Seagate logra duplicar el rendimiento de sus discos duros gracias a su tecnología Mach.2

Las grandes empresas y fabricantes de discos duros tradicionales llevan mucho tiempo intentando alcanzar a los SSD en cuanto a prestaciones. Esto, lógicamente, equivale a millones de dólares en I+D, donde otra gran parte del esfuerzo se centra en las mayores capacidades de almacenamiento. Ambas parecen haber quedado solucionadas por diversas tecnologías, el apartado de rendimiento en concreto mediante lo que Seagate ha denominado como Mach.2.

Lo conseguido por Seagate va más allá de un simple upgrade a sus discos duros o un concepto donde es sencillo incrementar el rendimiento con una pequeña mejora. De hecho, ni siquiera la tecnología Mach.2 como tal es nueva per se, por lo que sorprende aún más lo conseguido. La pregunta clave es entonces ¿cómo lo han conseguido?

Seagate Mach.2: un paso más para alcanzar a los SSD

Seagate-Mach.2-2

Aunque es cierto que los SSD M.2 están ya en otra liga y seguirán ahí mucho más tiempo, incrementando su ventaja si cabe. El grueso de mercado para discos de estado sólido se centra en SATA3 debido a sus costes y capacidades medias.

Los HDD tenían el terreno perdido en el rendimiento, ya que siguen siendo más baratos y con mayor capacidad, por lo que Mach.2 es el principio de la recuperación del mercado para los HDD en cuanto a performance se refiere. Mach.2 se presentó hace más de un año y ahora Seagate va a comercializar por fin esta tecnología.

Su naturaleza y fortaleza radica en el uso de varios actuadores por cada HDD, donde dependiendo del número de platos se dispondrá de un mayor número de dichos actuadores. El mayor rendimiento no va enfocado al número de estos, que también, sino al hecho de cómo trabajan.

Mach.2 permite que cada cabezal, alinee los brazos de forma simultánea, de manera que al incluir dos brazos por HDD se pueda leer o escribir desde los dos cabezales a la vez, donde para ello deben estar unidos a diferentes brazos del actuador.

Ambos cabezales pueden leer o escribir simultáneamente, donde se logra leer en ambos o escribir en ambos inclusive. La peculiaridad es que los dos brazos funcionan desde el mismo punto pivotante, por lo que no son independientes como tal, lo que simplifica enormemente su uso y no añade un sobre coste.

Es necesario un controlador más potente

Seagate-Mach

Esta tecnología lleva implícita un coste mayor de fabricación por razones obvias, pero aparte necesita que la gestión del posicionamiento del cabezal, la lectura y escritura de datos, la corrección de errores y demás tareas la gestione un procesador/controlador más potente de lo que la industria estaba trabajando actualmente.

No debe ser un mayor problema, pero sí tendrá un coste final mayor y un consumo de energía más alto. El rendimiento final que obtendremos con estos HDD se estima sobre los 480 MB/s para un disco de 7.200 RPM, lo cual está muy cerca de los SSD SATA3 actuales, con el beneficio de poder albergar, en principio, hasta una capacidad de 40 TB, donde los IOPS se han multiplicado a la par que el rendimiento.

De hecho, esta tecnología está ya presente en el nuevo Exos 2×14 de 14 TB, donde Seagate afirma que Microsoft ya ha estado probando unidades de dicho modelo y al parecer, ha acabado muy satisfecho. Tanto es así que Azure y Exchange implementarán unidades Exos 2X14.

Microsoft ya ha probado Mach.2 y ratifica los resultados

Seagate-Mach.2-6

Los de Redmond han afirmado que, tras sus análisis, han descubierto que se están acercando al doble de rendimiento e IOPS, tal y como había afirmado Seagate.

Además del aumento de rendimiento, hay que tener en cuenta que a medida que la capacidad en un HDD aumenta, un servidor genera una carga de IOPS mayor, por lo que finalmente el HDD puede colapsar, de manera que tiene que prever esto y colocar menos datos en el dispositivo, lo que técnicamente se denomina como capacidad varada.

Esto genera un hecho bastante curioso, a mayor capacidad los servidores llenan solo dos tercios del espacio en HDD para no colapsarse. Mach.2 soluciona este problema y permite un intercambio de capacidades entre el servidor y los HDD mucho mayor, aprovechando mucho mejor el espacio y las capacidades del hardware existente.

De momento Seagate no ha ofrecido precios sobre los modelos que saldrán al mercado, ni para servidores ni para consumo, así que tendremos que esperar.