Intel presenta Aurora: su nodo de alto rendimiento con 2 CPUs Sapphire Rapids y 6 GPUs Ponte Vecchio

Tras el evento de ayer por la noche, Intel ha dejado claras sus aspiraciones en varios segmentos del mercado de cara al futuro, pero sobre todo ha mostrado lo que es capaz de hacer y planificar en un poco espacio de tiempo. Lo mostrado revela el proyecto Aurora, el cual fue pensado, cancelado y vuelto a rehacer en apenas dos años, donde ahora los de Swan han revelado sus aspiraciones para competir con AMD en Exascale.

Por lo tanto, el proyecto Aurora es algo completamente remodelado y que nada tiene que ver con el primer boceto de Intel con sus Xeon Phi. Lejos de estos, las novedades de Intel son de tal calibre en este sector que lo enfocan a más de año y medio vista desde su presentación.

Intel Aurora: el futuro de exascale comienza en 2021

Intel-SC19-News_Embargo_Nov.-17-page-009

El desarrollo de este proyecto de gran magnitud no tendrá a Intel como único protagonista, aunque sí será el principal. Aurora engloba a tres grandes empresas del sector de exascale como son Argonne, Cray y la propia Intel. Este movimiento ya lo vimos con los procesadores EPYC de AMD y Cray, el cual dio lugar a un super ordenador exascale de proporciones no vistas hasta ahora.

Con el anuncio de este proyecto, Intel ha hecho lo propio y ha ofrecido los primeros detalles que formarán parte de él. Aunque no ofreció número de núcleos totales o tipos de memoria, si facilitó datos concretos sobre el tipo de procesadores y GPU que incluirán.

Intel-SC19-News_Embargo_Nov.-17-page-016

Como era esperable y ya comentamos en su momento, integrará dos procesadores Xeon Sapphire Rapids, los cuales son la segunda generación de procesadores de servidor bajo el proceso litográfico de 10 nm y serán por ello los sucesores de Ice Lake en su versión Xeon.

Llegarán en 2021, probablemente para finales de dicho año, y según se rumorea tendrá capacidad para albergar hasta 8 canales de memoria por procesador, donde por supuesto Intel los dotará con AVX 512, DL Boost y soporte para Optane DC.

Esto deja la puerta abierta a que la memoria DDR5 haga acto de presencia con este sistema, debido principalmente al gran ancho de banda que va a necesitar la plataforma, ya que cada CPU va a soportar hasta 3 GPUs Ponte Vecchio.

Intel Ponte Vecchio: la arquitectura Xe llega a la alta computación

Intel-SC19-News_Embargo_Nov.-17-page-007

Aunque Intel no hizo demasiadas afirmaciones sobre Aurora y sobre Sapphire Rapids, si desveló más detalles sobre sus próximas GPU de alto rendimiento.

La arquitectura Xe será la encargada de dar vida a estas GPUs, por lo que según la compañía estamos ante una serie de microarquitecturas basada en ella que cubrirán todos los aspectos y sectores de la computación. Desde portátiles, pasando por gaming hasta Exascale.

Intel destacó tres áreas clave en su serie Ponte Vecchio (PV): un nuevo motor de matriz de vector flexible, rendimiento FP64 y alto ancho de banda de memoria caché y memoria incluida.

Intel-SC19-News_Embargo_Nov.-17-page-008

El primero se enfoca a mejorar el rendimiento en IA, mientras que el segundo, aunque se estaba destinando su trabajo mediante FPGA, ahora Intel vuelve a cogerlo con fuerza para tareas intensivas de cálculo en HPC como las necesarias para el clima, petróleo o astronomía.

El tercero hace referencia a los chiplets, ya que las GPU integrarán HBM en un solo troquel. En cualquier caso, estos chiplets de alto rendimiento llegarán en el proceso litográfico de 7 nm, por lo que Intel tiene muy avanzada dicha litografía, donde además se le añade el hecho de que integrarán EMIB para unir dichos chiplets.

Al integrar hasta 3 GPUs por cada Aurora, Intel interconectará a cada tarjeta gráfica mediante CXL sobre PCIe 5.0, algo que también intuíamos debido a todo el esfuerzo que la compañía ha puesto en esta tecnología.

Intel-SC19-News_Embargo_Nov.-17-page-005

Aun tras estos datos reveladores, quedan otros muchos por comprender, ya que, por ejemplo, Intel ha afirmado el uso de Foveros en dichas GPU, no desvelando nada más. Por supuesto, no ha desvelado como los shaders van a trabajar para HPC y como oneAPI va a dar vía libre a los desarrolladores, sin contar con la ausencia de datos de rendimiento, como se conecta la memoria o simplemente como va a trabajar Foveros en cuanto a la GPU en sí misma.

Tendremos que esperar un poco más, por lo menos hasta la presentación de su primera GPU a 10 nm, para saber algo más sobre la arquitectura Xe.