Tesla retira 130.000 coches por exceso de temperatura en sus AMD Ryzen

Lo lanzamos como pura especulación y finalmente vamos a llevar razón. El salto de Intel hacia AMD está suponiendo un quebradero de cabeza para Tesla, puesto que, aunque el SoC de los de Lisa Su es mucho más potente que la opción barata de Intel, la realidad es que también es mucho más caliente y los de Elon Musk parece que no han calibrado bien este hecho en muchos modelos de sus coches, puesto que sus Tesla tienen problemas de temperatura con los AMD Ryzen.

El objetivo de Tesla era ofrecer un mayor rendimiento en sus sistemas, mayor fluidez y todo sin aumentar el coste final de sus coches. Las contrapartidas analizadas por los de Elon Musk fueron simplemente una reducción de aproximadamente un 2,4% de la batería de sus coches, algo que era aceptable dado el salto de rendimiento, pero… Llegaron más problemas.

El cambio de TDP de Intel a AMD y los problemas de temperatura de Tesla

Se pasó de un modesto Intel Atom A3950 con cuatro núcleos a 1,6 GHz para dar el salto al sistema MCU3 con AMD (Ryzen YE180FC3T4MFG (4 Cores (Zen 2) con 45 vatios de consumo) y con ello y pese a que las pruebas principales no detectaron nada anómalo, aunque el aumento de temperatura era evidente, todos los parámetros estaban dentro de lo esperado.

Interior Tesla Model S

Salvo por un hecho: durante una carga el SoC de AMD se quedaba sin la suficiente refrigeración porque la energía del vehículo se destinaba a evitar que las baterías del coche se calentasen, logrando así mayor vida útil y un tiempo de carga inferior.

El problema es que la gestión térmica de la unidad de AMD quedó bloqueada por falta de suministro de esa misma energía, así que no se estaba refrigerando convenientemente y esto está provocando problemas de rendimiento. En concreto, se informa sobre lag en la pantalla táctil de los vehículos o directamente una pantalla en blanco que no deja hacer nada en el coche.

Problemas de seguridad que obligan a retirar 130.000 coches

Como el sistema de Tesla para sus vehículos centra todo en el sistema multimedia y en la pantalla, tener estos problemas repercute en la seguridad. Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) de EE. UU. este problema permite que la cámara retrovisora, o el acceso a ciertos controles clave bloqueados aumentan el riesgo de posible colisión con otro vehículo o peatón.

Evidentemente Tesla al descubrir el problema ha retirado nada menos que 130.000 coches a la espera de una solución que parece llegar en breve, puesto que es un simple problema de software que la empresa solventará con una actualización OTA. Los números que ofrece Elon Musk son realmente bajos, puesto que solo un 1% de los coches estaría afectado por este problema de temperatura en los Tesla con SoC AMD.

Lógicamente los que llegaron con SoC Intel no están afectados. Los vehículos que recibirán esta OTA son el Model S, el Model X (2021 y 2022) y los últimos Model 3 y Model Y de este año. Del resto de modelos y años no hay información, pero no deberían estar afectados puesto que el cambio de Intel hacia AMD se produjo hace solamente unos meses.

Fuente > Expreview

¡Sé el primero en comentar!