tecnología similar a HyperThreading y SMT para ofrecer el doble de procesadores lógicos como hacen Intel y AMD. Sí que han hablado de que tendrán procesadores para servidor, de nombre Xhaoxin KaiSheng, con hasta 32 núcleos y 64 hilos de proceso, lo que nos hace suponer que la tecnología la tienen ya desarrollada y que no hay motivo para implementarla también en los procesadores de sobremesa.

Hablando de estos procesadores de servidor, parece que serán también la respuesta del fabricante chino a los Intel Xeon y AMD Threadripper, así que no solo pretenden competir con los dos gigantes a nivel de ordenadores portátiles y de sobremesa, sino también en el entorno de servidores.

Intel y AMD tienen por fin competencia

Está claro que de momento Zhaoxin está por detrás, tecnológicamente hablando y sobre todo en cuanto a recursos de desarrollo, de Intel y AMD. No obstante sus planes son bastante ambiciosos y sorprendentemente son más bien tirando a medio y no a largo plazo, por lo que podríamos tener por fin un competidor para AMD e Intel para finiquitar el duopolio que ambos fabricantes sostienen en el ámbito de los procesadores.

Siempre lo decimos, pero no está de más recordar que la competencia entre grandes empresas es buena para los usuarios. Si este fabricante chino empieza a sacar sus propios procesadores que compiten con AMD e Intel en términos de rendimiento y a un mejor precio, las dos compañías deberán entonces ponerse bien las pilas porque ya tendrán otra compañía a la cola que comenzará a robarles cuota de mercado, así que tendrán que apretar y ofrecer cada vez mejores productos que, lo dicho, al final nos beneficiarán a los usuarios.