Esto es lo que debes saber antes de comprar unos nuevos auriculares

Cuando estás buscando unos nuevos auriculares, seguramente te percates de que muchos fabricantes indican que tienen «audio personalizado» pero, ¿qué significa esto? ¿Cómo realizan esta personalización y cómo sabes que es lo mejor para ti? En este artículo te lo vamos a contar todo en profundidad para que nunca te equivoques al elegir unos nuevos auriculares.

Audio personalizado en los auriculares, ¿qué significa esto? Cuando un fabricante nos indica esto, quiere decir que los han optimizado para un tipo de uso en concreto, que puede ser por ejemplo gaming o para hacer deporte. Y es que dependiendo del tipo de uso que vayas a darle al dispositivo, puede ser mejor un tipo de personalización u otro, pero vamos a entrar en materia y ver qué son esas personalizaciones que le hacen a los auriculares y que hacen que sean mejores para unas cosas u otras.

Factores que personalizan el audio de los auriculares

Hay en total seis factores que pueden influir en cómo suenan unos auriculares, algo que obviamente también tiene que ver con la calidad del audio que son capaces de transmitirnos a los usuarios.

Distancia auriculares

  • Tipo de diafragma: aunque la mayoría de fabricantes utilizan altavoces de imanes de neodimio para sus auriculares, en realidad hay en total seis tipos que se utilizan en la actualidad: dinámicos, magnético plano, diafragma de armadura, electrostáticos, de conducción ósea e híbridos. Cada uno de estos tipos de diafragma tiene unas propiedades distintas y genera el sonido de forma distinta. Los más comunes son los dinámicos, como ya supondréis.
  • Tamaño y material de las orejeras: aunque parezca mentira, esto influye bastante en el sonido, ya que por ejemplo cuanto más gruesas sean las orejeras, a mayor distancia estarán los oídos del diafragma. De igual manera, cuanto mejor se ajusten las orejeras a tu cabeza y oreja, más te aislará del ruido ambiente exterior, cambiando completamente la experiencia de audio.
  • Diseño externo de los auriculares: el diseño influye mucho en la calidad del sonido, y lógicamente es algo que el fabricante puede personalizar. No sonarán igual unos auriculares circumaurales que unos supra aurales, al igual que ninguno de estos sonará igual que unos auriculares in-ear.
  • Tipo de conector: además del archiconocido USB (audio digital), tenemos muchos tipos de conector distintos, si bien es cierto que el jack / minijack es el más frecuente, pero en estos casos el audio es analógico. El más común es el conector TRRS de 3.5 mm, pero este tipo de conector no puede reproducir un sonido estéreo balanceado de verdad porque para ello necesitaría al menos 5 conectores (TRRRS sería en este caso).
  • Tipo de códec utilizado (auriculares inalámbricos): un sub tipo de lo anterior lo encontramos en los auriculares inalámbricos, y muy especialmente en los que utilizan tecnología Bluetooth. Hay muchos códec Bluetooth diferentes que se pueden utilizar, como aptX, LDAC, AAC, DBC o LHDC, y cada uno funciona a una frecuencia, latencia, profundidad, etc. diferentes.
  • Ecualización de fábrica: el aspecto que más puede influir en la personalización del audio de los auriculares es la ecualización. Muchos fabricantes incorporan software para poder personalizarlo al gusto del usuario, pero otros muchos no e incorporan a cambio una ecualización personalizada de fábrica que lógicamente cambia mucho la experiencia de audio de los auriculares.

¿Cómo decidir qué tipo de personalización es mejor para ti?

Para decidir qué tipo de audio personalizado es mejor para ti, primero tienes que estar seguro del tipo de uso que le vas a dar a los auriculares, ya que lógicamente no es lo mismo unos auriculares que pretendas utilizar mientras haces deporte que unos que uses para jugar en el PC, o para disfrutar de la música tranquilamente.

Mejores auriculares profesionales

  • Planos o neutros (flat): todas las frecuencias se ajustan al mismo valor, lo que permite una reproducción del sonido muy precisa (el audio se reproduce tal y como lo ha concebido quien ha diseñado la música o lo que estemos escuchando).
  • Equilibrados (balanced): su funcionamiento es similar a los planos, pero se han ecualizado para ofrecer unos sonidos bajos y altos un poco más elevados para dotar al sonido de mayor profundidad. Es ideal para todo tipo de usos.
  • Ecualización en V: este tipo de ecualización genera sonidos graves y agudos mucho más elevados, pero a costa de perder un poco de detalle y calidad de audio. Es el tipo de personalización que se utiliza en auriculares gaming.
  • Brillante (bright): es un tipo de personalización que ofrece unos sonidos agudos muy elevados que dotan al audio de mayor nitidez, aunque los sonidos graves pierden algo de fuerza. Se utilizan también en muchos productos enfocados al gaming, pero también a la reproducción de música.
  • Oscuros o bajos (bassy): se potencian los sonidos graves en detrimento de los agudos, al contrario que la opción anterior. Se utiliza para música, películas e incluso en algunos casos para gaming.
  • Sonido cálido (warm): similar al anterior, pero bastante menos intenso, permitiendo un buen balance gracias a sus graves ligeramente elevados pero que no sobrecargan los medios y los agudos. Es idóneo para música y películas.
  • Analítico o clínico: finalmente, esta personalización es similar al brillante pero menos intenso, donde se elevan ligeramente los agudos para tener una mayor nitidez, pero sin suprimir en exceso los sonidos graves. Es el tipo de personalización que suele gustar a los audiófilos.
¡Sé el primero en comentar!