No es que seas malo jugando, puede que no ganes por tu ratón

No es que seas malo jugando, puede que no ganes por tu ratón

Josep Roca

El uso del ratón como dispositivo de entrada para juegos se lo debemos al uso que hacen del mismo multitud de géneros. Sin embargo, es en la estrategia a tiempo real y en los juegos de disparos en primera persona donde la latencia del ratón o lag juegan un papel importante. Tanto que nos pueden llegar a hacer perder una partida y eso en entornos E-Sports es fatídico. Te contamos qué puedes hacer para solucionar este problema.

Si a una persona le dices que la latencia del ratón que está usando afecta a la tasa de frames de un juego, no se lo creerá. Lo primero que hará será mirarte como si tuvieses fiebre o simplemente no supieses de que estás hablando. Sin embargo, al principio de cada frame la CPU de nuestro ordenador necesita recabar información de todos los dispositivos de entrada en un tiempo limitado, si hay un retraso en ello entonces veremos el resultado de nuestra acción retrasado uno o varios fotogramas. Es decir, cuando tu personaje ya pueda disparar o tu unidad marchar ya estarán muertos en medio de la partida.

¿Cómo reducir la latencia del ratón?

Para nosotros la solución es simple, los mejores ratones para jugar son aquellos que no solo disponen de la ergonomía, la cantidad de botones y la posición adecuada de los mismos. También son aquellos que usan conexión vía USB y, por tanto, no son inalámbricos. Y si, sabemos que hay ratones sin cable pensados para jugar y de alta calidad, pero han de superar una serie de escollos importantes para dar un buen rendimiento. Los que lo consiguen lo hacen con creces, pero cambio de unas especificaciones y un precio por encima de la media.

Mano ratón latencia

¿Los motivos de ello? Pues son los siguientes:

  • Un ratón inalámbrico cuanto más lejos se encuentra del repetidor más tarda en enviar la señal. Aunque tampoco es un problema muy común, ya que la mayoría de los usuarios juegan a pocos metros del PC donde dicha latencia del ratón no se da. Un problema similar lo tienen los ratones cable largo, el cual se suele liar sobre sí mismo, provocando que la señal tenga cierto nivel de retraso. Este problema es negligible, pero siempre es recomendable tener un ratón con cable corto.
  • El estado de las pilas o la batería de un ratón inalámbrico puede llegar a afectar a su rendimiento, especialmente cuando la carga es baja. No ocurre con todos los modelos, pero si con más de los que nos gustaría.
  • Muchos ratones con tal de dar opciones adicionales sobre uno estándar usan macros y botones adicionales que son controlados por un driver. Si bien programar comandos rápidos mejora nuestra experiencia de juego, si nuestro PC está saturado de trabajo, entonces ejecutará el controlador o driver mucho peor. Lo cual creara latencia en el ratón.

Sobre el último punto es importante tener los drivers del ratón al día, así como las actualizaciones de Windows al día. Un consejo, no lo conectéis jamás a través de un Hub USB externo, dado que esto también le añade un nivel de latencia adicional.

¿Realmente es tan importante?

Si jugáis de modo casual no, pero si lo hacéis de forma competitiva y con un equipo que puede reproducir una gran cantidad de frames por segundo sí. ¿El motivo? A más FPS menos tiempo por frame y cualquier retraso adicional puede ser fatídico. Es por ello que si eres de los que juega a los E-Sports a más de 120 FPS te va a afectar más la latencia del ratón

¡Sé el primero en comentar!