Conectores HDMI y USB chapados en oro, ¿realmente vale la pena?

Muchos conectores, ya sean de cables o de periféricos, cuentan con una fina película de oro que los recubre. Los conectores chapados en oro suelen ser el puerto HDMI y algunos USB de diferentes periféricos como ratones o teclados. Pero, ¿vale la pena pagar más por un conector bañado en oro?

La pregunta es bastante sencilla, la respuesta no lo es tanto. Debemos aquí tener en cuenta que no todos los conectores bañados en oro son iguales. En primer lugar, debemos saber de cuantos quilates es y cuantas capas hay superpuestas, dos parámetros que rara vez se dan. Además, debemos tener en cuenta el uso que le daremos.

No todos los chapados de oro en conectores son iguales

Una de las principales características del oro es que tiene un rango de oxidación y corrosión mucho menor que otros materiales. Aplicar una capa de oro sobre un conector de aluminio, lo que hace es reducir la posibilidad de oxidación del conector.

Este punto es bastante sencillo, pero, no es tan sencilla la cosa. Sabes los quilates de la capa utilizada y la cantidad de capas aplicadas es muy importante.

Debemos explicar que los quilates miden la pureza de un metal o piedra preciosa. Para nuestro caso, lo que nos indican los quilates es la relación de oro con respecto a la masa total de una pieza, multiplicado por 24. La escala es la siguiente:

Pureza (en quilates)Relación de oro con otros materiales
24 quilatesTiene un 99.99% de oro, considerandose por tanto oro puro y se suele reservar para joyería de alto nivel
22 quilates91.6% de oro en la composición
20 quilates83.3% de oro en la composición
18 quilates75% de oro en la composición
12 quilates50% de oro en la composición
10 quilates41.6% de oro en la composición
1 quilate4.16% de oro en la composición

Ya vemos un poco que no es lo mismo un conector con un baño de oro de 22 quilates que uno de 18 quilates, por ejemplo.

¿Ofrecen más calidad los conectores HDMI y USB chapados en oro?

Algunos fabricantes destacan que los conectores bañados en oro ofrecen mejor conductividad eléctrica que aquellos que no lo tienen. El oro, en teoría, tiene menos perdidas en la transmisión de una señal o de una tensión.

Lo cierto es que el conector bañado en oro tenía más importancia cuando las señales son analógicas. Cuando trabajamos en analógico, trabajamos con diferentes tensiones. Esto hace que ante perdidas de tensión, la lectura de los datos pueda ser incorrecta. Pero esto no pasa en señales digitales, cuya información se basa en “0” y “1” (en binario)

Para los cables HDMI o los puertos USB de teclados y ratones, no hay motivos para afirmar que esto sea cierto. Todos ellos se basan en señales digitales, por lo que no afecta al resultado final. Si el cable HDMI no está chapado en oro, la calidad de imagen será la misma. Igual pasa con teclados y ratones cuyo conector USB no este chapado en oro, la información enviada será la misma.

Además, que este o no chapado en oro un conector no importa nada en absoluto. Entre los conectores nos encontramos cables de cobre recubiertos por derivados del plástico. Así que a nivel efectivo, da totalmente igual si el conector está recubierto en oro, la información se transmite por cables de cobre.

¿Sirve para algo que este bañado en oro el conector de un cable?

Hay situaciones en las que, efectivamente, puede ser interesante que un conector tenga una cobertura de oro. Básicamente, si el dispositivo está en el exterior, expuesto a la intemperie. Por esto mismo, los conectores de equipos de audio y vídeo profesionales que se montan en fiestas de pueblo, suelen estar chapados en oro.

La humedad del ambiente o la posible lluvia podrían deteriorar muy rápidamente los conectores fabricados en aluminio o similares. Como hemos comentado, la degradación o la oxidación del oro es muy baja.

Pero, no solo importa que esté chapado, sino la cantidad de capas con las que está chapado. Debemos tener en cuenta que el proceso de poner y quitar un conector, lo degrada. Con el tiempo ira perdiendo esa cobertura de tanto ponerlo y sacarlo. Así, que la cantidad de capas de oro que tenga influyen bastante en la resistencia.

Conclusión, ¿vale la pena pagar más?

No, no vale la pena en líneas generales. Que un cable HDMI o el USB de un ratón estén chapados en oro, no nos aporta gran cosa. Es cierto que el conector tardará mucho más en oxidarse, pero la realidad es que antes cambiaremos de conector de video o de periférico.

Es más importante asegurarnos que el cable sea de buena calidad y esté bien protegido, que el recubrimiento en oro del conector. Además, no se suele indicar la cantidad de capas del baño y los quilates. Por lo que, hay que tener en cuenta otras cosas y olvidarse de este factor irrelevante.

2 Comentarios