Los procesadores del futuro estarán vivos: se fabricarán con ADN

¿Es posible la construcción de un procesador que en vez de utilizar transistores de silicio haga uso de moléculas de ácido desoxirribonucleico? Pues eso parece y es que han conseguido los primeros pasos para poder construir un procesador basado en el ADN. ¿Hasta qué punto han logrado llegar? ¿Veremos pronto dicha tecnología en nuestros PC?

No hay duda que el ADN es la base de la vida y se encuentra en el núcleo de las células de todo ser viviente, pero no se trata de un concepto que se relacione con la informática. Aunque desde cierta perspectiva el código binario de los programas en el software o las puertas lógicas en un chip puedan recordar en definición al ADN, realmente hablamos de mundos muy distintos entre el de la informática y la biología.

Pues bien, puede que uno de los posibles futuros se encuentre en la computación basada en el ADN. Y es que según informan en The Register un grupo de científicos han estado investigando con moléculas de ADN, no para procesar programas, sino con el objetivo de poder guardar de manera muy fácil terabyte de datos en muy poco espacio. ¿La contrapartida? Acceder a la información de unidad de almacenamiento basada en el ADN requiere de tiempos de acceso de hasta un segundo.

¿El primer procesador construido con ADN?

Procesador ADN

La solución al problema del acceso a los datos almacenados ha llegado de manos de la Universidad Nacional de Incheon en Corea del Sur, y no es más que el uso de unas moléculas específicas de ADN para realizar los elementos de computación básicos y por tanto funcionar como puertas lógicas.

Estas moléculas específicas han sido llamadas Microfluidic Processing Unit y por el momento no se trata de un procesador completo, sino que solo han conseguido las funciones básicas: AND, OR, XOR, y NOT, las cuales en electrónica digital se consiguen con las combinaciones de transistores más simples. Por lo que el próximo paso que deberíamos esperar es la construcción de elementos más complejos como sistemas secuenciales y combinacionales.

No es la primera vez que se intenta crear lógica digital haciendo uso de moléculas de ADN, pero antes era necesario el uso de equipamiento complejo manejado a mano. La diferencia es que ahora han conseguido fabricar este procesador basado en el ADN con una simple impresora 3D y que funcione de manera totalmente automática sin necesidad de un operador externo como ocurría hasta ahora

¿Está cercano o lejano el paradigma de los Biocomputadores?

Bioelectronica

Para que os hagáis una idea aproximada de lo que significa este avance, estamos hablando de un equivalente a cuanto aparecieron los chips RTL primero y TTL después en la década de los 60, pero hemos de aclarar que el avance no va a ser el mismo que el de la electrónica del silicio.

El desarrollo de este tipo de procesadores basados en el ADN nos ayudará a entender mucho mejor nuestro cerebro. No por nada, buena parte de la organización neuronal de los seres vivos ha sido trasladada a la electrónica con ejemplos como es el de la visión por computador que se utiliza para el aprendizaje automático en los coches inteligentes. En todo caso se trata de una disciplina que tiene todavía un largo camino por delante.