Intel aumentará el rendimiento y el overclock de sus procesadores Cascade Lake-X

Intel lanzará en breve tiempo, una nueva revisión del micro código perteneciente a sus nuevos procesadores Cascade Lake-X. Esta nueva revisión pretende incrementar el rendimiento de esta nueva serie de procesadores. Pero no se quedarían ahí las mejoras que tiene prevista la marca. Se espera que, con el nuevo micro código, mejore la capacidad para overclock que poseen estos procesadores. En un intento de cerrar algo la gran brecha que existe entre los nuevos modelos y los recientemente lanzados AMD Threadripper 3000.

No creemos que, a estas alturas, nadie vaya a calificar el lanzamiento de los procesadores Intel Cascade Lake-X como un éxito. Incluso con la rebaja salvaje de precio que ha hecho Intel a su gama HEDT de procesadores, todavía no  son muy apetecibles. Y no porque rindan mal. Nada de eso. Además, este nuevo silicio que se emplea con esta nueva serie de procesadores, ha conseguido solucionar los problemas de vulnerabilidades de la arquitectura Core. Al menos, con la gama de procesadores HEDT.

El problema de Intel es que los procesadores AMD Threadripper son bastante más atractivos. Tienen un IPC muy similar a los nuevos modelos de Intel. Pero, tienen más núcleos. Y sus frecuencias de funcionamiento son bastante parejas. En resumidas cuentas, son procesadores bastante superiores en rendimiento a los Cascade Lake-X. El hecho es que, hasta el procesador AMD Ryzen 9 3950X es capaz de medirse de tú a tú con estos nuevos modelos de Intel. Costando cerca de 250 euros menos.

Las nuevas BIOS para los Cascade Lake-X no podrán hacer milagros

Ya estamos acostumbrados (por desgracia)a que los fabricantes de procesadores saquen un producto. Y, muy poco tiempo después, comiencen a lanzar revisiones de micro código. AMD lo ha hecho con toda su gama Ryzen desde que llegaron al mercado. Y con los Ryzen 3000, ha habido un auténtico alud de revisiones de micro códigos para solventar el tema de las frecuencias Turbo de esta nueva generación.

Ahora parece que Intel también se quiere apuntar a esta nueva moda. Lo cual no es algo muy habitual en este fabricante. Dado que, cuando Intel solía sacar un producto al mercado, ya se le suponía lo suficientemente testado en laboratorio. Y muy capaz de dar todo el rendimiento del que era capaz. Una vez que los usuarios lo instalábamos en nuestra placa base.

Según el fabricante, el nuevo micro código que va a salir para los nuevos procesadores Intel Cascade Lake-X mejoraría el rendimiento general de estos procesadores. Pero, a no ser que hubiera un rediseño bastante fuerte, los cambios en él no va a hacer milagros en cuanto a su rendimiento. Puede que lo incremente un 5% como máximo. Pero es complicado que suba de ahí.

La otra mejora del nuevo micro código es relativa a la capacidad para el overclock de los procesadores. Lo cual sería fantástico si fuera un procesador de la gama Core de escritorio. Pero, dado que es un procesador destinado a trabajar con él, es una mejora vacía. Ninguna empresa va a mantener un procesador overclockeado para realizar trabajos con él. Dado que los overclocks son, por definición, inestables. Como para que un fallo de este tire por tierra varias horas de trabajo de un usuario con estos procesadores.