La PS5 Slim con refrigeración líquida que nunca tendrás en casa

La PlayStation 5, sin desmerecer a la Xbox Series X, es en la actualidad la consola de nueva generación más deseada por la gente. Sin embargo, no es ningún secreto de que la consola de SONY es bastante grande y a muchos nos gustaría que fuese más pequeña. Pues bien, armado de impaciencia, un usuario ha construido su propia PS5 Slim con refrigeración líquida y carcasa de cobre. Un proyecto que nos ha llamado poderosamente la atención, pero que al mismo tiempo no es viable a nivel comercial. Veamos, por tanto, que tal se presenta este proyecto.

No hay duda que la quinta generación de las PlayStation de sobremesa es una de las consolas más grandes de la historia en cuanto a tamaño. Con unas medidas de 39 cm de ancho y 260 cm de profundidad combinadas con 104 mm de alto en la unidad estándar y 92 mm en la digital. Se trata, por tanto, de un sistema que nos gustaría ver con un menor tamaño. Y si bien creemos que es posible hacerlo con una reorganización de los elementos en la placa. Sin embargo, desde el canal DIY Perks de YouTube han decidido hacer un proyecto aún más radical, conseguir hacer la PS5 Slim más fina y compacta posible.

Así es la PS5 Slim con refrigeración líquida y carcasa de cobre

Para realizar el proyecto han tomado una PS5 Slim y solo han dejado como pieza original la placa base de la consola donde se encuentran conectados los diferentes chips. Por lo que se trata de una modificación completamente radical. Tanto que no consideramos que SONY de tener encima de la mesa de diseño una PS5 Slim de este tipo, más que nada por la elección en el sistema de refrigeración y el coste de los materiales empleados para el proyecto.

Con tal de reducir la altura de la consola de los 92 mm de altura a los 20 mm, se ha tenido que prescindir por completo del ventilador y el heatsink del modelo original para reemplazarlos por otro sistema para mantener fresco al procesador y al resto de componentes. Por lo que se ha optado por renovar todo el sistema de refrigeración de la consola por completo. El desafío viene en conseguir refrigerar un chip con un TDP de 180 W con tan poco espacio.

Para ello ha tenido que crear su propio bloque de refrigeración por agua, el cual ha sido diseñado para mantener fresco al chip principal de la consola. Además, toda la placa base se ha visto cubierta en cobre por ambos lados, con tal de disipar mejor el calor y poder incluso a temperaturas operativas por debajo del modelo actual. Lo cual ha conseguido gracias a este diseño.

No está montada en una sola pieza

Aunque para conseguirlo ha tenido que hacer una trampa adicional, sacar la fuente de alimentación de fuera de la consola y reemplazarla por otra. En concreto, lo que ha hecho es montar en una carcasa de aluminio aparte donde situar dentro tanto la bomba de agua del sistema de refrigeración como una nueva fuente de alimentación. En concreto una HP DP5-750RB de 750 W y 7 ventiladores NF-A4x20 de pequeño tamaño de Noctua. Todo con tal de conseguir que la PS5 Slim con refrigeración líquida no pasa del límite de 20 mm de grosor.

2 Comentarios