Espera, espera, espera… ¿2.000 euros por una placa base Z690?

Intel presentó en la tarde de ayer su apuesta para el sector gaming y como tal, los fabricantes lanzaron sus placas base para soportar los nuevos procesadores Alder Lake. Aunque los modelos los vamos a ver en un artículo específico en el día de hoy no trataremos sus precios porque la gran mayoría son una incógnita, pero otros que se han filtrado nos dejan boquiabiertos. ¿Casi 2.000 euros por una placa base Z690? ¿Más de 200 por la gama más baja?

¿Creíais que el mercado de las GPU era el único que estaba loco en cuanto a precios? En el ya típico y cómico «sujétame el cubata», los fabricantes de placas base van a entrar a competir por el precio más absurdo posible, al menos a tenor de los que se han filtrado en algunas de las placas base ASUS.

Precios de las placas base Z690, ¿2.000 euros?

Lo expuesto revela que una vez más ASUS marcará el camino a seguir en placas base, tanto en tecnología como en precios. Lo revelado muestra 19 placas base entre la gama Prime (6 modelos), TUF (sorprende ver solo 2 modelos), ProArt (una sola placa) y ROG (10 modelos).

ASUS-ROG-Z690-Motherboards-1

La gama empieza con la PRIME Z690M-PLUS D4, una placa que es más que básica para cualquier tarea y que emplea DDR4 en su haber. Además, llega en formato M-ATX teniendo el galardón de entre todos los modelos presentados, ya que el resto de placas es ATX o E-ATX.

Esta placa más compacta y más baja de gama ya está por los 218 euros, sentando precedente de hacia dónde van a ir los precios no solo en esta marca. A partir de ahí, la escalada es progresiva: 233, 249, 259, 271, 296, 310 y 322 euros, pero… Es llegar la gama ROG y tenemos el primer gran salto de precio que ya dispara al resto.

La gama ROG se vuelve inaccesible por precio

ASUS-ROG-Z690-Motherboards-5

Y es que pasamos de 322 euros a 352 euros por la versión G Gaming Wi-Fi, de ahí a los 371 por la única placa ROG con DDR4 dentro de la clase A. ¿Justificado? En primer término no lo parece, puesto que la TUF D4 y la A D4 parecen ser realmente similares en prestaciones y especificaciones.

Si ya es difícil de justificar este salto, el siguiente hasta los 438 euros por una placa ITX es de órdago, porque la placa en sí misma es una evolución de la Z590-I Gaming con apenas mejoras reales y a partir de dicho precio ya es un sector no accesible para la mayoría.

Subimos hasta los 486 euros para la F Gaming Wi-Fi, la placa que está destinada a ser, supuestamente, líder de ventas por su ratio de prestaciones y precio. Pero si esto nos parece ya un absurdo, la E Gaming está por 584 euros y ya lo restante es un despropósito con la gama Hero por 608 euros, APEX por 669 euros, FORMULA en 730 y la Extreme por 1.095€ al cambio.

ASUS-ROG-MAXIMUS-Z690-EXTREME-GLACIAL

Mención aparte para la EXTREM GLACIAL, la cual integra el mismo PCB que la EXTREME con un nuevo cover y un bloque full firmado por EK, la cual se va hasta los 1.947 euros, siendo la placa base de ASUS más cara de la historia. La pregunta más clara es ¿cómo piensan justificar estos precios en las placas base Z690? ¿Logística, precio de los materiales o diseño? ¿Todo al mismo tiempo? ¿Dónde está el límite? Hagan sus apuestas y abróchense los cinturones.

2 Comentarios