Intel no se rinde y peleará con su nueva CPU de 10 nm para portátil

Hace ya siete largos meses Intel presentó los que serían sus caballos de batalla contra AMD en un segmento tan competido como los procesadores y portátiles de bajo consumo. La irrupción de las CPU Ryzen 4000 ha supuesto un golpe que Intel no pareció prever y como tal, se vio empujado a presentar una nueva apuesta para este segmento que, casi 9 meses después, verá la luz. Hablamos del Intel Core i7-1068G7, la CPU más rápida del gigante azul en 10 nm hasta la fecha.

Como ya avisamos la semana pasada, Intel no tendrá CPUs de 10 nm y alto rendimiento para escritorio en 2020. A cambio, llegarán las versiones para portátiles y quizás, en el mejor de los casos, sus CPU para servidor.

Entre tanto, la guerra con AMD no se detiene ni un instante y los Ryzen 4000 Mobile suponen una grieta en el casco del barco de la compañía que estos intentarán paliar con su nueva CPU, pero ¿será suficiente?

Intel Core i7-1068G7: ¿un ataque a la desesperada o una estrategia previamente planeada?

Ice-Lake-U-modelos

Si algo hemos aprendido de Intel conforme han pasado los años, las arquitecturas y en definitiva, sus procesadores, es que siempre tiene algo bajo la manga. Puede que no sea la opción más óptima, ni la más barata, pero la compañía solo busca en estos casos estar por encima en rendimiento frente a su rival.

El i7-1068G7 cumple a la perfección con esta premisa: llega muy tarde, será el más rápido de su familia y competirá con el mejor procesador de AMD. Como podemos esperar, el problema es el precio que pagará Intel para auparse con la corona una vez más.

El Ryzen 7 4700U ha supuesto que Intel pulse el botón de alarma, y es que sus 8 núcleos y 8 hilos con una frecuencia máxima de 4,1 GHz para solo 15W de TDP nominal han levantado ampollas en Santa Clara.

La corona puede cambiar de púgil, Intel contra las cuerdas

AMD-Ryzen-4000-APU_1

Y es que si comparamos lo que va a ofrecer Intel en este segundo trimestre para coincidir con AMD, muchos pueden pensar que está todo el pescado vendido. El nuevo i7-1068G7 llegará como una CPU de 4 núcleos con 8 hilos con iGPU Iris Plus (64 EUs) con una frecuencia de 4,1 GHz en su modo turbo para un núcleo, soporte para DL Boost y un TDP de 28W.

Las filtraciones que hemos estado viendo en la gama H de portátiles (gaming principalmente) dejan unos resultados muy cercanos entre Zen 2 y Comet Lake-H, donde esta última compensa su falta de IPC frente a Ice Lake-U con frecuencias más altas.

Por lo tanto, la guerra puede hacer caer a un rey y coronar a otro si finalmente Ice Lake-U con el i7-1068G7 no son capaces de derrotar a un rival que, ahora sí, compite en igualdad de condiciones en cuanto a proceso litográfico.

A esto hay que sumarle otro rumor que está corriendo como la pólvora, y no es más que la ausencia de este procesador de Intel para portátiles, donde la compañía podría reservarlo para sus NUCs más potentes. Lógicamente, esto evidenciaría que el i7-1065G7 sería más rápido que el Ryzen 7 4700U y que Intel estaría seguro de mantener el liderato en un sector clave como es el de los portátiles de bajo consumo.

Veremos en apenas mes y poco cuales son los movimientos y sobre todo, el rendimiento de cada CPU en particular.