Si te compraste un ordenador en la pandemia, no instales Windows 11

Durante la pandemia muchos usuarios decidieron adquirir un nuevo PC u ordenador portátil. Pues bien, ahora se ha descubierto un gran fallo que provoca la corrupción de archivos en Windows 11. El problema aparece en los equipos con procesadores Intel Ice Lake, Tiger Lake y Rocket Lake, así como en los AMD Ryzen 5000 Series.

Según el problema descrito por Microsoft como KB5017259, el usuario con Windows 11 podría experimentar daños en los datos. Parece ser que el problema está en el nuevo acelerador de cifrado de datos por hardware. No es un problema de Intel y AMD en realidad, sino que es un problema del sistema operativo.

Windows 11 estaría dañando los datos de los usuarios

Parece ser que el problema estaría en el estándar de cifrado avanzado vectorial (VAES). Este es el estándar de cifrado AES más actual y afectaría a estas extensiones el problema:

  • AES XEX en la modalidad de libro de códigos modificado basado en el cifrado XOR (XEX) con modo de robo de texto cifrado (AES-XTS)
  • AES con Galois/Counter Mode (GCM) (AES-GCM)

Los procesadores Intel Ice Lake (procesadores Xeon), Tiger Lake (11a Gen para portátiles) y Rocket Lake (11a Gen para sobremesa) y los AMD Ryzen 5000 Series serían demasiado modernos. El problema estaría en las nuevas rutas de código para la biblioteca Symcrypt. Debido a esto, los datos escritos podrían tener errores, así que se podrían dañar, corromper o perder.

Microsoft no ha dado muchos más datos al respecto. Simplemente indican que, para evitar daños en los datos, se instalen las actualizaciones más recientes. Principalmente se pide que se instale la versión preliminar el 24 de mayo y la actualización de seguridad del 14 de junio.

No se da información al respecto de qué hacer si hemos sufrido daños en los datos por este problema. Simplemente desde Microsoft reconocen el error y poco más.

Lo positivo es que no deberíamos de tener problemas a no ser qué utilicemos aplicaciones de cifrado como BitLocker o TLS, entre otras.

Intel-Rocket-Lake-S-specs-CPUs-8-cores

Parche que ralentiza el sistema

Si le faltaba algo a esta historia es que Microsoft reconoce que esto podría generar un «posible rendimiento más lento«. Parece que las primeras pruebas que han realizado algunos usuarios, indican que el tiempo para el cifrado se duplica, lo cual es bastante molesto. Esto afecta sobre todo al rendimiento del disco duro, que se ve mermado debido a los ajustes en las rutas de las librerías.

Aquellos que detecten importante impacto de rendimiento, hay soluciones que mitigan un poco el impacto. Las actualizaciones del 23 de junio y del 12 de julio parece que mitigan un poco la perdida de rendimiento. De todos modos, es posible que en futuras actualizaciones se logre corregir la mayor parte de perdida de rendimiento, ya que parece ser un parche lanzado a toda prisa.

Para todos los que tengan Windows 11 y alguno de los procesadores mencionados, lo que queda es actualizar o pasarse a Windows 10. Si no utilizas aplicaciones de cifrado como las mencionadas, en principio, no deberías de haberte dado cuenta del problema. De todos modos, es un fallo bastante importante por parte de Microsoft, que como vemos, ha dado la menor cantidad de información posible al respecto.