EVO Powered by Core, los nuevos logos de los procesadores de Intel

EVO Powered by Core, los nuevos logos de los procesadores de Intel

Rodrigo Alonso

En lo que parece un intento por parte de Intel de lavar su imagen y alejarse del pasado, su competencia con AMD y todos los problemas que están teniendo, la compañía ha anunciado un lavado de imagen cambiando el logo de sus procesadores Core, y además ha anunciado la nueva familia EVO Powered by Core.

Junto con los nuevos logotipos para las familias de procesadores Core, Intel también ha registrado la marca «Intel EVO Powered by Core», desvelando así una nueva línea de procesadores que pronto llegará al mercado. Por supuesto, las especulaciones al respecto no se han hecho esperar ya que la lógica indica que esta nueva familia podría ser el nombre final de los procesadores Alder Lake-S, las primeras CPUs de Intel con arquitectura híbrida.

Intel EVO Powered by Core y los nuevos logos de sus CPUs

Intel EVO Powred by Core logos

El diseño del nuevo logotipo de la compañía, con esos segmentos cuadrados grandes y pequeños sugiere precisamente a los núcleos grandes y pequeños de la arquitectura similar a big.LITTLE que el fabricante estrenará con los procesadores Alder Lake-S, mezclando núcleos de alta potencia con otros de bajo consumo para maximizar la eficiencia dependiendo de la carga de trabajo del procesador.

Algo interesante es que se siguen mencionando los nombres i3 e i5 (y es de entender que esto se extenderá a los i7 e i9), por lo que todo apunta a que Intel seguirá dividiendo los segmentos de sus procesadores según esta nomenclatura. A continuación podéis ver algunos ejemplos de los logotipos que Intel utilizaba hasta ahora en sus procesadores.

Intel viejos logos

Llama la atención eso sí la distinción entre los logos de los procesadores Core i3 y los Intel EVO Powered by Core i3. Como hemos mencionado antes, podría ser la manera de Intel de diferenciar los procesadores que solo utilizan un tipo de núcleo y los que tienen arquitectura híbrida. En cualquier caso, es bastante probable que no tardemos mucho en salir de dudas, puesto que una vez que estos logos ya han sido presentados en sociedad es de entender que la compañía comenzará a utilizarlos de manera prácticamente inmediata, si bien es cierto que en teoría Alder Lake-S llegará al mercado en la segunda mitad del año que viene.

Otra patente presentada hace poco también muestra el nuevo logo de la empresa (que podéis ver en la primera imagen) con fondo gris y una nueva tipografía, que probablemente se utilizará ya con la nueva línea de productos EVO.

El futuro de Intel, ¿una «EVOlución»?

Evidentemente, el uso de «evo» viene de evolución (evolution en inglés), y ciertamente parece que Intel pretende hacerle un lavado de cara a su imagen corporativa, que salta a la vista que no pasa por su mejor momento.

Incluso si dejamos de lado que la competencia en el mercado con AMD está de capa caída y actualmente los de rojo dominan el mercado (al menos el europeo) con una diferencia sustancial, los problemas de fabricación con el nodo de 10 nm de la compañía se han juntado con numerosas vulnerabilidades que han asaltado a la imagen pública de la empresa, haciendo que su popularidad entre los usuarios caiga en picado. A esto hay que sumar que las nuevas generaciones de procesadores no están teniendo precisamente el éxito que se esperaba de ellas -entre otras cosas por el precio comparado con los homónimos de AMD-, así que es bastante probable que la compañía haya decidido dar un paso adelante y hacer que cambien las cosas… empezando por su imagen corporativa.

Ya veremos qué es lo que nos depara. Intel sigue siendo una de las compañías más potentes del mundo y seguramente la más potente cuando hablamos del mercado de hardware, así que si alguien tiene capacidad de cambiar las cosas, esa es precisamente Intel.