¿Se puede confiar en la precisión de un ratón gaming inalámbrico?

¿Se puede confiar en la precisión de un ratón gaming inalámbrico?

Rodrigo Alonso

Estamos en la era de la tecnología inalámbrica, y a pesar del ahínco con el que los fabricantes publicitan sus periféricos inalámbricos, la mayoría de los gamers no quieren «cortar el cable» porque no confían en la precisión de los ratones inalámbricos. ¿Tiene fundamento este temor? En este artículo vamos a explicarte cómo funciona la tecnología inalámbrica de los ratones gaming y si es o no un motivo de preocupación.

No son pocos los gamers que piensan que un ratón por cable tiene una menor latencia y por lo tanto una mejor precisión que cualquier ratón inalámbrico, y en parte no les falta razón. Sin embargo la tecnología inalámbrica ha evolucionado mucho en los últimos tiempos y, según los fabricantes, tenemos el mismo rendimiento con ratones gaming inalámbricos que con los que utilizan cable. ¿Ha evolucionado lo suficiente esta tecnología para que podamos confiar en su precisión?

Cómo funcionan los ratones gaming inalámbricos

Cuando te dispones a comprar un ratón inalámbrico para juegos encontrarás opciones que se conectan a través de Bluetooth y/o con un dongle USB de 2,4 GHz que se conecta al PC. El Bluetooth SIG, compuesto por más de 36.000 empresas, desarrolla los estándares de esta tecnología, y como muchos dongles también utilizan la banda de 2,4 GHz para conectarse a los dispositivos.

Los ratones Bluetooth dividen esa banda en 40 canales diferentes, proporcionando al ratón múltiples «rutas» por las que conectarse al PC. Esto se denomina espectro ensanchado por salto de frecuencia, y «ensanchado» se refiere a muchas frecuencias. Se necesitan aproximadamente 0,625 ms para que un ratón con conexión Bluetooth 4.2 o más reciente salte entre canales a la velocidad de salto estándar de la especificación Bluetooth (1600 saltos por segundo».

La tecnología de 2,4 GHz utilizada en los ratones gaming Bluetooth está estandarizada, pero la tecnología de radiofrecuencia (RF) que utilizan los dongles USB varía. Mientras que Bluetooth divide la banda en 40 canales para el salto de frecuencia, numerosos fabricantes desarrollan sus propios esquemas para permitir que los ratones con dongle encuentren el mejor canal abierto, el que les de mejor rendimiento, y esto es particularmente importante si hay interferencias u otros dispositivos inalámbricos cerca.

Lancehead Wireless con su receptor inalámbrico

Así, las empresas que fabrican ratones gaming inalámbricos diseñan su propio hardware y firmware en un esfuerzo por hacer que sus conexiones de dongle patentadas sean más confiables incluso que las de Bluetooth, y aunque algunos tienen más éxito que otros, esto también reduce la latencia en comparación.

La tecnología inalámbrica con dongle USB es mejor que nunca

A lo largo de los años, la tecnología inalámbrica de los periféricos gaming se ha hecho cada vez más fiable, y esto en parte se debe a que los fabricantes se han enfocado en desarrollar sus propias implementaciones al respecto. Ahí tenemos la tecnología HyperSpeed de Razer o LightSpeed de Logitech como cabeza de cartel, prometiendo latencias incluso inferiores a las de los ratones con cable para demostrarlo.

Por ejemplo, la tecnología adaptativa HyperSpeed escanea los canales disponibles en la banda de 2,4 GHz cada milisegundo para encontrar la ruta más rápida para enviar y recibir información del PC. Esta tecnología se prueba en «múltiples escenarios» comenzando con cámaras anecoicas para garantizar señales limpias y una funcionalidad adecuada.

Por su parte, la tecnología LightSpeed también ha demostrado ser una de las más confiables, y de hecho se utiliza incluso con teclados inalámbricos, no solo ratones. Logitech afirma que gracias a sus transmisores y receptores de nueva generación logran latencias inferiores a 1 ms, que son los 1000 Hz de polling rate que promete la mayoría de ratones gaming con cable.

Los ratones gaming inalámbricos sí son fiables, pero depende de cuál

La tecnología de transmisión inalámbrica que se utiliza en los ratones gaming ha recorrido un largo camino para llegar a donde está. Los proveedores de juegos tienen tanta confianza en esta tecnología de 2,4 GHz que están poniendo su sello en los dongles, apostando por la reputación de los fabricantes, y esto dice mucho de la confianza que tienen en la tecnología.

No obstante, la tecnología inalámbrica al fin y al cabo siempre va a tener una desventaja con respecto a funcionar mediante cable, las interferencias. Por mucho que la tecnología esté bien desarrollada y prometa lo que promete, hay escenarios en los que funciona mejor que otros, así que al final siempre depende bastante del entorno en el que lo tengamos funcionando.

En resumen, los ratones gaming inalámbricos no pierden nada de precisión gracias a la gran evolución que ha experimentado la tecnología, pero debes tener en cuenta que no todos los fabricantes la desarrollan de las misma manera, por lo que si estás interesado en ello deberás tener en cuenta posibles interferencias cercanas y, por supuesto, que el fabricante sea de renombre y no utilice una tecnología genérica sino una de desarrollo propio.