ASIC para minar criptomonedas, ¿qué son y cómo funcionan?

Tal y como está el mundo de la minería de criptomonedas, las GPUs dedicadas para gaming están sin stock en gran parte por culpa de los mineros, que acaparan casi todo el stock incluso antes de que llegue a las tiendas. Por fortuna existen unos dispositivos específicos para minar criptomonedas llamados ASIC que podrían representar la solución a este problema, y en este artículo os vamos a contar qué son, qué es lo que hacen y por supuesto cómo conseguirlos y si merece la pena hacerlo.

La minería de criptomonedas solía ser algo que se podía hacer fácilmente, pero esos días quedaron atrás. Hoy en día, ya sea que pretendas minar Bitcoin, Litecoin, Ethereum, DASH o cualquier otra criptomoneda, la forma más efectiva de hacerlo es con hardware dedicado conocido como ASIC miner o minero ASIC, e incluso entonces solo los profesionales con gran cantidad de capital pueden permitirse la inversión necesaria.

¿Qué es un ASIC y en qué consiste?

ASIC Antminer E3 para Ethereum

La definición de ASIC viene de las siglas en inglés que significan Circuito Integrado para Aplicaciones Específicas, en este caso para minería de criptomonedas. Dicho de otra manera, es un hardware que ha sido diseñado específicamente para un propósito concreto, como puede ser un ASIC para procesamiento de audio o para la administración de llamadas de un smartphone, pero en el caso que nos ocupa hoy se trata de equipos diseñados para minar criptomonedas concretas.

En pocas palabras, la minería ejecuta cálculos complicados en la búsqueda de un número específico, y ya se realice con una GPU convencional o con un minero ASIC, el hardware de minería debe ejecutar muchísimos cálculos para poder dar con el número deseado. En sistema de prueba de trabajo como Bitcoin, el primero en encontrar ese número obtiene la recompensa íntegra, si bien hay otros tipos de minado (pools) que cuando alguien del grupo encuentra el número, la recompensa se divide entre todos dependiendo de su aportación a los cálculos y, por lo tanto, la potencia de minado que estés proporcionando equivale al beneficio neto en forma de criptomonedas.

Es por este motivo por el que muchos mineros optan directamente por invertir en un ASIC, ya que les brinda mayor posibilidad de ser ellos quienes encuentren el número que les dará la criptomoneda, o en el caso de participar en pools tendrán una mayor cuota de participación y con ello una mayor ganancia.

Cada criptomoneda tiene su propio algoritmo de hash criptográfico, y los mineros ASIC están diseñados para minar utilizando dicho algoritmo concreto. Los mineros de Bitcoin ASIC están diseñados para calcular el algoritmo hash SHA-256, mientras que en el caso de los diseñados para Litecoin, usan Scrypt. Esto significa que técnicamente podrías extraer cualquier otra moneda que se base en el mismo algoritmo, aunque por lo general como cada ASIC está diseñado para una moneda concreta, lo ideal es minar solo esa.

¿Por qué los ASIC son mejores que las GPU para minar?

ASIC

Cuando se trata de minar criptomonedas lo que realmente importa es que la que hayas elegido extraer valga más de lo que gastas en electricidad y en el hardware que has comprado para ello. Esos márgenes pueden estar más cerca de lo que piensas porque este hardware es costoso y requiere una inversión adicional, además de que el coste de electricidad puede costarte miles de euros al año (dependiendo claro del número de equipos que tengas y el tiempo que estén minando).

Al elegir hardware optimizado y dedicado para la minería, tendrás un sistema mucho más eficiente, o dicho de otra manera, genera mucho más hashrate por vatio consumido que utilizando una GPU normal para minar. Esto es así porque en realidad un PC con CPU y GPU convencionales está diseñado para realizar una gran cantidad de tareas diferentes, pero un ASIC está hecho solo para el cometido de minar así que toda su potencia de cálculo se enfoca en eso exclusivamente.

Minero ASIC AntMiner

Debido a este enfoque único, son increíblemente potentes y eficientes a la hora de minar. Ofrecen altos hashrate y utilizan mucha menos energía que un PC a la hora de minar, al menos si los igualáramos en términos de hashrate (es decir, si un ASIC obtiene por ejemplo 100 MH/s consumiendo 100 vatios, para llegar a 100 MH/s con un PC normal tendrías que consumir unos 400 vatios de potencia). Esta combinación de rendimiento y bajo consumo de energía los hace a la larga mucho más económicos, si bien es cierto que como verás ahora, son bastante caros en términos de inversión inicial.

De hecho, cuando hablamos de minería de Bitcoin que es la más antigua y longeva, ya solo se hace utilizando mineros ASIC porque la dificultad es tan elevada que ya no sale rentable hacerlo utilizando tarjetas gráficas de PC convencionales. Es habitual que a la hora de minar una criptomoneda se empiece primero con una CPU de un núcleo, luego con varios núcleos, eventualmente se pasa a las GPU para luego pasar a hardware especializado, el cual a través de hardware microprogramado ejecutan los algoritmos más comunes de todos o partes de los mismos con un consumo de energía ínfimo en comparación con el hardware de propósito general como puede ser una CPU o una GPU.

¿Cuánto cuesta un minero ASIC?

Antminer ASIC

Como hemos mencionado antes, una de las desventajas de estos dispositivos es la inversión inicial que hay que realizar, ya que como dispositivos específicamente orientados para una tarea son bastante específicos, escasos y por ello, caros.

Uno de los ASIC para minar más populares y eficaces es el Antminer de Bitmain, el cual ya va por el modelo S19j. Este dispositivo es capaz de sacar un rendimiento de nada más y nada menos que 90 TH/s. Y si, no nos hemos equivocado y estamos hablando de tres órdenes de magnitud o 1000 veces lo que puede conseguir la tarjeta gráfica más potente. Eso si, el equipo que hemos escogido como ejemplo tiene un consumo energético de 3.250 vatios bajo una carga de trabajo normal (que es al 100%, obviamente) y por tanto no lo podréis utilizar en casa. ¿Su precio? Alrededor 5.000 dólares, en torno a 4.200 euros.

Obviamente hay otros mineros ASIC y de otras marcas y con otros rangos de precios y hashrate, pero este es bien reconocido por ser el más efectivo y el que más rentable sale en términos de inversión inicial (precio de compra), hashrate y consumo eléctrico. Podéis ver un contraste bastante obvio en cuanto al hashrate de estos equipos y el consumo energético, ya que en la actualidad la gráfica más potente para minar es la RTX 3090 que saca unos 110 MH/s y consume cerca de 400 vatios.