Sabrent prepara un SSD PCIe de 64 TB, ¡que funciona a 28 GB/s!

Sabrent es un fabricante de dispositivos de almacenamiento que saltó a la fama por ser el primero en lanzar al mercado un SSD que alcanzaba los 7.000 MB/s de velocidad. Ahora la firma ha mostrado un primer prototipo de su próximo SSD Sabrent RocketQ Battleship, una monstruosidad con factor de forma de tarjeta de expansión PCI-Express que alberga 64 TB de almacenamiento NVMe y que alcanza los 28.000 MB/s de rendimiento, pulverizando todos los récords establecidos hasta la fecha.

Si bien las necesidades de almacenamiento de los usuarios han cambiado en los últimos tiempos y ahora el tener un SSD es casi de obligado cumplimiento en cualquier PC, el Sabrent RocketQ obviamente no es un dispositivo orientado al consumo de usuario, sino que está pensado (por su capacidad, rendimiento y precio) para centros de datos y actividades empresariales. No obstante, no deja de ser un nuevo récord tanto de capacidad como de velocidad en un SSD, y como sabréis generalmente esto es el preámbulo de lo que después sí que llega al mercado de consumo.

Sabrent RocketQ Battleship, el SSD más rápido y grande del mundo

Para crear este dispositivo, Sabrent ha utilizado una tarjeta de expansión PCIe 4.0 que es capaz de dar cabida a un total de 8 unidades de SSD en formato M.2 2280. Concretamente, emplea 8 SSDs de 8 TB RocketQ NVMe en su interior, y se empareja con la controladora RAID Highpoint SSD4540 PCI-Express 4.0 x16 que aprovecha el máximo ancho de banda de esta interfaz.

Sabrent RocketQ Battleship

Por ahora el fabricante lo ha listado pero no ha indicado precio ni sus especificaciones técnicas completas. Ahora bien, si tenemos en cuenta que cada uno de los SSD M.2 de 8 TB que alberga esta unidad en su interior ya tiene un precio de 1.299 dólares, estamos hablando de que solo el almacenamiento tendría un precio de 10.392 dólares, a lo que hay que sumar la controladora RAID, el disipador y demás. Por lo tanto, es bastante probable que este Sabrent RocketQ Battleship SSD tenga un precio de mercado que ronde los 10.000 dólares, aunque potencialmente será algo más y lo más lógico sería que rondara los 12.000.

Por cierto, que este dispositivo requiere un conector PCIe de 6 pines como alimentación adicional para funcionar, e incorpora además un disipador de aluminio con dos ventiladores de refrigeración activa para mantenerse a buena temperatura. En el PCB se pueden ver dos conectores de ventilador de 4 pines, por lo que parece que estos ventiladores son PWM y además cada uno funciona de manera independiente.

Sabrent RocketQ Battleship disipador

Será complicado que veamos este dispositivo a la venta en alguna tienda que no sea un proveedor directamente, ya que como decíamos su precio hace que no esté al alcance del usuario de a pie, sino más bien para empresas y centros de datos. No obstante, como decíamos al principio estamos por ahora ante un prototipo que no ha salido a la venta, así que es algo que no podemos asegurar todavía.

En cualquier caso, el dato importante (e impresionante) aquí es que estamos ante el SSD de mayor capacidad del mercado hasta la fecha, y también ante el SSD más rápido porque por ahora ningún SSD (ni siquiera cuando se trata de una tarjeta de expansión RAID con varios SSDs en su interior) había alcanzado los 28.000 MB/s que ofrece esta unidad.