¿Problemas de temperatura en tu SSD M.2? Olvídalos con este disipador

Hay una premisa que a día de hoy solo se cumple a medias y que en el futuro más próximo, seguramente en un año, va a cumplirse en gran parte de los SSD del mercado: problemas de temperatura. Los fabricantes tanto de los discos de estado sólido como de placas base están en una encrucijada y lo que antes se usaba para disipar el calor de los chipsets ahora vuelve reconvertido para estos dispositivos. Presentamos el Thermalright HR-09 2280 PRO, el arma definitiva contra el calor de los SSD.

Los SSD han evolucionado y actualmente suponen el segundo cuello de botella más grande dentro de un PC en términos de rendimiento solo superados por las memorias RAM. Como estas y tras más de un año de retraso llegarán al mercado los PCIe 5.0 con un mayor ancho de banda en un incremento que es menor que el de la DDR5, y que al igual que esta vienen con la premisa del calor.

La necesidad de un buen disipador para SSD

Los SSD PCIe 3.0 en su gran mayoría eran dispositivos que se podían tener al aire libre y sin necesidad de un disipador, algo bastante interesante para abaratar costes siempre y cuando el modelo no hiciese throttling y bajase su rendimiento.

Thermalright-HR-09-2280-PRO-3

Con los discos de estado sólido PCIe 4.0 el mercado ha girado hacia los disipadores en sus modelos, al menos en los de gama alta donde pocos son los que dejan desnudos los chips como tal y los que lo hacen lo consienten gracias a los fabricantes de placas base que están mejorando sus disipadores incorporados.

Con los SSD PCIe 5.o todo cambia y lo que veremos es una nueva tendencia que se volverá cada vez más común: disipadores de alto rendimiento dedicados e incluso bloques de agua al más puro estilo del MP600 de CORSAIR. Por ello y sabiendo esto, Thermalright quiere adelantarse al mercado una vez más y para ello ha presentado el que posiblemente sea el mejor disipador de SSD pasivo de la actualidad.

Thermalright HR-09 2280 PRO, ¿es realmente tan bueno?

Lo que tenemos aquí es un enorme disipador de SSD denominado como Thermalright HR-09 2280 PRO, el cual integra un heat pipe con dos alturas atravesando un denso cuerpo de aluminio. Dicho heat pipe tiene un grosor de 6 mm y está unido a una base que será la encargada de transmitirle el calor directamente desde el SSD, tras lo cual unas densas y agresivas aletas de 74 mm de altura, 24 mm de ancho y 86 mm de largo se encargarán de traspasar dicho calor al aire mediante convección.

Este monstruo pesa 90 gramos y no será un disipador que admita como tal ventiladores, puesto que no se ven roscas o anclajes previos para su montaje, aunque por altura podría instalarse ventiladores de 60 mm disparando el rendimiento.

Por si fuese poco, la compañía ha fabricado una versión más simple denominada como Thermalright HR-09 2280 que tiene un diseño similar, pero con solo un heat pipe y 48 mm de altura.

Thermalright-HR-09-2280-1

Si llevas unos buenos años en esto seguro que recuerdas este tipo de disipadores, y es que son los que la marca DFI añadió a su serie LanParty para AMD e Intel, sobre todo para las placas X58, por lo que con las mejoras de técnica de hoy en día y sabiendo que por aquellos años eran capaces de manejar TDPs de casi 25 vatios de forma pasiva, es de esperar que este sea uno de los mejores disipadores para SSD, sino el mejor, de este 2022 y posiblemente 2023.