No te fíes de las imágenes: Chuwi adelgaza las fotos de sus portátiles

Es bastante común que los fabricantes, a la hora de promocionar sus productos, muestren imágenes que luego no coinciden exactamente con la realidad. Pero el caso del fabricante Chuwi, famoso por sus tablets y portátiles, ha ido un paso más allá, y es que han «adelgazado» tanto el grosor de sus equipos para que parezcan más finos que el producto que recibes cuando lo compras no tiene nada que ver con el que se ve en las fotos.

Muchas veces, cuando los fabricantes publicitan sus productos, ponen avisos diciendo que las imágenes pueden no corresponder con el producto para lavarse las manos. Esto puede ser admisible en algunos casos, pero cuando el producto que te llega a casa no se parece en nada al que viste en las fotos antes de comprarlo, entonces esta «técnica de marketing» del fabricante se convierte más bien en publicidad engañosa, algo que es considerado fraude y, por lo tanto, es un delito (dependiendo del país, claro).

El grosor de los portátiles de Chuwi

Pongamos como ejemplo el nuevo Chuwi Aerobook de 13,3 pulgadas, un equipo que según lo publicita el fabricante, compite en diseño con los MacBook de Apple.

Portátiles Chuwi Aerobook

Ya en la imagen que podéis ver arriba, se puede ver lo fino que «es». Según la página web oficial de Chuwi, el portátil tiene unas dimensiones de 308.5 x 209 x 15.2 mm, es decir, mide apenas un centímetro y medio de grosor, algo que ya suscita suspicacias porque eso es prácticamente lo que mide el alto de un puerto USB Type-A estándar (no hablemos ya del modelo que tiene SSD de 2,5″), pero esta medida es real cuando recibes el equipo en casa. Lo que no es real son las imágenes que muestra el fabricante del equipo.

Chuwi Aerobook lateral derechoChuwi Aerobook lateral izq

Fijaos en lo «raro» que se ven los puertos USB en estas imágenes. Ahora comparad con cómo se ve este mismo portátil una vez que lo recibes en tu casa.

Portátiles Chuwi imagen realPortátiles Chuwi imagen real

La diferencia salta a la vista, ¿verdad? Lo mismo sucede con los marcos de la pantalla, que son realmente muy finos (7 mm según el fabricante), pero que difieren en gran medida de lo que anuncian al producto real. Mirad esta imagen del Aerobook según la publican en su página oficial:

Y así se ve la pantalla del portátil realmente (bueno, la pantalla y mirad también el grosor del cuerpo del dispositivo).

Imagen real del Chuwi Aerobook

El problema no es que Chuwi esté falseando los datos técnicos de sus portátiles, porque repetimos que las dimensiones sí que son reales, el problema es que falsean las imágenes para que sus portátiles parezcan más delgados hasta el punto de que deforman hasta los puertos USB. Viendo las imágenes en la tienda online piensas que vas a comprar un portátil que apenas abultará más que un cuaderno, y la realidad es que recibes un portátil que aun siendo bastante delgado, no es lo que el fabricante ha anunciado.

¿Se puede hacer algo si te ves en esta situación?

El problema radica precisamente en que Chuwi sí que anuncia las dimensiones correctas y concretas del dispositivo, y lo que está falseando son las imágenes. Por supuesto, si has comprado uno de sus portátiles y no estás contento con su diseño puedes reclamar una devolución haciendo uso de tu derecho de desestimiento, si bien es cierto que tendrás que correr tú con los gastos de envío.

Luego está la opción legal… podrías denunciar a la compañía por publicidad engañosa, pero sinceramente esto sería meterte en un buen lío.