Este ASIC de Ethereum mina como 32 RTX 3080, ¿volverá el stock de GPUs?

Muchos se preguntan cuándo terminará la burbuja de la minería que nos está dejando sin stock de GPUs gaming. La respuesta de los expertos es que la escasez se acabará cuando las granjas de minado adopten un hardware para minar más eficiente que las tarjetas gráficas. Estos son los ASICs y un ejemplo es el AntMiner E9.

Los ASICs para minar no son una novedad, pero cualquier persona con conocimientos sabe que la minería se basa en la eficiencia energética a la hora de minar. Cada vez cuesta más minar una criptomoneda y eso obliga a los mineros a optimizar cada vez más el hardware, hasta el punto de necesitar hardware altamente especializado.

¿Qué es el AntMiner E9?

Bitmain, una empresa china dedicada al desarrollo de mineros basados en Ethereum, acaba de presentar su Antminer E9, un minero basado en ASICs que tiene la capacidad de minado de 3 GH/s, lo que equivale a la capacidad para minar de 32 NVIDIA RTX 3080. Se trata de un sistema que no está pensado para el mercado doméstico, ya que su consumo es de 2556 W, lo que se traduce en un consumo energético de 0.85 Joules por millón de hashes, lo que lo convierte en un minero altamente eficiente en comparación incluso con los racks de GPUs más potentes para minar.

El coste energético a la hora de minar es una de las claves de cara a la minería de criptomonedas, los ASICs utilizan función fija que les permite optimizar energéticamente el proceso de minado en comparación con las GPUs. Donde la diferencia en el coste de la energía con las GPUs más potentes es entre 3 y 4 veces a favor de los ASIC.

Por el momento desconocemos si Bitmain va a producir su AntMiner E9 a gran escala y cuál va a ser el precio. Lo que sí que sabemos es que se llegará al punto en que la eficiencia a la hora de minar de las GPUs no será lo suficientemente buena y las granjas de minado darán el salto al uso masivo de ASICs e incluso desarrollarán los suyos propios.

Los ASICs reemplazarán a las GPUs en minería

ASIC

El minado de criptomonedas se basa en la descodificación de una clave que cada vez es más compleja de descifrar. El coste económico a la hora de descifrar la clave es cada vez más alto, de la misma manera que el coste de los metales nobles y las piedras preciosas sube por el hecho que son cada vez más difíciles de extraer de una mina real, el minado de criptomonedas se basa en lo mismo, de tal manera que el coste de extracción de la última criptomoneda afecta al valor de las primeras criptomonedas.

Debido a la dificultad creciente de la descodificación, toda criptomoneda se empieza pudiendo minar con una CPU. Luego se traslada a las GPUs, las cuales tienen más eficiencia energética por cálculo que una CPU. El tercer paso se basa en el uso de ASICs especializados para minar debido a que las GPUs dejan de ser eficientes.

Por el momento el minado de Ethereum se ha comido el stock de las tarjetas gráficas. El motivo lo sabemos todos, ya que siguen siendo eficientes a la hora de minar. Dicha eficiencia energética es cada vez más baja y se llegará al punto en que veremos la adopción masiva de los ASICs para minar Ethereum por parte de las granjas de minado. En ese punto la demanda por las GPUs para minar bajará en picado y el mercado de los GPUs Gaming se normalizará en cuanto a disponibilidad del stock y precios.