Intel ficha al padre de las CPUs Nehalem: nueva arquitectura en camino

Intel ficha al padre de las CPUs Nehalem: nueva arquitectura en camino

Javier López

Por todos es sabido que Intel no atraviesa su mejor momento y que está sumido en las sombras. Pero tras la salida de Bob Swan y la llegada de Pat Gelsinger, parece que los cambios están muy claros dentro del gigante azul. El mal ambiente de trabajo en el seno de la compañía y la fuga de talentos parecen quedar atrás con la llegada del nuevo CEO, el cual está haciendo movimientos. Uno de ellos ha sido traer del exilio a Glenn Hinton, padre de las CPUs Nehalem.

Hay ingenieros que lo cambian todo y que pueden hacer que una compañía crezca o se hunda en apenas unos pocos años. El mejor ejemplo ha sido Jim Keller en AMD, con el resurgir de los procesadores del equipo de Lisa Su mediante la arquitectura Ryzen. Ahora, Intel piensa hacer algo similar tras la salida de este ingeniero senior, sustituyéndolo en parte por otro veterano que ya estaba incluso retirado.

Glenn Hinton vuelve a Intel, ¿reviviremos la época de las CPU Nehalem?

Glenn LI-2_575px

Si hubo un tiempo donde Intel apabulló a AMD fue precisamente en la época donde lanzó su microarquitectura Nehalem allá por el año 2008. Esta definió los procesadores actuales x86, tanto de cliente como de servidor de los 13 años siguientes hasta la actualidad, así que un cambio de paradigma de este estilo puede llevar al éxito o fracaso.

Keller se fue para asumir el cargo de CEO en Tenstorrent, de manera que la compañía rivalice en pocos años con ARM. Por ello, Intel ha movido ficha tras su marcha y acaba de fichar a Glenn Hinton, el arquitecto principal detrás de Nehalem, el cual ha vuelto a la compañía tras 3 años de jubilación.

Según los rumores, Glenn Hinton llega de nuevo a Intel influenciado por la propia incorporación de Pat Gelsinger, el cual habría recurrido al primero para levantar a la compañía.

Una nueva arquitectura de alto rendimiento para aplastar a la competencia

Intel Roadmap nodos

La incorporación de Hinton tiene un objetivo muy claro: desarrollar una nueva arquitectura de alto rendimiento para CPU que logre aplastar toda la competencia que tenga la compañía. De momento, no hay más datos sobre cómo y dónde va a trabajar Hinton dentro de la compañía, pero se rumorea que podría empezar tras la arquitectura Meteor Lake, de cara a lanzar productos en algún momento del año 2025.

Así que hablamos de un supuesto desarrollo de 4 años para competir directamente con los procesadores Ryzen y los nuevos procesadores de ARM y supuestamente de NVIDIA. La pregunta es clara en este aspecto, ¿serán suficiente las nuevas incorporaciones de la compañía para levantar la reputación destruida por AMD?

Los ánimos no están para muchos bollos, se rumorea que hay muy mal ambiente en la compañía y muchos trabajadores se están yendo por mutuo propio, ya que se dice que Swan ha sido demasiado intransigente con sus empleados.

Pat Gelsinger y Glenn Hinton tienen además del reto de conseguir una arquitectura unir una compañía que está claramente en horas bajas, con empleados saliendo por la puerta a mansalva y con unos accionistas enfadados por los continuos retrasos.